leer antes de compartir

Leer antes de compartir

27 / ago / 2012 | Imaginando el futuro, Internet, Medios sociales, Redes Sociales, Relaciones con Medios Sociales

“En internet, nadie sabe que eres un perro”, dice una famosa cita de la Red que procede de una viñeta de la revista The New Yorker. Hace seis años, cuando se publicó la ilustración, el tema de moda era la identidad de aquellas personas con las que establecías contacto en chats y redes sociales. En la actualidad, hemos evolucionado y madurado en nuestro uso de las plataformas online, y la cuestión es bien distinta. Podríamos resumirla con otra frase: “en internet, nadie sabe si sabes o si parece que sabes“.

A lo largo de los últimos meses, han sido varios los experimentos que se han hecho para demostrar que, en general, no leemos lo que compartimos en el entorno online. Los resultados obtenidos hacen pensar que un elevado porcentaje de usuarios se limita a republicar aquello que podría parecer interesante a terceros. Eduardo Prádanos lo comprobó en marzo pasado con un tweet a un artículo suyo en Genbeta Social Media: el hipervínculo estaba roto, pero aún así, recibió más de 30 retweets, algunos de ellos valorados y matizados.

Txema Valenzuela, director de Comunicación en Redes Sociales de BBVA, quiso probar lo que la situación descubierta por Prádanos parecía indicar, es decir, que nos guiamos por los titulares, pero que no vamos más allá de los mismos. Así que publicó un tweet con el siguiente texto: “El 60% de las empresas no ve un retorno directo a su inversión en social media” con enlace a su blog “Afinar es de Cobardes”. Allí, el lector que se atreviera a clicar se tropezaría con el estribillo de “La Zarzamora”, que poco tenía que ver con lo que prometía el mensaje anterior. El tweet, a través de otros retweets, tuvo un alcance de 23.000 potenciales impactos a través de 71 personas que difundieron el titular, pero de ellas sólo 11 llegaron a leer el post.

Parte de la explicación la dio hace poco David Martínez Pradales, experto en comunicación corporativa y gerente de Comunicación Externa de Orange. En su artículo “Gurús de la nada”, hablaba de un perfil cada vez más frecuente en las redes: el de aquellos que gustan del conocimiento compartido para, “entre tuit y retuit, consolidar la marca personal aséptica”. Podríamos añadir que la presión por actualizar perfiles y la necesidad que muchos sienten de hacerlo de forma coherente a la imagen profesional que quieren dar lleva a que, a veces, caigamos en la tentación de compartir lo que no lleva a ningún lado, o aún más grave, lo que ni siquiera coincide con nuestro punto de vista.

Los usuarios de las redes sociales hemos madurado, pero necesitamos seguir cubriendo etapas. No éramos iguales hace tres o cuatro años a como somos ahora, y en cada ocasión mostramos necesidades diferentes. Ahora hemos superado la fase de compartir conocimiento para llegar a la de demandar criterio. ¿Cómo podríamos conseguirlo? Vamos a imaginar el futuro cercano con una propuesta que a buen seguro nadie implementará, pero que ayudaría a acabar con los problemas anteriores. Yo lo llamo “sharetcha”.

Imagina que lees en Facebook, en LinkedIn, en Google+ o en Twitter un enlace que llama tu atención y lo quieres compartir. Pulsas el botón correspondiente para esa acción, pero en vez de saltar la tradicional ventana de edición, aparece una especie de “captcha” que, en lugar de pedirte que escribas un texto para filtrar bots de humanos, te plantea una pregunta tipo test sobre el texto que deberías haber leído antes de compartirlo. Sólo si eliges la opción acertada, podrás seguir adelante con tu objetivo. Al autor lo obligaría a escribir la pregunta cada vez que publique un texto y active el plugin, y al lector lo motivaría a serlo, es decir, a leer.

Sea como sea, nos hace falta más sentido común y menos obsesión por conservar un supuesto estatus o imagen pública. Vamos a olvidarnos un poco de mantener el Klout alto publicando y compartiendo sin descanso, y tengamos presente lo que verdaderamente significa el conocimiento: “entendimiento, inteligencia, razón natural”.

Carlos Molina

@molinaguerrero

  • http://www.arantxaherranz.es Arantxa

    Personalmente, creo que el hecho de que se comparta en redes sociales sin haber leido es fiel reflejo de lo que ocurre en todo Internet. La lectura se queda en el titular y pocas veces se hace “clic” en toda la noticia. Y mucho menos se llega al final de ella

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Leemos demasiado en diagonal y nos basta con los titulares llamativos. Ahora, que la culpa la tiene Google (¡maldito SEO!) ;-)

    • http://www.eiderv.com Eider

      Muy acertado Carlos. Recientemente publiqué mi primer post. Lo compartí, y creo que la respuesta en las redes sociales fue algo favorable. Después revisé en Analytics el tiempo que la gente se tomaba en la página landing del post. Casi nada, cuando es un post que te tomaría 4 minutos en leer. La emoción se me bajó, pero creo que lo importante del contenido como personas que queremos compartir el conocimiento es no pensar en tweets y retweets o shares y tontería y media. Más bien, crear y que poco a poco el contenido tome su curso, que no sea compartido solo a quien te sigue, pero que sea encontrado organicamente y así tome su curso natural, que es, que alguien en el mundo lo lea porque le interesa el tema.

  • http://www.davidmartinezpr.com David

    En redes sociales, y más allá también, creo que toca aplicarse ya lo del “menos samba y más trabajar”. Por eso es importante que gente como tú, un trabajador de esto que estás dándole a la tecla y a la neurona todos los días para que tus clientes encuentren sentido al social media, contribuya a un debate crítico sobre este entorno tan proclive al “buenrrollismo” estéril. Más allá de los téoricos interesados hay gente que trabaja día a día para que lo social 2.0 impregne a lo social 1.0 ..a mí me gusta más escuchar a estas personas. Quizás no hagan Prezis tan bonitos, pero sudan. Gracias por la cita.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      ¿Qué puedo decir? Pues que yo también creo que hay que poner en solfa el buenrollismo, como tú dices, y empezar a demandar de una vez más contenido útil que haya pasado el filtro del sentido común. Y si por compartir menos -porque nos da tiempo a leer menos- nos baja el “nivel de influencia”, bienvenido sea un poco de seso a los medios sociales.

  • http://www.sermaseninternet.com Ana

    Hace mucho que le doy vueltas a ésto. Me retwitean un artículo y veo que ni siquiera han entrado a leerlo. Esoty de acuerdo contigo, hay que leer, luego compartir. Saludos.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      ¡Gracias, Ana!

  • http://www.xeniagarcia.com Xenia García

    Totalmente de acuerdo. Y si demás de tu marca personal, gestionas la reputación online de cualquier empresa u organización, el hábito de publicar/compartir/comentar sin antes leer es demencial y peligroso.

    Preferible sería que optásemos por la calidad de lo publicado.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      En el caso de la gestión de perfiles de empresa, lo fundamental es tener siempre presente cuáles son los objetivos de la misma (y que sean unos objetivos legítimos, claro). Calidad antes que cantidad, pero sobre todo no forzar nuestro comportamiento. ¡Gracias por tu opinión!

  • Pingback: Comunicación, Periodismo y Social Media: ¿Qué está ocurriendo hoy, lunes 27 de agosto de 2012? | Silvia Albert in company

  • http://eduardopradanos.com/ Eduardo Prádanos

    Lo primero es agradecer que me hayáis citado en el post. Lo que me ocurrió en su día me sirvió, fundamentalmente, para dos cosas. La primera es para darme cuenta de que realmente muchas veces queremos aparentar más de lo que somos y que sabemos (y dominamos) más temáticas de las que son en realidad (y las redes sociales son el espacio perfecto para esto). Y la segunda es que siempre compruebo que el enlace no está roto. Hay noticias de actualidad en las que el titular sirve para retuitearlas sin leer el cuerpo de la noticia (resultados de un partido, por ejemplo) pero no me gustaría que me sucediera eso que critiqué :)

    Un abrazo, amiguetes.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Tienes toda la razón con el apunte que haces sobre titulares informativos. Lo importante, en mi opinión, es que tengamos cuidado con lo que distribuimos cuando damos a entender que estamos de acuerdo o que valoramos positivamente lo que compartimos.

      Ahora, que reconozco que más de una vez y de dos he caído en lo que cuestiono aquí. ¡Nadie es perfecto! ;-)

  • Richard Cardona Coa

    Me quedé esperando el “sharetcha” XD.
    Muy válidas las observaciones. En muchas ocasiones solo es necesario tener una marca o nombre consolidado para que compartan todo el contenido que sale de esa fuente, sin siquiera echarle un ojo.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Así somos nosotros: primero conceptualizamos, luego compartimos y después decimos “¿y si lo hacemos?”. No descarto que el “sharetcha” cobre vida. ¡Gracias por tu opinión!

  • Pingback: Leer antes de compartir – mediossociales | Bibliotecas Escolares Argentinas

  • José Carlos Cepero

    Pues me vais a perdonar pero no es cierto lo que decís. Las personas que comparten contenidos LEÉN. Lo que cambia en un medio como la web es EL MODO DE LEER.

    Por eso se establecen cosas como la importancia del título, el subtítulo, la referencias en forma de listas y la utilización de la Pirámide Invertida.

    El usuario escanéa la información y esta debe de estar lo suficientemente estructurada como para que sea fácil de leer. Y ejemplos hay varios. el periódico El País sigue utilizando la misma estructura de contenidos en web que en papel, en cambio 20minutos.es adaptan su contenido al medio.

  • José Carlos Cepero

    En los ejemplos que se comentan lo que se puede deducir son dos cosas:

    – Que hay personas que confían en un artículista o web y comparte el contenido por que le ha seducido su titular.

    – Y por otro lado que para muchos en este país el “Community Manager” es el que controla el foro. Por lo que su importancia queda relegada al que recopila links a diestro y siniestro, “cuanto más mejor”. Sin adaptar su contenido al público de tu red, al final un copia y pega.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Hola, José Carlos. Creo que podemos matizar. ¿Lee quien comparte contenidos? Sí. ¿Qué lee? En muchos casos, sólo el titular. ¿Eso es malo por sí mismo? No, salvo que creas que compartes una cosa -un texto con una determinada opinión o punto de vista, o con una información pretendidamente valiosa- y estés difundiendo otra.
      Ahora bien, cada uno es libre usar los medios sociales como quiera. Y el mismo criterio del que hablo para compartir lo debemos tener todos para decidir a quién sigues o de quién te fías. Por eso también coincido con los dos ejemplos que pones.
      ¡Gracias por tu opinión!

  • http://www.bbvaconsultoria.com mayte bareño quintana

    ¿Quién no ha pillado a algún amigo en algún renuncio criticando alguna medida del gobierno de la que solo ha leído el titular…? Alguna vez le puede pasar a cualquiera, ¿no?
    Rota esta lanza, me parece buenísimo haber hecho la comprobación y creo efectivamente que lo que es una pena es que la gente lo convierta en hábito. Estoy de acuerdo en que compartir sin leer es una mala práctica. Y quien lo haga, a la larga, más que una marca personal aséptica, lo que conseguirá es tenerla pésima o no tenerla.
    En cuanto a lo del test, lo que me escuece, es que es una medida en la que pagarían justos por pecadores, pues puede llegar a quitarte mucho tiempo.
    Yo soy más partidaria de que el tiempo pone a cada uno en su sitio y en internet en cortísimo plazo. Creo que al final el impostor se retrata y a la larga se quedará sin público. Pero, como decís, todo tiene sus fases y esta está empezando.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Así es, Mayte. ¡Gracias! :-)

  • http://gplus.to/alfonsopineiro Alfonso Piñeiro

    Enhorabuena por el texto, Carlos. Documentado, pausado (pero ágil) y certero. El artículo de David me ha parecido de lo mejorcito que se ha escrito este verano (y lo dice uno que aún no se ha tomado vacaciones), y tenía pendiente la lectura de este post tuyo (David me dijo días atrás que se había mencionado aquí, en Medios Sociales).

    ¿Sabes que es lo único que (nos, a todos), critico? Que nos “caigamos ahora del guindo”, y no hablo del señor ministro. Es algo que sabemos desde hace tiempo, pero que no siempre (más bien nunca), nos hemos atrevido a decir. Tu idea del sharetcha, además de una genialidad en cuanto a naming, es una propuesta a tomar en cuenta. Gustará más o menos, pero al menos es una propuesta, que es mucho más que el RT aséptico en el que tanto “gurú” se ha especializado.

    Al margen, dos anotaciones: una, muchos de los que ahora se mofan y critican este aspecto de la Web 2.0 (o 1.0), se han amparado en él para acrecentar hasta no hace mucho su marca personal; dos, sí, ego sum culpable también, con prácticas como la de haber metido cinco fuentes en mi TwitterFeed. Lo hice porque son cinco fuentes que sé que NUNCA me fallan con sus contenidos, pero desde que lo hice me autolegítime para dejar de revisar el Reader y leer aquello que el bot tuitea por mí. Es decir, he salido perdiendo… ¡¡pero es tan cómodo!!

    Hala, fin del rollamen. Y enhorabuena. Textazo, Carlos.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Esto es un medio vivo, así que, en efecto, ahora hay quien se cae de un guindo, pero dentro de un año estaremos hablando de otras cosas a medida que maduremos y nuestra experiencia de uso del Social Media evolucione. ¡Los gurús volverán a estar de moda y tendrán sentiment positivo, ya verás! ;-)

  • http://www.inboundespanol.com Inbound Español

    ¡Compartir, tengo que compartir este post!

    La verdad es que este suceso nos ocurrió una vez. Publicamos la versión borrador de un post recién traducido, con faltas gramaticales (no muy graves pero que podían mejorar) y nos lo hizo saber sólo una persona varios días después (persona que nos dio RT).

    Muy pocos leen o lo hacen por encima, se dice que hay muchas cosas que hacer y muy poco tiempo, pero la verdad es nos topamos con muchos artículos que no dicen nada pero ¡Son muy llamativos!, ¿La gente está comprando eso?.

    Lo importante de tener una audiencia es otorgarles información de valor ¿Que harán mis seguidores? o ¿Qué hago como seguidor? si sólo encuentro un timeline lleno de datos inútiles: Unfollow y follow a alguien más.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Pues, ¡gracias por compartirlo después de leerlo! :-)

  • Jose

    Total y absolutamente de acuerdo. Yo me he aburrido de corregir amistosamente a mis contactos en las redes sociales sobre noticias f
    alsas o donde simplemente había que picar para ver que el titular era una cosa y la noticia real otra. Pero lo gracioso es que la gente suele comentar – y reaccionar, e indignarse, o autoconvencerse – con el titular, raramente con el texto. Ayer lo hablaba con un amigo y me dio una palabra para esto que me gustó: “infoxicación”.

    Un saludo.

    P.D: huelga decir que he compartido tu artículo en facebook :-)

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      En efecto, parte de estas situaciones se debe a que hay mucho contenido y cuesta filtrar qué merece la pena y qué no. Alfons Cornellá fue el que inventó el concepto “infoxicación”, allá por los 90, y sigue estando en plena vigencia.

  • Nacho Oliva

    Hola Carlos, antes de nada quiero decirte que razón no te falta ninguna, estoy totalmente de acuerdo con tu articulo.

    Eso sí, no soy periodista, ni nada que se acerque a ello, pero creo que tampoco es bueno que los titulares lleven a engaño, como en el 80% de las veces (y quizá me quedo corto). Y esto no es solo en internet, sino que se trata de un hecho que siempre ha sucedido en el periodismo. Creo que se debe llamar la atención del lector con algo que no lleve a engaño, pero eso creo que tampoco cambiará.

    Otra vez, enhorabuena por el articulo.

    Un saludo.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      ¡Gracias, Nacho!

  • Consuelo Lopez

    Gracias por el artículo. Toda la razón desgraciadamente. Es lo que pasa al utilizar el Internet, especialmente las nuevas generaciones que ni leen ni escriben y mi generación se ha acostumbrado a escribir todo lo que se le pasa por la cabeza y la saturación hace que no se lea adecuadamente. Y así nos va!. Si me permite lo comparto en mi red. Gracias

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Claro que sí. ¡Comparte sin miedo!

  • http://curioseandito.blogspot.com/ Curiosa

    Esto es algo que digo cada vez que puedo. Me ha pasado en mi blog que tengo un post con enlace roto y siguen haciendo RT y diciéndome que está buenísimo.
    Me pasa en Facebook. Apenas coloco una imagen, hacen RT sin ver de qué trata.
    Siempre digo que son cómplices sin saberlo, al no abrir y leer. No saben lo que están compartiendo.
    Muy buen post.
    Saludos.

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Será que se fían de ti a ciegas, ¿verdad? ;-)

      Gracias por tu opinión.

  • Pingback: MARKETING | Pearltrees

  • http://on.fb.me/N1Khfr Pablo Bouvier

    Si tuviese que leerme todo lo que comparto, no tendría tiempo de hacer nada más. El experimento este tiene su razón de ser, «cuando se siguen chorradas» y se las comparte sin ton ni son con todo el mundo, en lugar de tener un «público objetivo».

    Pero, cuando se trata de una especialidad (por ejemplo, la de un servidor es la traducción), creo que, con seguir a sus autores durante un cierto tiempo, es suficiente para saber si merece la pena seguir y compartir los conocimientos y contenidos de dichos autores o no.

    Esta es “mi página” [ http://on.fb.me/N1Khfr ], cuyo contenido se publica en su mayor parte automáticamente y, hasta la fecha, no veo ninguna razón para no seguir haciéndolo así. Lo que puede interesarme a mi, puede no interesarle a otro y a la inversa. Pero, es materialmente imposible que una sola persona digerir todo este volumen de información.

  • Juan

    Hola,

    Un artículo que ayuda a reflexionar sobre una situación que muchos viven y otros en cambio, no parece que les importe.

    La idea que has propuesto al final del artículo es muy buena. Incluso creo que se podría implementar facilmente en un Share Button.

    1) Escribes el artículo añadiendo una etiqueta o asterisco entre un conjunto de palabras que corresponde a la respuesta a una pregunta.
    2) Dentro del código del botón de compartir de cada artículo, añadirías la pregunta que deseas lanzar (la respuesta tiene que ser la palabra que has marcado anteriormente). Si concuerda 100%, obviando algunas preposiciones o determinantes para frases. Sería perfecto.
    3) Hasta aquí el que comparte, pero para los que retwittean lo único que se me ocurre es una extensión para el navegador que cada vez que le das a retwittear, accederá al artículo en una nueva ventana, pero en vez de salir abajo el Share Button, saldrá el botón de retwittear, pero claro, sólo podrá funcionar si respondes a la pregunta al pulsar el botón.

    Seguramente habrá más soluciones, pero esta es la que creo que podría servir. La otra solución, y que quitaría el inconveniente de la extensión del navegador, sería que al compartir el artículo le añadiría un código encriptado que no puede repetirse para distintas IP’s, ejemplo, si yo accedo a este artículo:
    “http://www.mediossociales.es/medios-sociales/leer-antes-de-compartir/547852145254″

    547852145254 Serían las cifras encriptadas y únicas para cada IP. Si un usuario retwittea el mensaje sin leer el artículo, el que quiera leerlo después no va a poder. La única alternativa sería entrar en el artículo, y compartirlo cómo hizo el primero (por supuesto, si el artículo ya ha sido compartido, al compartirlo por segunda vez retwitteandolo, aparecerá RT al principio seguido del usuario inicial). De esta forma se solucionaría el problema. Y aunque hayan usuarios que retwitteén sin leer, lo que van a conseguir es cabrear a sus seguidores, porque esta compartiendo artículos que no se pueden leer =)

    • http://mrpessimist.wordpress.com Carlos Molina

      Vaya, Juan, veo que, técnicamente, lo tienes todo resuelto. La pregunta ahora es: ¿te animas a llevarlo a la práctica? Puede ser muy interesante experimentar con las soluciones que propones.

      ¡Muchas gracias por compartirlas!

  • Pingback: La viga en el ojo de nuestro avatar | davidmartinezpr

  • Pingback: El espacio virtual (Aproximaciones desde un punto de vista geográfico a la realidad de las redes sociales) | The Social Media Company

  • Pingback: El espacio virtual (Aproximaciones desde un punto de vista geográfico a la realidad de las redes sociales) « The Social Media Company

  • Pingback: marketing | Annotary

  • Pingback: No lo llames trending topic, llámalo cambio