Claves para que midas el engagement del contenido en video

Las claves de las nuevas métricas del vídeo en redes sociales

Lo tenemos claro: el vídeo es el contenido por excelencia hoy en día, ya sea en directo o en diferido. Piqué, contigo (y tus Periscope) no empezó todo, pero casi (aunque ahora hayas firmado acuerdo de exclusividad con Facebook). Publicar contenido en vídeo nos ayuda a conectar con el público, aumentando especialmente el engagement con el segmento más joven.

Hasta hace relativamente poco, la información que podíamos extraer de nuestros contenidos en vídeo era escasa y, partiendo de ella, tratábamos de valorar nuestra eficacia. El número de reproducciones de cada contenido ha sido, durante mucho tiempo, el principal dato estadístico del que disponíamos para tener en cuenta si nuestros contenidos funcionaban o no.

Con las nuevas métricas que están a nuestro alcance te das cuenta de que cuánto nos quedaba por saber

También contábamos con los datos de interacción que las principales redes sociales nos ofrecían, como los favoritos, los likes o dislikes (en YouTube), las respuestas, y los comentarios a nuestras publicaciones. Incluso confiábamos ciegamente en la cifra de compartidos como indicador de la viralidad de nuestros vídeos. Pero con las nuevas métricas que están a nuestro alcance te darás cuenta de que ¡ay amigo!, cuánto nos quedaba por saber.

¿Qué usuarios de mi comunidad son los que más interactúan conmigo? ¿Por qué todos mis vídeos tienen de media el mismo número de reproducciones pero unos mensajes cuajan mejor que otros? ¿Qué parte de mi vídeo interesa más? ¿Pongo el mensaje clave al principio o al final? Sí, después de tantas preguntas, creo que ya lo habéis pillado 😉

Nuevas métricas, os recibimos con alegría

En efecto, estábamos esperando nuevas formas de medir la efectividad del contenido en vídeo como en los años 50 a los americanos. Estas nuevas métricas que nos ofrecen las diferentes redes y plataformas sociales se actualizan continuamente y van perfeccionando la información que nos devuelven y que tan útil nos resulta. Toma nota de algunas de las que deberás tener en cuenta para organizar tu estrategia:

  • Tiempo de reproducción. El número de reproducciones es muy importante, pero ahora podemos ir más allá. Dependiendo de la plataforma, podemos saber si el vídeo ha sido consumido durante más de 3 segundos, más de 10%, el 25% o el 50%, etc. Además, ten en cuenta que a veces no es tan importante cuánto se ha visto de mi vídeo, sino analizar por qué y dónde se ha dejado de ver.
  • Métricas en directo. Las métricas nos están permitiendo gestionar nuestra estrategia de comunicación en tiempo real, dándonos la capacidad también de reaccionar en directo. Algunas plataformas, como Facebook, ya te ofrecen la oportunidad de actuar en tiempo real, ver las interacciones de tus usuarios e incluso obtener gráficos del engagement que estás provocando. Ya sabes, si el engagement empieza a decaer, cambia de tercio 😉

Algunas plataformas ya te ofrecen la oportunidad de actuar en tiempo real, ver las interacciones y obtener gráficos del engagement que estás provocando

  • Sonido. La reproducción de los videos no tiene por qué hacerse con el audio activado. Es más, es el propio usuario el que decide activarlo o no. Ten en cuenta que, según un estudio de Popsugar, el 85% de los vídeos que se muestran en Facebook se consume sin sonido. Este dato es realmente relevante. Es hora de darle mayor protagonismo a la comunicación escrita a través del vídeo mediante el uso de subtítulos. Cuanto más fácil le resulte al usuario consumir el contenido, mayor probabilidad de éxito tendrá. Y recuerda: frases cortas, mensajes claros.
  • Perfil del usuario detallado. Llevamos años recibiendo información que nos permite aproximarnos a trazar el perfil de nuestro target. Aun así, las herramientas de analítica continúan perfeccionando este tipo de información devolviéndonos datos más concretos para conocer a nuestra audiencia. Cuanto mayor sea el número de datos que tengamos sobre nuestro público objetivo, mejor podremos adaptar nuestro contenido para facilitar su consumo.
  • Tráfico. La posibilidad de perfeccionar de dónde vienen las visitas y a dónde se desplaza después nuestra audiencia son estadísticas cada vez más detalladas. Analizar las rutinas de consumo nos permitirá optimizar nuestro mensaje y, sobre todo y evitar esfuerzos inútiles. No todo vale, ni estar en todos los sitios es siempre lo mejor.

Analizar las rutinas de consumo nos permitirá optimizar nuestro mensaje

Todas estas métricas son de gran utilidad al diseñar nuestra estrategia de contenidos. Una vez que tenemos claro cómo y durante cuánto tiempo nuestra audiencia consume nuestros vídeos, podremos delimitar sus características. Por supuesto, también podremos tenerlo en cuenta a la hora de presupuestar nuestros contenidos patrocinados: mientras Facebook cobra por las reproducciones de entre 3 y 10 segundos, YouTube lo hace solamente cuando el contenido se ha consumido por completo.

Hay que escuchar siempre a la audiencia antes de tirarse a la piscina. Sí, aunque estemos en pleno agosto. Para mí, estos son algunos de los datos más importantes que debemos extraer de las métricas de vídeo. ¿En cuáles te fijas tú?

The following two tabs change content below.
Blanca Morales

Blanca Morales

Account Executive at Best Relations
Consultora de comunicación y reputación corporativa. “Monitorizar en tiempos de Twitter” sería la (tele) novela de mi vida. Siempre con la sonrisa puesta 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*