Apps y pasos para hacer una cinegrafia

Las cinegrafías como herramienta de storytelling: ¿cómo hacerlas? (I)

Como ya he dicho alguna vez, las cinegrafías van a ser un recurso imprescindible este año. Son fotografías vivas, fotogramas en movimiento diseñados para reproducirse de manera infinita. A diferencia de la fotografía convencional, las cinegrafías son capaces de evocar emociones, sorprender y contar historias. Están dotadas de una quietud y un hiperrealismo que, a nivel estilístico y narrativo hace que estén incluso por encima del atractivo GIF. Así que, ¿por qué no saber cómo hacerlas y cómo usarlas? 

Ejemplo cinegrafía

Autora: Daria Khoroshavina

ejemplo de usos de cinegrafía

Autoras: Daria Khoroshavina y Olga Kolesnikovam

 

Ya en 2011, Jamie Beck y Kevin Burg supieron distinguir el potencial como herramienta de storytelling y empezaron a hablar de cinemagraph. Sólo han hecho falta 6 años para que este recurso artístico alcance nuestra lista de Tendencias en diseño 2017.

Pero el magnetismo visual de las cinegrafías no sólo se traduce en una nueva forma de contar una historia. ¡Son una máquina de mejorar tu SEOMenor tasa de rebote en webs y aplicaciones, mayor índice de clicks en banners y mayor engagement en las redes sociales. No es de extrañar que haya llamado la atención de las marcas, agencias de comunicación y diseñadores como potencial herramienta de marketing.

Como hacer una cinegrafia

En esta secuencia de la película Melancholia (Lars Von Trier, 2011) vemos una escena que evoca un hiperrealismo característico de las cinegrafías.

Cómo hacer una cinegrafía

Según gallereplay, proveedor líder de cinegrafías de calidad premium, éstas no deberían tener una duración de más de 8 segundos. Además, debería estar editada en bucle y no percibir ningún corte en su montaje. Esto lo puedes hacer fácilmente con Photoshop y guardarlo luego en formato de GIF.

Pero de momento, si no dispones de una cámara réflex y del programa de edición de Adobe, hay aplicaciones que te ayudarán a conseguir el mismo resultado:

  •  Flixel, sólo es para iOS pero ofrece una calidad excelente. Permite elegir qué secciones de la imagen quieres que aparezcan en movimiento y cuales estáticas. Además de poder emplear tus propios vídeos, ofrece un banco de imágenes propio. Su menor atractivo es el elevadísimo precio de las licencias, lo que la hace más apropiada para empresas y no tanto para el usuario aficionado.
  • La aplicación gratuita PICOO Camera, sí está disponible para Android y iOS. Podemos grabar vídeos dentro de la aplicación y editarlos rápidamente. Aquí el inconveniente está en la calidad de salida, que se podría mejorar.
  • MaskArt, te permite usar un vídeo pregrabado y, por medio de máscaras, ir eliminando las zonas que no queremos que aparezcan en movimiento.
  • Y por último, para un uso particular el software Cliplets de Microsoft Research ofrece muy buenos resultados. La desventaja es que necesitas un ordenador, un ratón y algo de paciencia, pero si te apetece trastear, ¡es una manera muy buena de aprender!

¿Pensabas que esto era todo? No te pierdas mi próximo post, en el que abordaré cómo crear una cinegrafía de alta calidad desde cero, usando herramientas al alcance de casi cualquier diseñador 🙂

The following two tabs change content below.
Carmen Sáenz de Tejada

Carmen Sáenz de Tejada

Graphic Designer at Best Relations
Diseñadora Gráfica de formación. Me gusta viajar, aprender, enseñar y ver cine del bueno y del malo. Creo fervientemente que la crema de cacahuete está muy infravalorada en nuestra gastronomía y no me avergüenzo de mi fascinación por Tom Cruise y Arnold Schwarzenegger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *