Claves para un contenido de calidad en internet

La fórmula secreta del contenido de calidad en internet

Hace unas cuantas semanas, tuve la suerte de participar en una reunión de blogueros convocada por Ditrendia y PR Noticias. El objetivo era aportar sugerencias de mejora al sistema de cálculo de Top Blogs Marketing, un ranking que destaca las mejores bitácoras de este sector en español de acuerdo a una serie de criterios. El esfuerzo de los que desarrollan este listado es significativo: analizan, todos los meses, las publicaciones de más de 300 blogs especializados, lo que supone repasar unos 5.000 posts nuevos. Incluidos los nuestros, los de este blog. Sólo eso se merece un premio. A nosotros ya nos lo dieron en febrero pasado, cuando el ranking nos situó ese mes como el mejor blog de marketing. Eso nos debería de legitimar para contarte qué es lo que hacemos para generar contenido de calidad, porque parece que lo hacemos con cierta regularidad.

No es tan sencillo. Y no me refiero a generar contenido de calidad, sino a ser capaz de concretar dónde está la clave del éxito. La reunión a la que me refería antes dejó claro que la mayor parte de los blogueros convocados, todos ellos de primerísima línea, criticaba las métricas y elementos de valor utilizados para generar el listado. Mi visión, al menos sobre este blog, queda en este vídeo:

Top Blogs Marketing tiene en cuenta cuatro aspectos: popularidad (posicionamiento y tráfico), comunidad (seguimiento y difusión entre los internautas), calidad (valor de las publicaciones) y vitalidad (frecuencia de los posts). Cada uno tiene un peso específico en la fórmula que determina las posiciones, siendo la calidad el más decisivo en la nota final.

Todos nos lanzamos a aportar formas de mejora que permitieran establecer un criterio cuantitativo para el ranking. Lógico. Ahora bien, si fuéramos capaces de encontrar métricas aceptadas por la comunidad al completo, no habría discusiones sobre los puestos. El que quedara primero lo haría con todo el merecimiento y el que no puntuara sabría por qué. No fue posible llegar a un consenso absoluto, ni creo que sea posible.

Medir la calidad

El punto de la discordia es la calidad. ¿Quién la determina? ¿En función de qué cifras? ¿Se le puede poner un número a lo cualitativo? ¿De verdad el equipo de expertos se lee 5.000 posts todos los meses con la misma profundidad? ¿Llegarán los protagonistas a tiempo a la función del Teatro Currito? (siempre quise escribir esto en homenaje a Álvaro de Laiglesia; si quieres saber por qué, te recomiendo leer su libro “El baúl de los cadáveres”… pero está descatalogado).

Nuestra reunión dejó sobre la mesa todo tipo de recomendaciones: dejar de apoyarse en el Page Rank de Google, que no se actualizará más; no dar tanta importancia a la cantidad de posts como a su relevancia; tener más en cuenta la dinamización del contenido en redes sociales… Luego han sido los equipos de Ditrendia y PR Noticias los que han escogido para definir un nuevo algoritmo cuyo funcionamiento compartirán pronto. Y no me parece mal.

Si llegáramos a un criterio universal, el ranking no tendría sentido. Cualquiera podría saber quién lo encabeza aplicando su fórmula, pero le quitaría su personalidad. ¿Imaginas que los premios Oscar respondieran a una fórmula infalible? No, ¿verdad? Su personalidad se la da el criterio de los académicos, al igual que es el criterio de los críticos de cine el que determina que los Premios Feroz se parezcan poco a los Premios Goya. La diferencia, y el valor, está en el grupo que toma las decisiones.

¿Qué es contenido de calidad?

Pero te estarás preguntando que dónde quedó aquello de la fórmula secreta del contenido de calidad que prometía el título de este post. Pues bien, no te voy a dar la receta porque no existe, pero sí te voy a decir cómo reconocer el contenido de calidad, que tampoco está nada mal, ¿no? Me lo preguntó hace unos años un cliente y tardé poco en responderle:

  1. El contenido de calidad es aquel que aporta un valor diferencial. Es decir: es aquel que no se encuentra en ningún otro lugar y se expresa por primera vez (al menos, para quien lo consume).
  2. El contenido de calidad es capaz de dar respuestas a cuestiones concretas. No trata de ser el bálsamo de Fierabrás de todas tus dudas.
  3. El contenido de calidad motiva que el usuario lo comparta con su círculo de contactos. Es lo que llamamos “viralidad orgánica” (no hay publicidad de por medio). No tratas de guardártelo para ti, sino que quieres que otros a quienes pueda ser de utilidad lo descubran.
  4. El contenido de calidad consigue generar nuevo contenido por sí mismo, haciendo que el proceso comience de nuevo en el punto 1.

Si te has encontrado con esto alguna vez, seguro que estabas ante contenido de valor. Y da igual su formato, su tono, su lenguaje o la materia tratada, incluso si lo compartían millones de personas o sólo dos. Quien te quiera convencer de que el contenido de calidad es cuestión exclusiva de fórmulas matemáticas, SEO o técnicas de marketing, se está equivocando. Por eso a nosotros nos va como nos va. Pero nos encanta ser un secreto tan agradable de descubrir 😉

The following two tabs change content below.
Carlos Molina

Carlos Molina

Director general at Best Relations
Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio. He co-organizado los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

2 pensamientos en “La fórmula secreta del contenido de calidad en internet

  1. Pingback: La tortuga que cuestionó la utilidad de la analítica web

  2. Pingback: Diferencia entre publicidad y contenidos: agencias AAB vs BBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *