Consejos para que tu email marketing triunfe como Los Chichos

5 recomendaciones para una campaña de email marketing eficaz

En un post anterior, repasamos los elementos que debe y que no debe tener una newsletter para su envío por correo electrónico. Si entonces escribíamos acerca de los detalles estratégicos y técnicos de un boletín de noticias, en esta ocasión toca hacer un repaso a lo fundamental al activar una acción de email marketing. Buena parte de lo aprendido en el artículo anterior será fundamental, pero en este caso estamos hablando de una campaña comercial orientada a resultados de negocio. ¿En qué deberíamos fijarnos?

  1. Define objetivos

Lo primero es lo primero, y debemos tener claro qué pretendemos conseguir con nuestra campaña. Accesos a una landing page, descargas de contenido, validación de datos o respuestas a un formulario son acciones, pero es importante tener claro qué pretendes que suceda después. ¿Quieres que la landing page sea un instrumento para captar contactos cualificados? ¿Esperas que el contenido que descargarán los interesados se convierta en una vía de presentación de productos o servicios?

Debemos tener claro qué pretendemos conseguir con nuestra campaña

Y si marcas objetivos, hay que poner KPIs. Establece unas metas con sentido, pero hazlo antes de lanzar tu primer correo. Sé realista e incluso un poco pesimista. Básate en datos de campañas anteriores o en expectativas de campañas similares, y no creas que vas a triunfar a la primera. Piensa que las tasas de apertura pueden variar mucho, suelen ser bajas y a veces no es posible tener la certeza de quién ha visto el contenido porque los servidores de correo pueden ocultar esa información.

  1. No empieces sin una base de datos

Parece obvio, pero antes de lanzarte a enviar correos con un corte comercial, asegúrate de que tienes una base de datos propia de contactos cualificados, captados en algún proceso previo que autorizara un envío de este tipo. Si careces de dicha base, te tocará trabajar con un proveedor externo que pueda hacer una segmentación adecuada a tus necesidades. Y no, las bases de datos no se compran. Si te las venden, malo.

  1. Cuidado con las llamadas a la acción

Si quieres que tu campaña de email marketing genere una respuesta, debes dejar claro qué esperas del usuario. Sé directo y claro con los mensajes (“descarga”, “clica”, “abre”, “apúntate”), y que el lugar donde vaya la llamada a la acción quede bien delimitado como tal. Destácalo con una grafía diferente, con un fondo de color o con un entorno que invite al clic. Y no obligues a hacer scroll para llegar a ese punto. Ponlo fácil.

La metamorfosis de las Marcas

  1. Crea una secuencia de acciones

¿No pensarás que basta con enviar un boletín y esperar sentado las respuestas, verdad? La cosa es bastante más complicada. Nos interesa evaluar quién abre un correo y quién no, y dividirlos en dos grupos. Con los segundos, puede ser interesante repetir el envío en un tiempo prudencial, mientras que con los primeros puedes dar continuidad a la acción facilitándoles un contenido de valor que vaya más lejos de lo que anunciaba tu correo. Si se trata de una invitación a asistir a un evento, por ejemplo, vuelve a dividir en dos grupos: los que vieron el email y no hicieron nada, y los que sí accedieron a un formulario de inscripción. Para el primer conjunto, es fundamental recordarles que no se apuntaron, avisando de la proximidad de las fechas en que tendrá lugar o recordando la disponibilidad de descuentos.

Nos interesa evaluar quién abre un correo y quién no, y dividirlos en dos grupos para realizar acciones posteriores

  1. Piensa en la geografía

Si tus destinatarios están en diferentes partes del planeta, adapta los envíos a las variantes idiomáticas y a los horarios. Piensa que no es lo mismo que tu campaña aparezca tapada por otros envíos posteriores que el hecho de que encabece una bandeja de correo. Ojo con el público al otro lado del Atlántico, porque jugaremos con importantes diferencias horarias.

Por supuesto, nada de lo anterior es realmente viable sin una plataforma profesional para la gestión de envíos de email marketing. Además de resolver buena parte de los problemas con el spam, nos pueden proporcionar valiosos datos al generar enlaces personalizados para cada destinatario. Asimismo, cuentan con funciones que nos ahorrarán mucho tiempo, como la capacidad para calificar leads o la posibilidad de segmentar usuarios en función de sus acciones en nuestros boletines.

¿Manos a la obra?

The following two tabs change content below.
Carlos Molina

Carlos Molina

Director general at Best Relations
Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio. He co-organizado los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *