SEO y posicionamiento web de Google

Cuatro claves para un traje SEO a la medida de Google

Si aún te sigues peleando con los algoritmos de Google para conseguir mejorar tu posicionamiento web, o crees que podrías hacerlo mejor en tu estrategia SEO, éste es tu post. [Nota de la Dirección de mediossociales.es: pedimos disculpas por el exceso de optimismo en esta primera frase, pero no podemos evitar que nuestro equipo se venga arriba. Incluso lo incentivamos].

¿Qué hace que un contenido traiga más tráfico que la M30 en hora punta y en pleno aguacero? ¿Y por qué otros pasan totalmente desapercibidos? De esto, más o menos, hablaba Carlos Molina la semana pasada: de las florituras que hacen que un contenido, quizá de no demasiada calidad, tenga éxito. Si bien aún no tenemos claro si un tema triunfa porque es lo que gusta a los lectores o porque es lo que se ofrece, de lo que sí estamos seguros es que hay un aspecto determinante: Google. Es quien decide la importancia de tu contenido, quien le da prioridad (o no) a tu web frente a otras. Y para el posicionamiento web sí tenemos remedio: trabajar una estrategia SEO cuidada, limpia y ordenada, como le gusta al señor Google. Aunque a ti te guste menos.

Para el posicionamiento web sí tenemos remedio: trabajar una estrategia SEO

Los baremos que emplea el gigante de internet siempre han sido una incógnita, que todos nos empeñamos en averiguar y que se puede intuir, pero, como la Coca-Cola, tiene su ingrediente secreto. No lo sabremos con exactitud, pero en algo hemos progresado: la semana pasada Google desvelaba (por fin) los tres aspectos que más determinan el SEO: los enlaces, el contenido y RankBrain. Pero vamos a desmenuzarlo más, te explicamos las cuatro claves imprescindibles para enamorar con tu estrategia SEO, al menos a Google:

#1 Contenido

El SEO está cambiando y con el último anuncio de Google queda clara una cosa: es para bien. Dejarán de importar tanto las palabras claves, los bots navegarán por tu contenido y sus enlaces en busca de sinónimos. ¿Esto qué significa? Mayor riqueza semántica. Puedes dejar de repetir 100.000 veces la misma palabra para que el buscador comprenda de qué estás escribiendo. Esto es el Deep Learning (conocimiento profundo); la inteligencia artificial de Google es ahora más lista que nunca y comprenderá por sí sola tu contenido. Tiene sus inconvenientes, sí, porque se basará en los sinónimos introducidos en Google Translate, que todo son risas hasta que empiezan a determinar tu posicionamiento web.

#2 Enlaces

  • Link Building y Deep Building

A estas alturas tenemos que tener claro que si queremos que Google considere nuestro contenido de calidad (y de esta forma mostrarnos más), nuestra estrategia SEO debe trabajar los enlaces: muchos y de calidad, hacia fuera y hacia nosotros.

Por supuesto, en tu contenido debes crear una red de links que lleven a webs y contenidos específicos relacionados con el tuyo y, cuanto más tráfico tenga esa página, mejor. Es decir, dominios con autoridad. Pero no, Wikipedia no cuenta.

Y por otra parte, los enlaces externos que apuntan a tu contenido. Déjate de spam en otros blogs, de sobornos o intercambios extraños, y de autopublicaciones en foros. Son pan para hoy y hambre para mañana. Google te sanciona y pueden generarte muchos nofollow. ¿Qué hacer? Construirte una reputación en Google y constituirte como un experto y referente, es decir, un influencer de tu temática.

  • Enlaces internos

Demuéstrale a los bots que tu blog o web tiene un sentido: sea cual sea tu temática, es una y debe tener una correlación entre los muchos contenidos que publiques. Una red de enlaces internos pulcra y cuidada no sólo te beneficiará ante Google, también repercutirá en tráfico de calidad: si un usuario está interesado en el tema que tratas, navegará por tus enlaces permaneciendo en tu página.

Respecto a enlaces y tráfico de calidad, en este punto te ayudará mucho una newsletter y dar difusión desde las redes sociales. Aumenta tu visibilidad y atrae a visitantes nuevos e interesados de antemano en lo que van a leer.

#3 Arquitectura de la web

A Google le gustan las cosas ordenadas y, como no puede ser de otra manera, deberás mantener una estructura limpia, incluido el código HTML (evita espacios y huecos en blanco en el código) en tu web si quieres que lo motores de búsqueda te indexen. La navegación desde dispositivos móviles es cada vez mayor, y la adaptabilidad de tu contenido y el diseño responsive son imprescindibles.

La navegación desde dispositivos móviles es cada vez mayor, y la adaptabilidad y el diseño responsive son imprescindibles

Aparte de un primer diseño trabajado, deberás estar al loro de las actualizaciones, enlaces rotos y plugins nuevos. Que no crea Google que es una web abandonada.

Además, cuida el etiquetado de tus publicaciones y la meta descripción (el texto que se muestra en el buscador). ¡Son clave!

#4 Palabras clave

Algo muy manido, como ya decíamos antes, son las keywords. Va a dejar de tener tanta relevancia la repetición sistemática de éstas, pero seguirán importando.

Dile a Google de qué hablas en el titular, el primer párrafo, en la meta descripción, en el cuerpo del texto e incluso en el titular y el texto alternativo de las imágenes. Que por cierto, sobre éstas últimas, cuanto menos peso mejor, y el título y el atributo ALT, por más que te cueste, sin tildes y sin “ñ”. Pero no porque nos parezca estupendo: sólo porque a Google le da igual y a la mayoría de los usuarios, por desgracia, también.

The following two tabs change content below.
Alicia Cordero

Alicia Cordero

Consultant at Best Relations
Periodista y comunicadora, así, en general. Inquieta, curiosa, observadora y con mil manías. Ahora me ha dado por el marketing, por el mundo digital y por aprender a cocinar.

2 pensamientos en “Cuatro claves para un traje SEO a la medida de Google

  1. Pingback: Cuatro claves para crear una estrategia SEO a la medida de Google | Next Time Software

  2. Pingback: Cómo identificar a tu público objetivo en redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *