Censuras de Facebook - blog

La censura en tiempos de Facebook: ¿culo o codo?

A principios de mes saltaba a las redes una noticia que supone un episodio más dentro de la saga “Facebook y la Decencia“: la poeta Luna Miguel denunciaba en su blog que Mark Zuckerberg (o alguien a su cargo, claro) había censurado su cuenta. ¿Por qué? Por dar a conocer su nuevo libro, El dedo: breves apuntes sobre la masturbación femenina, en un post que contenía la ilustración de la imagen de portada: el trazo naif de un dedo sobre una curva sugerente. Sin embargo, ni la página de la editorial (que publicó un post similar), ni el perfil de otros usuarios que compartieron la misma imagen como apoyo a la poeta, fueron denunciados. Facebook había cerrado un perfil por compartir una ilustración más bien abstracta, pero no actuó igual con el resto de usuarios que compartieron lo mismo. Entonces, ¿en qué se basan las restricciones de Facebook? ¿A qué se debe esa censura?

Pues bien, el caso de Luna Miguel ha vuelto a avivar el debate del excesivo puritanismo de Facebook en materia de desnudos. El famoso movimiento #FreeTheNipple ganó una batalla al conseguir que Facebook cambiara sus Normas Comunitarias aceptando “fotos de mujeres que estén dando el pecho o que los muestren con cicatrices por una mastectomía”. Pero la red social sigue siendo tajante con los desnudos gratuitos: “eliminamos fotografías que muestren los genitales o las nalgas en su totalidad y de una forma directa. También restringimos algunas imágenes de pechos de mujer si se ve el pezón (…)”.

Facebook permite fotos de mujeres que estén dando el pecho pero sigue siendo tajante con los desnudos gratuitos

Es aquí donde saltan las alarmas. ¿Hasta qué punto choca la privacidad y la seguridad con la libertad de expresión? ¿Por qué se prohíben los desnudos y no otras prácticas que la red social condena directamente?

Facebook responde: “Restringimos la exhibición de desnudos para evitar que determinados sectores de nuestra comunidad global que muestran una especial sensibilidad ante ellos se puedan sentir mal; en particular, por su contexto cultural o su edad”. Es decir, lo que en España tenemos más que aceptado socialmente (como puede ser la imagen de un pecho o un pezón), no es así en otras sociedades.

Llevándolo al terreno del día a día, detectar un pecho desnudo por un programa informático es relativamente fácil. Sin embargo, atajar comentarios racistas que surgen en determinados foros es más complicado. Para ver un ejemplo, presta atención al siguiente caso:

Un artista publica en Facebook una foto en la que vemos a un hombre y una mujer. Ella lleva el pecho descubierto (sí, hay pezones) y él está sentado con un cartel que pone “No compres en los comercios extranjeros”.

¿Cuál de los dos comportamientos es penado por Facebook?

Efectivamente, amigos. ¡¡El desnudo!!

El artífice de esta acción es el artista Olli Waldhauer, quién subió la imagen con el propósito de dejar en ridículo a Facebook previendo lo que ocurriría después: la imagen fue censurada con un mensaje de Facebook que argumentaba el desnudo como motivo de la retirada de la fotografía. Pero del racismo textual de la fotografía, nada.

Lo que en España tenemos más que aceptado socialmente no lo es así en otras sociedades, y de ahí las puristas restricciones de Facebook

Podríamos seguir citando miles de curiosos casos de censura por desnudo, desde el cierre de la cuenta del museo parisino Jeu de Paume en 2013 por publicar un desnudo clásico fotografiado en 1940, hasta el reciente bloqueo a la publicación de un dibujo de Donald Trump desnudo de la artista Illma Gore. Tampoco pasa desapercibido el surrealista hecho de que Facebook censurara una foto confundiendo un codo con un pezón.

Qué hacer cuando Facebook bloquea tu cuenta

Vale, con una base de más de 1.600 millones de usuarios activos mensuales en todo el planeta, podemos entender (y no apoyar) que Facebook opte  por la censura automática frente a la reflexión con la finalidad de evitar publicaciones ofensivas a alguna de las tantas culturas y costumbres que habitan en su plataforma. Pero, una vez que han denunciado o cerrado tu perfil, ¿qué hacer para recuperarlo?

Si eres un perfil particular normal y corriente, es decir, no eres una empresa o marca y no inviertes en publicidad en Facebook a través de ninguna página, te toca esperar:

  • En el caso de una infracción leve, la red social de Zuckerberg considera que tu publicación vulnera sus criterios y te suspende la cuenta temporalmente durante 24 horas, previo aviso por correo electrónico. A este correo se recomienda contestar alegando los motivos por los cuales consideras que tienes razón. Pasado el tiempo te permitirán usar tu cuenta de nuevo pero, si vuelves a subir el post que fue “prohibido”, te bloquearán la página incrementando el periodo de tiempo o incluso llegando a su eliminación.
  • Si la infracción es grave, la eliminación de la cuenta es una decisión inapelable (que fue lo que le pasó a Luna Miguel). En ambos casos te recomendamos paciencia. 

Si Facebook bloquea tu cuenta, tendrás que esperar a que se reactive automáticamente y responder al correo electrónico con tus alegaciones

Otras redes sociales

  • Instagram: Dado que pertenece también a Facebook, también se prohíbe la exhibición de imágenes de pechos femeninos donde se vea el pezón. Aunque de nuevo nos encontramos con contradicciones: mientras que el fotógrafo Ryan McKingley tiene que poner recuadros negros sobre sus propias obras o a Nuria Roca le retiran una foto por mostrar la sombra de su pecho, la cuenta HotMigrants sigue en activo.
  • Twitter: Aquí la cosa cambia. En sus reglas, Twitter recoge que, pese a que no permite el contenido pornográfico, “puede llegar a permitir ciertos tipos de contenido explícito en los tweets que estén marcados como contenido multimedia sensible”. Esta política protege tanto al usuario que no quiere ver una publicación marcada como sensible (puedes configurar tu cuenta para que nunca se te muestre este tipo de contenido), como al que quiere exhibirse sin peligro de que le suspendan su perfil. Esto explica que podamos seguir viendo a Paco León como su madre lo trajo al mundo (el actor posó desnudo en Twitter al llegar al millón de seguidores).
  • Tumblr: Si Facebook peca de puritanismo, Tumblr es el niño maldito. Se nota que es una red social con un target mucho más joven y otro tipo de objetivos. En sus normas nos garantizan que podemos publicar desnudos: “No tenemos nada en contra de ellos. Publícalo todo. Enséñalo todo. Lo que sea…”. Y aunque los vídeos porno no los permiten, se lo toman bastante bien: “Te pedimos amablemente que no utilices la función para subir vídeos de Tumblr para alojar cualquier tipo de vídeo sexual explícito. No formamos parte del negocio de alojamiento de vídeos para adultos, y la verdad es que es la hostia de caro”.
The following two tabs change content below.
Susana Serrán

Susana Serrán

Account Executive at Best Relations
Account Executive, culo inquieto por naturaleza y fan de todo lo que tenga que ver con la gestión de eventos y la cultura. Trabajar bajo presión es mi cafeína diaria.

Deja un comentario

Tu email no será publicado, di, comenta o sugiere, lo tendremos muy en cuenta ;)