De influencers y otras divas

De influencers y otras divas

15 / ene / 2014 | Escribir un comentario

Cuando leí esta noticia acerca de una fallida propuesta para publicar tuits patrocinados, me corrió un sudor frío por la espalda y agradecí al cielo no ser yo el blanco de las bromas del cómico norteamericano Patton Oswalt. Ni imaginarme quiero la cara del bien intencionado ejecutivo de la empresa Brander Influencers que perpetró la gran idea, no sé si propia o ajena, de contactar con celebrities a través de Twitter -y en público- para proponerles participar en una campaña para promocionar un concurso de monologuistas y cómicos.

Sigue leyendo

Vídeos musicales interactivos

Vídeos musicales interactivos: ¿experimentación o marketing?

27 / nov / 2013 | Escribir un comentario

Hace escasos días, nos llegaba la noticia de la creación del vídeo musical más extenso hasta la fecha. El artífice no podía ser otro que el llamado a convertirse en “hombre del año”, alias Pharrell Williams, que nos proponía 24 horas reales de felicidad non-stop.

Con su propuesta Happy se amplía la larga lista de conocidos artistas del mundo de la música que se suman a esta nueva tendencia de innovar a través de vídeos interactivos. Este último ejemplo, además de extenderse a lo largo de todo un día (si de verdad hay alguien capaz de perder tanto tiempo mirando fijamente a una pantalla mientras suena la misma canción), tiene la capacidad de adaptarse a la hora exacta en la que el espectador se dispone a visionarlo, permitiéndole elegir si adelantarlo o retrocederlo a su momento preferido de la mañana, la tarde o la noche. Sin duda, se trata de un auténtico reto musical de larga duración para el señor Williams.

Sigue leyendo

Thinking outside the box

Thinking outside the box en comunicación

16 / sep / 2013 | 3 Comentarios

El pensamiento lateral, disruptivo o lo que llamamos pensar “fuera de la caja” (thinking outside the box) caracteriza a cualquier persona que se haya planteado o propuesto hacer cosas de manera diferente.  No importa si es pintar un lienzo, rodar una película o arreglar la patilla de unas gafas. Los que trabajamos en comunicación, publicidad y relaciones públicas sabemos muy bien que afrontar los mismos retos de manera diferente es una línea de trabajo que da buenos resultados. De hecho, me atrevería a decir que es, hoy por hoy, la única manera de trabajar, sobre todo ahora, cuando la saturación de mensajes es tan grande que no se entiende nada entre tanto ruido.

El clásico juego consistente en unir 9 puntos con 4 líneas rectas sin levantar el lápiz refleja a la perfección por qué encontrar soluciones novedosas y creativas es la única vía para resolver ciertos retos. El secreto fundamental para resolver este reto es atreverse a salirse del cuadrado marcado implícitamente por los propios puntos. La mayoría de personas que se plantea resolverlo piensa que las líneas que conectan los puntos no pueden ir más allá de ellos. ¿Por qué? Nadie lo indica cuando se explica el ejercicio, pero solemos crear esa restricción porque sí. Cuando conoces las posibles soluciones, te das cuenta de que te has empeñado en hacer las cosas de una manera “limitada”, sin mirar más allá.

Cómo unir 9 puntos con 4 líneasAlgo parecido pasa cuando tenemos que utilizar herramientas “externas”, desarrolladas por terceros, en el ámbito de la comunicación. Este hecho se acentúa cuando hablamos de informática o programación, pues los que nos dedicamos a comunicación no solemos dominar la tecnología lo suficiente como para retarla. ¡ERROR! La tecnología, ya hablemos de Twitter, Facebook, un banner o una aplicación web, se crea, se transforma y, por supuesto, se puede poner a los pies de lo que nos pase por la cabeza. Para eso está.

Si, por ejemplo, concebimos Twitter sólo como una herramienta para lanzar tuits, publicar fotos o difundir vídeos, estamos pensando “dentro de la caja”. Asumiremos que con esa plataforma no podemos hacer nada más que eso. Pero, ¿qué pasa cuando un par de creativos, ejectuvos de cuentas y clientes locos se proponen desafiar la tecnología? Que aparecen acciones tan chulas como éstas:

  • Desafío #1: tiempo real, nivel “Máster del Universo”

¿Tuits que aparecen en tiempo real en un anuncio de tele? Challenge accepted. Coca-Cola Rumanía lanzó la campaña #LetsEatTogether a través de la cual emitieron una serie de anuncios en televisión con los que los usuarios podían interactuar ¡en directo! De esta manera, veían sus mensajes en la pantalla cuando incluían en sus tuits el hashtag de la campaña.

  • Desafío #2: Twitter como provocación publicitaria

La marca de coches Abarth realizó una acción en Twitter para la campaña de lanzamiento de su modelo Abarth 500 al que le acompañaba el claim “Too Fast to Follow” (Demasiado rápido para seguirlo). Para ello, creó una cuenta de Twitter que nadie podía seguir. ¿Imaginas por qué? ;-)

  • Desafío #3: ¿dónde está Wally? En Instagram

Llega el Open de EEUU y Heineken es patrocinador del evento tenístico más importante del verano. Para sacar partido, la marca de cerveza  creó un perfil  específico en la red social Instagram para transformarlo en un divertido juego de perscipacia y observación al más puro estilo “¿Dónde está Wally?”. Gracias a las diferentes pistas que la marca iba proporcionando, los usuarios debían encontrar a una persona entre la multitud en las gradas de las imágenes compartidas. Aquel que fuera el primero en localizarla y comentara la foto en cuestión, ganaba entradas para los partidos del torneo.

  • Acción de Heineken en el Open de EEUUDesafío #4: un banner para dominarlos a todos

Las campañas de fundraising, o recogida de donativos, necesitan generar impacto y atención en los usuarios. La asociación serbia White Cane, dedicada a trabajar con perros guía en pro de las personas invidentes, lanzó la campaña “Web Blackout” que tenía por objetivo concienciar a los usuarios de la realidad del día a día de estas personas. Para ello, desarrollaron un banner, expuesto en los principales medios online de Serbia, que literalmente apagaba la luz de la pantalla del ordenador del usuario y en el que se podía ver un bastón buscando el botón que permite volver al contenido del medio. El anuncio termina con la frase: “Para ti es muy fácil escapar de la oscurida;, para otros, es imposible”.

  • Desafío #5: bostezar tiene premio

La marca de café Douwe Egberts imaginó  un mundo donde todo lo que uno tiene que hacer para recibir una taza de café gratis es bostezar. Sí, sólo bostezar. Con su campaña “Bye Bye Red Eye”, la marca instaló en más de 210 aeropuertos máquinas expendedoras capaces de detectar si la persona que se acercaba a ella para aliviar su sueño con un café bostezaba. Si era así, la máquina le proporcionaba un vasito de café totalmente gratis. ¡Qué maravilla!

  • Desafío #6:  ¿anuncio? Que se lo haga el usuario

La filial australiana de Audi desarrolló una interesante acción web para el lanzamiento de su modelo Audi Quattro, en la que permitían a los usuarios “rodar” y montar su propio anuncio del modelo de coche. Gracias a la instalación de múltiples cámaras dentro y fuera del vehículo, junto con la aplicación web Land of Quattro, el usuario tenía la oportunidad de elegir ángulos, enfoques, transiciones y perspectivas para convertirse en el director de su propio anuncio. Todo un ejemplo de brick content marketing sobre cuatro ruedas.

  • Desafío #7: una nueva dimensión del parallax scrolling

¡¡¡Parallax, parallax, parallax!!! Estamos todos locos con esta nueva manera de navegar por las webs que nos permite hacer un scroll casi infinito y, en ocasiones, también en horizontal. Una experiencia contínua y diáfana de navegación muy visual que huye de los menús y las secciones de las subsecciones de las secciones (¿dónde habremos visto algo parecido?). Pues bien, para el lanzamiento de su línea de ropa para el hogar, Diesel lanzó una web donde transformar el parallax en toda una experiencia, muy divertida, donde el scroll se convierte en una forma de navegación a través de escenas “congeladas” con las que interactuar. Es mejor que lo probéis vosotros mismos.

Campaña interactiva de Diesel¿Son o no son soluciones de comunicación diferentes? Recuerda: Piensa fuera, y más allá, de la caja ;-)

Sara Martín

@_SaraMP_

faunia

“Soy una Madre Bestial”: blogmarketing en el sector de la maternidad

10 / jun / 2013 | Escribir un comentario

El devenir de nuestra vida personal y profesional nos está llevando a convertirnos en unos grandes expertos en el sector de la maternidad y, gracias a nuestros clientes, estamos teniendo la oportunidad de desarrollar exitosas estrategias en social media que tienen a las madres y a los padres como protagonistas.

En la maternidad (o paternidad) es el corazón el que manda y, con esto en mente, creamos para Faunia, con quien trabajamos, la insignia “Soy una madre (padre) bestial by Faunia”, que reivindica el instinto maternal, el amor fiero, la capacidad asombrosa de las madres y padres para llegar a todo, estar en todo, darlo todo…

El lanzamiento de esta insignia se enmarcó en una acción de blogmarketing en la que invitábamos a un grupo de blogueros hacer una visita muy especial al parque Faunia, en Madrid, centrándonos en las madres y padres coraje que habitan cada uno de sus ecosistemas. De este modo, supimos que las mamás manatíes amamantan a sus hijos durante más de 2 años y los ayudan a convertirse en los ejemplares que serán en su vida adulta, llegando a pesar más de 400 kilos, o que las mamás wallabies se desplazan con sus crías en la bolsa marsupial ¡hasta 200 días seguidos!

Pero también contamos con ejemplos de padrazos, como por ejemplo los papás tucanes que preparan su nido con un amor infinito para recibir a sus crías y luego las alimentan pelando amorosamente la fruta para que la coman sin problemas, o los pingüinos, que incuban sus huevos junto a su madre. En fin, que tratamos con sensibilidad y mucha afinidad una acción que requería corazón.

Así vieron algunos de nuestros invitados esta visita:

Trastadas de mama

Mamá sin complejos

De mi maternidad y otros demonios

Ahora la madre soy yo

Una maternidad diferente

Mi menú sin leche

Mi vida con hijos

Como colofón, hemos propuesto a la comunidad bloguera maternal que se adscriba a este movimiento de maternidad bestial y que incluyan la insignia en sus blogs, reivindicando el hecho de ser madres o padres bestiales. Así, generamos cercanía y empatía, siendo fieles a la propuesta del cliente, pero también aportando valor y cariño a nuestros públicos.

Begoña González

@BEGOGLEZ

madres-felices

Claves para un proyecto de éxito: Suavinex y El Club de las Madres Felices

15 / abr / 2013 | Escribir un comentario

Me gusta mi trabajo, y El Club de las Madres Felices de Suavinex tiene gran parte de culpa.

Estoy segura de que pocas veces el desarrollo de una estrategia 2.0 ha salido tan de las entrañas como ésta y, muy satisfactoriamente, vemos cómo tras 2 años y medio de trabajo, la comunidad crece y el proyecto avanza hacia conceptos y estrategias novedosas y muy interesantes.

¿Las claves para que un proyecto salga bien? Ahí van:

- Un cliente que confía y apuesta. La historia de Best Relations con Suavinex es bonita, casi de película. Hace 4 años fui madre y, animada por mis jefes, buscaba empresas con las que deseara trabajar. Una de las primeras que me vino a la cabeza fue Suavinex. Los perseguí, los llamé, creo que incluso llegué a ser pesada…  pero lo conseguimos. Presentamos ideas, nos dijeron que lo pensarían, nos citamos para más adelante, volvimos a hablar, pasó casi un año y arrancamos el proyecto: nacía la comunidad El Club de las Madres Felices. Junto con Suavinex, hemos crecido, hemos evolucionado y, con nosotros, la comunidad y el proyecto, siempre desde la mayor confianza de un cliente valiente y casi diría que leal, porque nos ha dejado trabajar  y ha apostado por nosotros sin “peros”.

- Una materia que nos apasiona. Ser madre y bloguera ha cambiado mi vida y, a nivel profesional, que es lo que aquí compete (lo personal podéis verlo aquí), el Club de las Madres Felices es el germen que nos ha permitido desarrollar estrategias para otros clientes del entorno de la maternidad o la mujer (como éste o éste). Estoy segura de que la pasión por la maternidad (la mía, la del equipo y la propia de Suavinex) ha sido una de las claves de la buena marcha de este proyecto.

- Conocimiento profundo de la blogosfera maternal y sus aledaños. Cual claim del famoso programa 21 días de Adela Úcar, “No es lo mismo vivirlo que contarlo”, nosotros vivimos la maternidad y su blogosfera  y creemos que se nota la diferencia.

- Intentar estar siempre a la vanguardia y conseguirlo. Que la relación con el cliente sea buena no exime el sentir presión… El aliento del cliente en nuestro cogote, vaya. Y lejos de aumentar nuestro estrés, nos motiva y nos ha dado alas para crear una preciosa acción transmedia llamada Little Luxuries, donde estamos conociendo la vida de 4 blogueras, especializadas en áreas diferentes, siempre en el entorno de la maternidad: moda, handmade y cooking. La comunidad opina, participa y co-crea el contenido del proyecto que se desarrolla en varios niveles de discurso, sobre diferentes plataformas y en diferentes formatos.

Suavinex es amor, y como buen ejemplo de slow-comm, siente y vive la maternidad desde esa verdad que traslada a sus productos, a sus comunidades y a sus proyectos.

Begoña González

@BegoGlez

oreo-social-media

Oreo, o cómo sacar partido a un icono en social media

05 / mar / 2013 | 1 Comentario

Aunque no sea cosa nuestra, hay que reconocer el trabajo bien hecho. En ese apartado merece la pena destacar el aprovechamiento que está haciendo Nabisco de las plataformas de social media con uno de sus productos estrella: las galletas Oreo. A priori, parece fácil generar atención y ruido mediático en torno a una marca de reconocimiento mundial, pero a veces es eso lo que se vuelve complejo. En este caso, merece la pena analizar cómo han enfocado su posicionamiento en medios sociales.

Oreo es un icono internacional. No es sólo que sea un producto de consumo masivo -que lo es-, sino que ha alcanzado la categoría de referente mundial. El esquema de las dos bases de galleta de chocolate con su crema de nata en medio ha servido de referencia para cientos de productos similares, cuando no son directamente una copia del original. Y es precisamente esta competencia a diferentes niveles la que constituye la principal amenaza de la famosa galleta. ¿Cómo conseguir que el consumidor tenga claro que la Oreo original es algo especial que la distingue de sus competidoras? ¿De qué manera lograr establecer un vínculo emocional que pueda ser decisivo para inclinar la balanza al estirar la mano hacia el lineal y decidirse por una u otras opciones?

En el caso de Oreo, la clave está no tanto en convertir la galleta en protagonista, sino en dar esa posición al consumidor. Él es el que ha hecho del producto algo diferente, y sólo los que consumen Oreo saben que no se puede comparar a nada más (al menos, ésa es el mensaje que reside en la base de la estrategia de comunicación). Igual que los “trekkies” se reconocen en su saludo, el consumidor de Oreo se identifica por su forma de comer la galleta: separándola en dos y lamiendo su crema.

¿Y qué pintan las redes sociales en todo esto? Son el instrumento perfecto para dar visibilidad a ese sentimiento de diferenciación que distingue a los consumidores del producto. Explotando la complicidad de los usuarios, se consigue algo tan difícil como generar sensación de exclusividad… aunque la página en Facebook cuente con más de 32 millones de seguidores.

Cada acción de Oreo en social media tiene tres elementos:

  • La galleta como objeto con el que jugar.
  • El consumidor que decide cómo quiere utilizar la galleta.
  • Un elemento de cohesión para difundir a través de las redes sociales: un hashtag.

El mejor ejemplo ha sido la campaña “Cookie vs Creme”, que registró su momento cumbre durante la última final de la Super Bowl en Estados Unidos con un divertido anuncio que dio visibilidad a la propuesta. La acción retaba a los consumidores a definir si les gusta más la parte de galleta (“cookie”) o la de crema (“creme”), desdoblando el enfoque en dos hashtags para Instagram. Compartiendo una foto en esta red con la etiqueta #cookiethis o #cremethis, se retaba a Nabisco a convertir en figura de chocolate o de crema la imagen posteada. El resultado han sido más de 38.000 fotos compartidas con uno de estos hashtags, de entre las que los artistas de la compañía escogieron algunas para transformarlas en originales figuras de dulce.

Perfil de Oreo en Instagram

La acción se desdobló en Facebook, aunque no lo hizo en Pinterest (probablemente porque no le reporte tráfico, interacciones… o porque hay que saber dosificar los recursos), pero al apoyarse en hashtags, se reveló perfecta para compartir en Twitter. Y funcionó. El efecto viral estaba garantizado, sobre todo si el resultado era una llama de chocolate. ¿Habrá sido cosa de Lory Money?

Nabisco y Oreo no se detienen ahí. Continuamente sorprenden a su comunidad con nuevas acciones ingeniosas. El año pasado fue #dailytwist, que les sirvió para convertir a la popular galleta en símbolo de causas y fechas emblemáticas. Ahora toman el relevo los vídeos de la Oreo Separator Machine.

¿Quién quiere sentimentalismos cuando el humor es lo que más nos une en internet?

Carlos Molina

@molinaguerrero

diseno-web-adaptabilidad

Diseño web: adaptabilidad, usabilidad y originalidad

06 / feb / 2013 | 5 Comentarios

Las modas están naturalmente ligadas al concepto de actualización o renovación. Sin embargo, en el actual momento de la era digital, la proliferación de los smartphones, redes sociales y campañas virales hace que esta actualización sea constante. La permanencia pierde todo su valor y la información se vuelve fugaz, instantánea y simultánea, pero no olvidemos que también efímera. Llega un momento en el que resulta verdaderamente difícil estar al tanto de lo que se lleva, ya que lo que un día es vanguardia al poco tiempo queda descatalogado. El diseño web no es ajeno a esto.

En el terreno visual la cosa se complica, y esta continua generación de tendencias es, si cabe, mayor. Sin embargo, si nos fijamos atentamente, podemos observar una serie de pautas que guían el diseño web actual y que yo agruparía en tres vías diferenciadas:

- Adaptación a los soportes, también conocida como responsive web design.Un buen ejemplo de ello es la web de Pierrick Calvez. Las tecnologías avanzan y los dispositivos móviles cobran cada vez más importancia. Lógicamente el diseño web avanza en paralelo y la tendencia evoluciona más allá de crear distintas versiones de una misma web; lo que se busca ahora es crear un diseño único que funcione bien en todos los dispositivos disponibles. Guiado por esta tendencia móvil, el diseño busca botones cada vez más grandes y los desplazamientos se vuelven infinitos vertical u horizontalmente.

- Menos es más. Formas puras y limpias, colores neutros y desaturados; el minimalismo y los espacios blancos cobran cada vez mayor protagonismo en el diseño online. La búsqueda de una mayor usabilidad lleva a crear menús fijos facilitando al usuario el scroll infinito. Las transparencias son cada vez más frecuentes y la influencia de redes sociales como Pinterest ha creado una ola de diseños en forma de azulejo o ladrillo.

- Originalidad ante todo. No nos podemos olvidar de uno de los principios del diseño, y es que lo llamativo y original, gusta. Por ello, las ilustraciones y fotografías atractivas son un recurso frecuente. Las primeras ocupan cada vez más páginas a modo de infografía, mientras que las fotos se agrandan llegando a ocupar toda la pantalla. La tipografía gana protagonismo y tamaño, disponiéndose como si de una imagen se tratara. Cada vez vemos más el uso del skeumorfismo, estilo de diseño que imita un artefacto o material que existe en la realidad. Aunque no sea muy conocida, es una tendencia que vemos continuamente en aplicaciones de iOS como la calculadora o el bloc de notas y, cada vez más, en los diseños web.

Y hasta aquí un breve repaso de lo que podemos ver en estos momentos en diseño web aunque, como he mencionado antes, en la actualidad la mayor tendencia es el cambio constante.

Mercedes García

@Mercegarten

zagat

Zagat o el triunfo de la opinión de los consumidores

19 / nov / 2012 | Escribir un comentario

De entre las muchas cosas que merecen nuestra atención al pasear por las calles de Nueva York, una que puede pasar inadvertida al turista extranjero es la unanimidad de un elemento en las puertas de los restaurantes de la ciudad: la pegatina de Zagat.com. La mayoría de los establecimientos hosteleros más  destacados muestra, con esta insignia, que son un buen lugar donde parar a tomar algo. Y si no estás bien valorado en Zagat.com, no merece la pena que te refugies en otra firma, guía o plataforma para destacar tus cualidades, porque los clientes no le darán importancia. Ni Yelp, ni Foursquare ni otras plataformas locales han logrado la unanimidad que aquella tiene en Estados Unidos.

La historia de Zagat va en el sentido contrario al de muchas iniciativas lanzadas en internet en el campo de las sugerencias de ocio. Todo comenzó en 1979, precisamente en Nueva York, de la mano de Nina y Tim Zagat (ya hemos resuelto el porqué del nombre). Ambos crearon una guía impresa de locales de restauración basada en encuestas que, inicialmente, le hacían a sus amigos, y que progresivamente fueron ampliando su alcance.

Las Zagat Restaurant Surveys se convirtieron en una especie de Guía Michelin popular en la que no eran críticos de cocina reputados los que ponían la puntuación, sino los propios comensales, sin importar su origen. Sólo valía su experiencia.

Del papel se dio el salto a internet, y con un modelo de negocio claro: sólo podía opinar quien se suscribiera al servicio. La cosa cambió cuando, en 2011, Google adquirió Zagat por más de 150 millones de dólares. Fue entonces cuando se abrió gratuitamente a todo el mundo y se integró en Google+, en el apartado Google+Local. Los sondeos y rankings de Zagat abarcan ciudades en 25 países, y ya no se limitan a valorar restaurantes o bares. También se consulta a los usuarios por hoteles, campos de golf, cines e incluso compañías.

En España aún no hay nadie que cuente con la unanimidad de la que goza Zagat. La puerta de un restaurante puede reunir diversas pegatinas que transmitirán más o menos seguridad a los comensales, pero que diferirán de las que tendrá el local situado al lado. La Guía del Trotamundos es una referencia, pero se orienta a turistas y sólo es offline. La Guía Repsol es nuestra Michelin hispana, pero en ella prima la más alta calidad y las opiniones de los expertos. 11870 es la propuesta digital más popular, pero su formato no es el de un ranking, sino que priman los comentarios y las fotos, mientras que las puntuaciones no se detallan tanto por categorías como sucede en Zagat. Y si nos fijamos en rankings abiertos en la Red, TheRanking.com podría ser la respuesta, pero no cuenta con visibilidad, volumen de usuarios ni credibilidad suficientes.

¿Qué hace de Zagat.com un éxito? Son varias las claves:

  • Fiabilidad: más de 30 años de experiencia han permitido corregir fallos y ganarse el respeto de los consumidores. Mientras webs como TripAdvisor se han visto envueltas en la polémica por la existencia de comentarios falsos debido a su falta de sistema de autentificación de identidades, los usuarios de Zagat creen en su utilidad y se han preocupado por mantener la calidad porque están acostumbrados a emplear su identidad real en la plataforma.
  • Modelo consolidado: en vez de ser un proyecto web que busca ser masivo partiendo de la gratuidad, Zagat nace en el mundo offline con una propuesta de negocio basada en la venta de un producto (los Surveys y las actuales guías Zagat), y evoluciona hacia la Red apoyándose en la exclusividad, porque sólo los socios de pago pueden opinar y apoyarse en los comentarios de otros usuarios como ellos. Es fácil difamar cuando sale gratis, pero cuando hay que pagar, la mayoría opta por pasar del tema.
  • Planteamiento sencillo: Zagat.com traslada el modelo de su guía en papel a la web. El formato es el ranking, es decir, ordenar los establecimientos del mejor al peor valorado sobre un máximo de 30 puntos, y no sobre un máximo de cinco estrellas, menos concreto. De un golpe, tienes una visión clara de lo que más te interesa. A los usuarios les gusta el modelo, y a los establecimientos les permite presumir para captar público cuando se encuentran entre los más valorados.
  • Valor añadido a todos los niveles: ahora que Zagat pertenece a Google y se ha abierto su uso a todo el mundo, sin pago por suscripción, cabría pensar que el modelo de negocio que ha sustentado a la empresa se hundirá. Pues no exactamente. Zagat.com incentiva a los internautas a participar y valorar ofreciéndoles descuentos y regalos, incluidos ejemplares de su guía en papel. Además, organiza eventos como catas, preaperturas de restaurantes o visitas exclusivas. Y puede hacerlo porque es una marca de prestigio. ¿Qué obtiene Google? Información referenciada para vincular a otros servicios, como Google+ o Google Maps, y una buena base de usuarios que pueda integrar con el resto de sus plataformas.

Opinar no tiene por qué ser un peligro para la reputación de las empresas. Cuando el planteamiento es acertado y existe confianza, opinar puede ser el negocio.

Carlos Molina

@molinaguerrero

casa del libro

La crisis de Casa del Libro en Facebook

07 / nov / 2012 | 4 Comentarios

Un buen día Xose entra en el muro de Facebook de Casa del Libro. Allí encuentra un concurso mediante el cual podrá ganar entradas para un espectáculo si es de los primeros en responder a una pregunta. Efectivamente, es de los primeros en responder y además acierta en la respuesta. Sus entradas, por tanto podrían considerarse aseguradas.

Pasan las horas y, por lo que se ve, nadie más se decide a participar. ¡Un triunfo aún más seguro para Xose! Como el concurso está más frío que el pico de un pingüino, desde Casa del Libro intentan animar la cosa con un “vamos chicos, que queda poco para cerrar el concurso”. La iniciativa tiene éxito y participan unas cuantas personas que parecen ser compañeros de trabajo en una agencia de marketing (una agencia, dicho sea de paso, que no trabaja para La Casa del Libro). En resumen: alguien de esa agencia (o que había trabajado allí) se enteró y avisó a sus compañeros de la oportunidad de disfrutar de una noche de teatro gratis y decidieron participar de forma prácticamente simultánea. En el fondo, nada que tú o yo no compartiríamos con nuestros amigos en caso de detectar una oportunidad similar. Las malas lenguas opinan que fue el organizador del concurso quien les avisó en plan amiguete, pero eso es rumorología y debe pasar a formar parte del capítulo LUSD (Leyendas Urbanas Sin Demostrar).

Llega el momento de cerrar el concurso. El o la Community Manager del establecimiento indica a los ganadores que en plazo de unos cuantos minutos deben enviar sus datos personales por mensaje privado para poder tener derecho al premio. Xose estaba a otras cosas en ese momento y no podía enviar mensajes privados aunque se ofreció a enviar sus datos mediante otras vías como el correo electrónico. Le ignoraron. Resultado: Xose se quedó sin premio. El presunto grupo de amigos se llevó las entradas.

Conclusiones:

1) Xose denunció lo injusto de su caso. El tema llegó a las primeras posiciones de Menéame y a algunos medios de comunicación.

2) Se montó un pollo de mucho cuidado, compuesto por una larga lista de insultos -muchos de ellos injustificados- en el muro de Facebook de Casa del Libro. Pasará mucho tiempo antes de que se olvide este episodio.

4) El concurso incumplía todas las normas habidas y por haber en Facebook en lo que se refiere a concursos. Esto es motivo suficiente para que la red social decida cerrar la página de la popular librería.

