Begoña González

Acerca de Begoña González

Malabarista de profesión y comunicadora por afición. Mi trabajo es que los clientes estén contentos… ¡ahí es nada! Y mi vida se convierte en una circo de 5 pistas si a eso le sumamos 2 jefes, 2 hijos, medio blog (porque lo actualizo poco) y un marido del Atleti.
El nuevo must de las empresas: la transparencia

La transparencia: un “must” para las compañías

El mundo ha cambiado delante de nuestros ojos. Tras la bonanza económica, donde la burbuja inmobiliaria y empresarial crecía sin control, no nos preocupaba el planeta y vivíamos una crisis de valores, llegó la crisis económica a colocarnos en nuestro sitio, racionalizando de alguna forma nuestra manera de vivir.

Así que, tras la debacle económica que ha costado grandes sacrificios a empresas e individuos, parece que somos más conscientes de nuestro entorno, de la necesidad de cuidarlo e incluso de cuidarnos entre nosotros. Es grato leer estudios como el de la agencia Deep Focus sobre transparencia, que apuntan a que empezamos a consumir con más conciencia y que el 64% de los millennials prefiere comprar productos de compañías con conciencia social frente a productos de lujo. Un respiro que nos permite mantener la esperanza en la humanidad.

Sigue leyendo

Sin haters no hay exito

Sin haters no hay éxito

Te sientas delante de un cliente e intentas convencerle de la necesidad de un plan de relación con influencers. Las reacciones pueden ser variadas. Una de ellas, preguntar a qué área pertenece esta disciplina, porque las opciones son diversas: publicidad (a veces las acciones son pagadas), comunicación (se trata de establecer buenas relaciones; no siempre pagas), eventos (las acciones con influencers suelen estar ligadas a actividades de este tipo). Pero en muchas ocasiones las reflexiones no llegan a ese nivel porque, sencillamente, lo  primero que siente el cliente es miedo. Es difícil sacarlo de ahí y más si le aseguras que sin haters no hay éxito

Sigue leyendo

Herramientas digitales y relacion con influencers

Herramientas de gestión de influencers vs personas

Cada vez vemos más herramientas que nos prometen simplificar la gestión de influencers, pero no es la primera vez que la tecnología social se interpone en las relaciones humanas. Allá por 2008, cuando en Best Relations empezábamos a nadar en los océanos de los incipientes medios sociales, existían algunas voces que planteaban las estrategias desde una visión muy orientada hacia las herramientas digitales. Se hacían listados de plataformas en las que tener presencia (cuantas más mejor), se medían mil cosas con múltiples soluciones web (cuantas más mejor) y se depositaba el éxito de una campaña en los rankings que median otros tantos factores (cuantos más mejor).

Sigue leyendo

Alta direccion y transformacion digital de las empresas

El imparable empuje desde abajo de la transformación digital

Es sorprendente que el proceso de transformación digital de las compañías haya sido una guerra de guerrillas. Desde diversos departamentos de las organizaciones se detectó hace tiempo la necesidad de emprender el paso hacia lo digital y cada uno de ellos ha enfocado este cambio desde su particular perspectiva. Los departamentos de Marketing y Comunicación, de Recursos Humanos o de TIC abordaron la transformación desde enfoques distintos que ahora, afortunadamente, están abocados a confluir.

Mientras tanto, la alta dirección permitía esas iniciativas, con más o menos apoyo, sin aportar una visión global, sin servir como aglutinadora y organizadora del mismo, y sólo cuando la ola del cambio ha sido imparable. Hasta que el empuje desde abajo ha sido tan irrefrenable como el gas que brota de una botella de gaseosa agitada, no se han percibido las primeras iniciativas organizadas y estratégicas de lo que se viene llamando la transformación digital.

Sigue leyendo

comunity-manager

Cuando la realidad estropea la planificación del community manager

La inmediatez de las redes sociales implica riesgos. Dichos riesgos evidencian, a veces, que detrás de la comunicación on-line, efectivamente, hay personas. Y las personas, en ocasiones, se equivocan.

Sigue leyendo