Cómo ha evolucionado el organigrama de un departamento de comunicación y las funciones del dircom

La evolución del organigrama 2.0 y las nuevas capacidades del dircom

Cuando hablar de social media en la empresa era mirar a los frikis de internet, en Best Relations se nos ocurrió conceptualizar la estructura ideal de los futuros departamentos de Comunicación. De aquel ejercicio surgió lo que llamamos “organigrama 2.0”, un modelo de distribución de tareas y responsabilidades entre áreas de la organización con el que explicábamos la relación entre perfiles profesionales, flujos de procedimientos y capacidades que sería necesario adquirir. Las cosas han cambiado desde entonces, aunque menos de lo que parece.

Seguimos apostando por una dirección integrada de lo digital y de lo que no lo es. Es imposible separar lo uno de lo otro. Otra cosa son los conocimientos y habilidades que se requieren de los directivos de comunicación. Hoy hace falta abarcar un campo mucho más vasto, pero también es casi imposible ser un experto en cada uno de los ámbitos que caen bajo el paraguas de la comunicación.

Seguimos apostando por una dirección integrada de lo digital y de lo que no lo es

¿Cuáles son las nuevas capacidades que afectan al dircom? Si las visualizáramos en cargos específicos que lo complementan, con los que se coordina o que dependen de él, podrían ser los siguientes:

Director de Contenidos

Es el responsable de la construcción del discurso de la empresa y del desdoblamiento de los mensajes sobre las plataformas seleccionadas para su distribución. Asume las tareas del storyteller y la responsabilidad del marketing de contenidos. Bajo su dirección están las estrategias de inbound marketing, incremento de comunidad (growth hacking) y la generación de contactos de calidad a través de contenidos, dando apoyo al área de Marketing.

Director de Multimedia

Se encarga de la coordinación y producción de contenidos de audio y vídeo para plataformas digitales. Debe estar atento a los cambios de formatos y funciones en las diferentes redes sociales, provee de material al director de Contenidos y debe estar pegado a la actualidad tecnológica para aprovechar las posibilidades que ofrece cada plataforma.

Responsable de Monitorización

Dirige las iniciativas de escucha activa digital para conocer tanto lo que se dice de la empresa como lo que se dice de la competencia y del sector en general. Su papel es especialmente importante para la gestión de la reputación y visibilidad de la empresa, y sirve de enlace con otros departamentos para los que prestar atención a la conversación social es importante, como Atención al Cliente, Recursos Humanos y Desarrollo de Producto.

El Responsable de Monitorización es importante para la gestión de la reputación y visibilidad de la empresa

Big Data Analyst

Más allá de la analítica web, su responsabilidad es recoger los datos de diferentes fuentes digitales, cruzarlos y contribuir a la toma de decisiones. En su caso, es imprescindible la capacidad para la presentación visual de datos y la elaboración de informes que sinteticen y simplifiquen la información.

Responsable de Publicidad Social

Además de las estrategias de SEM (publicidad digital clásica), activa y configura las campañas de publicidad en redes sociales y contenido patrocinado, algo que requiere, cada vez más, de un elevado grado de especialización. En su tejado también recaen la medición del ROI y el seguimiento de la conversión.

Social Manager

Abarca tanto la aplicación de las estrategias y tácticas de dinamización social, incluyendo la coordinación de los responsables de comunidad, como la gestión de las relaciones con influencers digitales.

Responsable de Cultura Social

La transformación digital de la empresa es parte de su responsabilidad, pero desde el prisma de que la clave no es la tecnología en sí, sino los hábitos. Se encarga de potenciar el uso de procedimientos sociales y digitales tanto para la comunicación y el marketing como para el resto de la empresa.

El Responsable de Cultura Social se encarga de potenciar el uso de procedimientos sociales y digitales en todos los departamentos de la empresa

¿Debe un departamento de Comunicación contar con estos perfiles diferenciados? ¿Tiene el dircom que abarcar todos estos aspectos? No es necesario. En el caso del dircom, es importante que actúe de catalizador, que amplíe el alcance de sus responsabilidades y que sea consciente de todo lo que necesita coordinar bajo unas mismas líneas generales de actuación, trabajando por ser un impulsor del uso de herramientas y procedimientos sociales en otros ámbitos de la empresa. Los recursos disponibles y los objetivos trazados marcarán el tamaño y alcance del departamento en sí.

The following two tabs change content below.
Carlos Molina

Carlos Molina

Content Director at Best Relations
Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio, y co-organizo los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *