El SEO ha muerto. Llega el Mobile Behavior Optimization

El SEO ha muerto: larga vida al Mobile Behavior Optimization (MBO)

No has leído mal. El SEO está próximo a su fin. Pronto dejará de ser tenido en cuenta. Sólo los dinosaurios del sector se preocuparán por estar entre los diez primeros resultados de búsqueda en Google. Sí, ha tardado, pero por fin parece que el mileniarismo va a llegar, que Google dejará de ser Google y que el SEO dejará paso a algo nuevo y mucho más útil. Nosotros lo llamamos Mobile Behavior Optimization (MBO).

Estarás pensando que nos hemos vuelto locos, que mientras exista internet, el SEO jugará un papel determinante. Aunque puede que tengas razón, si observamos con detenimiento algunos de los movimientos realizados en las últimas fechas por los grandes del sector, como Apple o el mismísimo Google, te darás cuenta de que sí, puede que exageremos y que la defunción del SEO no sea inminente, pero la llegada del MBO es ya una realidad.

Apple, Google y el aprendizaje de comportamientos

Veamos. Apple presenta en su WWDC 2015 la última evolución de su sistema operativo, iOS 9, que será lanzada al mercado el otoño. Incluye, entre sus principales novedades, una nueva versión del asistente personal Siri con recordatorios contextuales. Asimismo, incorpora News, una app de noticias que aprende cuáles son los intereses de los usuarios.

Google ha ido un paso más allá en su conferencia de desarrolladores Google I/O 2015, y su también recientemente presentado asistente personal Now on Tap está pensado para integrarse de manera profunda con las apps, ofreciéndonos información de manera automática cuando detecte patrones que relacionen unos datos con otros.

De acuerdo, ambos son sistemas diseñados para smartphones. Sin embargo, no debemos olvidar que el creciente protagonismo de lo móvil sitúa a este ámbito a la cabeza de las tendencias.

Ya no se trata de hablar del refinamiento de los motores de búsqueda para hacerlos más amigables para los usuarios. Tampoco se trata de hablar del paso del SEO al ASO (posicionamiento en las tiendas de apps). Se trata de un cambio en la concepción de la aproximación de los contenidos a los usuarios. Si hasta ahora se realizaba un proceso reactivo, en el que los buscadores devolvían la mejor información posible en función de los términos de búsqueda de los usuarios, el MBO conforma un nuevo escenario proactivo cuya función será anticiparse y proveer a los usuarios de los contenidos que necesitan en función de sus comportamientos.

Y es que es el propio comportamiento el que determina la muerte del posicionamiento tradicional en buscadores y la llegada del Mobile Behavior Optimization. Lo importante, en un ecosistema dominado por los dispositivos móviles y las aplicaciones, ya no es estar entre los diez primeros en los resultados del buscador porque no son las palabras clave las que determinan qué es lo que se nos muestra. Lo importante es ser la primera de las recomendaciones que el Siri o el Now on Tap de turno realice. El cambio es gigantesco.

The following two tabs change content below.
Álvaro Salas

Álvaro Salas

Client Supervisor at Best Relations
Publicista de ciencias, analizo todo lo que ocurre a mi alrededor convencido de que es el mejor camino para tomar decisiones acertadas. Cuando me dejan, me escapo para dar clase en alguna universidad.

3 pensamientos en “El SEO ha muerto: larga vida al Mobile Behavior Optimization (MBO)

  1. Buen artículo Álvaro, aunque yo no sería tan categórico en relación a lo de que el SEO está muerto. En los últimos años, personalmente, lo he escuchado varias veces: primero con la popularidad de las Redes Sociales y sus motores de búsqueda -ahí están, todavía luchando- y luego con la emergencia de los teléfonos inteligentes y sus aplicaciones, que no han acabado de sustituir a la búsqueda orgánica en soporte móvil según los informes Analytics. Los usuarios siguen realizando búsquedas orgánicas, incluso en pantallas tan diminutas. Además, recordemos que SEO es Search Engine Optimization u Optimización (de webs) en Motores de Búsqueda. Mientras haya buscadores orgánicos que listen páginas webs en función de unos criterios habrá que optimizar esas webs para poder aparecer en las primeras posiciones de lo SERPS. Otra cosa, pienso yo, es que el SEO y la forma de organizar los resultados cambien o que el Linkbuilding (SEO offpage) deje de tener relevancia, o que la web semántica y la importancia de la Respuesta del Usuario (algo similar al MBO) en los SERPS cobren más importancia cada día, pero eso no implica que un documento web, aunque sea responsive, no deba tener optimizado el tema SEO on page (H1, H2, H3, , etc.) Para mí -posición personal- mientras el lenguaje HTML sea el padre de la mayoría de las páginas web, el SEO y la usabilidad web (optimización) seguirán existiendo. Viendo la importancia de HTML5 como lenguaje multiplataforma y su relación con JQuery, Javascript, CSS, etc. el SEO seguirá estando presente con los cambios naturales, claro, de la propia evolución de Internet en general.

    Resumiendo, incluir un buen título en la etiqueta aunque sea de una aplicación móvil para ser listada en un buscador orgánico, para mí, es SEO. Cuando subes una aplicación a Google Play algo de SEO hay que hacer para que el usuario encuentre esa aplicación.

    Saludos:-)

    • Buenos días, Jesús.

      En primer lugar, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que creo que en realidad nuestras opiniones estén tan alejadas. Es cierto que el SEO no está muerto, igual que lo es que, como dices, ha sido matado en infinidad de ocasiones. Yo no pretendo hacerlo. Si te fijas, en el mismo artículo ya indicamos que la defunción es una exageración.

      Sin embargo, sí estoy convencido de que estamos a las puertas de una transformación profunda de lo que hasta el momento habíamos entendido como SEO en la que sí, seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestra mano para posicionar bien nuestra página en motores de búsqueda, pero este posicionamiento ya no será tan relevante al verse alterado por factores tan diversos y complejos como son los derivados del comportamiento de los usuarios. Y aquí se incluyen cuestiones como sus intereses generales, sus intereses puntuales derivados de su interacción con otros usuarios, objetos o aplicaciones, su ubicación, la actividad principal y las secundarias que estén realizando en cada momento. Como decía, son muchos y muy complejos, y todas deberán entremezclarse con los criterios de SEO tradicionales, reduciendo la importancia de estos.

      Efectivamente, son los cambios naturales los que determinarán el futuro del SEO, pero no creo que sean los cambios naturales de internet los responsables. El foco u origen, desde mi punto de vista, estará siempre en las pautas de comportamiento y consumo de contenidos de los usuarios, y ése es el motivo por el que hablamos del paso del SEO al MBO.

      Un saludo

  2. Hola Alberto,

    Perdona que no te haya contestado antes. No me había llegado al respuesta.

    Sí, muy interesante tu comentario. Precisamente hace poco leí un buen artículo en moz.org sobre algunos experimentos de posicionamiento en relación al comportamiento del usuario y cómo afectaba en los rankings: los usuarios, guiado por Rand de Moz, hacían una búsqueda, clickeaban en la web en cuestión, realizaban una acción dentro de la web y voilá, en las siguientes búsquedas (durante varias horas) la posición de la web en concreto subía en los SERPS.

    Una organización de los resultados de búsqueda que ya no se basa en los antiguos factores de posicionamiento sino en el comportamiento del usuario.

    Es cierto que si el MBO se erige como nueva lógica para ordenar los resultados de búsqueda estamos ya en una nueva era dentro del search.

    Tengo de todas formas dudas acerca de estos cambios (aún existen ejércitos de raters interviniendo manualmente en el orden de los SERPS) pero en fin. Esperemos acontecimientos y a ver si podemos adaptarnos bien a estos cambios.

    Enhorabuena por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*