5) La actitud de Casa del Libro es deplorable. Muchos usuarios de redes sociales se han metido con la persona que gestiona la página en Facebook de la empresa cuando en realidad no tiene por qué ser culpa de dicha persona, sino de la empresa. De hecho, muy posiblemente ese empleado o empleada (o colaborador) ni siquiera es community manager. En muchas empresas gigantescas no existe esa figura. Por poner un ejemplo: una amiga mía, que es secretaria, gestiona las redes sociales de una gigantesca compañía de seguros sin haber recibido nunca una formación específica sobre gestión de comunidades. Los directivos de Casa del Libro seguramente pensaban que Facebook es un buen sitio para tirar migajas a los pobres mediante cutre-concursos. “¡Qué más da!”, debió de pensar alguien. “Esto de las redes sociales es un cachondeo y no hace falta que le dedique más que un presupuesto raquítico”. O eso, o han errado absolutamente eligiendo a quien debía gestionar su presencia en redes sociales (o ambas cosas). Ahora ya están pagando las consecuencias de su error. Si no te tomas tu presencia en redes sociales en serio, mejor que no te metas. ¿Dejarías que en un juicio contra tu empresa te defendiese el becario o la secretaria? O si contratases un abogado, ¿le pagarías una miseria? No, ¿verdad? Entonces, ¿por qué actúas de esa manera cuando tienes que tratar con personas que son tus clientes o pretendes que lo sean? Lamentable. Casa del Libro aprenderá mucho (o debería hacerlo) sobre la importancia de gestionar adecuadamente su presencia en redes sociales, al igual que parece ser que Nestlé aprendió mucho en su momento cuando Greenpeace decidió colgar un vídeo en su muro de Facebook.

6) Lo que es más lamentable aún es que, sin comerlo ni beberlo, se haya visto afectada la reputación de la agencia para la que trabajan o trabajaban los ganadores finales de las entradas del espectáculo, una empresa que nada tiene que ver con Casa del Libro y que ha sido acusada de forma infundada por personas que priorizan el insulto frente a la reflexión. De hecho, si la librería hubiese contratado a esa o a otra agencia profesional, nada de esto le habría sucedido.

7) Nunca sabes por dónde te puede surgir una crisis, pero como siempre: el mejor arma para evitarla es la prevención. ¿Y qué hay que hacer para prevenir? Contratar profesionales cualificados, sea para el campo que sea.

8) Aquí en España estamos todos muy quemados con todo este rollo de la crisis y nos basta la mínima excusa para saltar y exasperarnos. Son los tiempos que corren. El muro de Facebook de Casa del Libro lo demuestra. El margen de error se ha reducido mucho.

9) Felicidades a Xose por denunciar las malas prácticas en el concurso. Las plataformas sociales nos dan oportunidad de compartir buenas y malas noticias.

10) Por lo menos, Casa del Libro no ha retirado el post del concurso de su muro de las vergüenzas. Es la única honra que les queda, aunque no les cubre de gloria precisamente. Eso sí: permite identificar tanto a quienes se quejan de forma justificada como a los que se desautorizan a sí mismos.

En fin, ¿os acordáis de lo que se autorresponde Faemino cuando arranca sus actuaciones diciendo “Y dicen que esto es fácil”? Pues eso. Es lo que creen muchos: que esto de gestionar las redes sociales es fácil. Coincido en la respuesta con Faemino ;)

¿Hemos aprendido la lección?

 Stephan Fuetterer

@sfuetterer

 

transmedia-storytelling

Transmedia y storytelling: casos y ejemplos

02 / nov / 2012 | 3 Comentarios

Hace unas semanas, tuvimos ocasión de participar en la jornada sobre transmedia y storytelling organizada por la Universidad Carlos III de Madrid. Si te lo perdiste, aquí tienes el vídeo en el que nuestro compañero Diego Rivera, director de estrategia y creatividad de Best Relations, nos cuenta a través de ejemplos en qué consiste la comunicación transmediática (comienza en el minuto 6:40).

Además, como prometimos, nos gustaría compartir contigo el documento con la presentación mostrada durante la jornada. Una presentación que, como no podía ser de otra manera, fue transmedia: arrancó un día antes en YouTube y Twitter (como bien señaló Pablo Gonzalo en su blog) y terminó con un post donde aportamos las definiciones (más académicas) de transmedia y storytelling.

Disfrutad de la presentación, porque merece la pena: