Smartphone: arma de distracción masiva

Me encantan esos post sobre smartphones que siempre incluyen la frase: “Hoy en día tienes más poder de procesamiento en la palma de tu mano que el que utilizó el Apolo 11 para llegar, aterrizar y volver de la Luna”. Al leerlos siempre me invade el mismo pensamiento: el de lanzar mi smartphone hasta la Luna, porque tendrá más capacidad de procesamiento, pero no me imagino a Aldrin, Armstrong y Collins haciendo ese viaje con las míseras 24 horas de batería que posee mi maravilloso terminal.

La gente tiene verdadera obsesión con sus smartphones. He visto en reuniones a gente desesperada buscando Wi-Fi o twittear algo durante el transcurso de la misma, dejando de atender, por supuesto, a todo lo que allí se decía. También he visto a gente que se queda embobada esperando el doble check del WhatsApp y un largo etcétera de situaciones similares.

Pero no seré yo el que se queje de esta situación, sino todo lo contrario ya que, pensando como una persona que se encuentra en “el lado oscuro”, veo estos terminales como un soporte perfecto para bombardear al usuario con publicidad, correos, aplicaciones o juegos. Por eso mismo, cada vez son más marcas las que se suben al carro y que, en algunos casos, sacan contenidos específicos para smartphones disfrazando una publicidad descarada en forma de inofensiva aplicación.

Otro de los puntos fuertes de los smartphones es que están siendo tan avanzados que se puede prescindir del ordenador para muchas de las tareas que realizamos en el día a día, enganchando, por tanto, mucho más a los usuarios. Si sumamos esto a la movilidad, los convierten en una poderosa herramienta de trabajo (o de distracción).

A nivel más usuario, lo que prima es el uso de las redes sociales. Hace 10 años, lo más social que podía hacer con mi Nokia 3310 era jugar a la serpiente mientras mis amigos me miraban. Sin embargo, hoy en día hay redes específicas destinadas exclusivamente para este tipo de dispositivos, como puedan ser Instagram o Foursquare, generando comunidades verdaderamente importantes.

España está en el top 3 de países con mayor cantidad de smartphones y uso por persona. Esto hace que las marcas nos utilicen como mercado para probar sus proyectos, lo que a su vez lleva a que las personas estén más interesadas en estos productos generando un bucle del que, de momento, no vamos a salir y del que parece que tampoco queramos hacerlo.

Hoy en día los smartphones están generando un tipo nuevo de comunicación y contacto entre los usuarios. Hay una frase que resume esta situación a la perfección: “Las nuevas formas de mensajería con las que cuentan los usuarios nos alejan de las personas que tenemos más cerca pero nos acercan a las personas que tenemos más lejos”. Antes, utilizar el móvil mientras se estaba con otras personas era algo de mala educación, mientras que ahora se ha convertido en algo cotidiano (cosa que odio, por cierto).

De lo único de lo que estoy seguro es de que, dentro de unos años (espero que bastantes), y como la cosa siga creciendo a este ritmo vertiginoso, cada usuario tendrá un Pip-Boy integrado en su muñeca como el protagonista de la saga Fallout. Y si no, tiempo al tiempo.

Daniel Fernández

@boillos

The following two tabs change content below.
El Blog de Best Relations

El Blog de Best Relations

Somos una consultora de comunicación enfocada a objetivos de negocio y transformación digital: #SocialBusiness. En este blog compartimos nuestra experiencia y visión sobre el mundo de la comunicación, los medios, los negocios online y la cultura social.

2 pensamientos en “Smartphone: arma de distracción masiva

  1. Dani, te he felicitado por G+ y por Fb, así que huelga hacerlo por aquí. Pero lo siento, soy un “enganchao”, un adicto, un apasionado. Convencido de que no es la tecnología, sino el uso que hagas de ella. Como la energía nuclear, cómo las navajas suizas. Yo no tengo la sensación de que me distraiga, pero sí me obliga a redireccionar mis prioridades.

    En cualquier momento histórico en el que hagas un corte, la sensación sobre la evolución tecnológica es de progresión geométrica: no es algo de nuestros tiempos, todos los seres humanos que en el planeta han sido, en su tiempo, consideraron que la técnica había avanzado en los últimos años más que en la de sus antepasados (y las de los antepasados de los antepasados de los antepasados, #lavidadebrian xDD).

    Es por eso por lo que trato de no quedarme fuera, aun a riesgo de muchas veces, no estar dentro 😉

  2. Pingback: Medios sociales | geolocalización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*