Millennials o midults

Stop millennials: ¡pon un midult en tu marca!

– ¡Hablamos del milenarismo!”, – repitió Fernando Arrabal, una vez más, mientras trataba de mantener el equilibrio sentándose sobre la mesa del plató.

Corría el año 1989 y el escritor español pronunciaba una de sus frases más célebres (y sarcásticamente celebradas) ante la desesperada mirada de Sánchez Dragó y el asombro de todos los espectadores de TVE, que ese día se congregaban frente a su televisor para llenar sus vidas de apasionante contenido apocalíptico.

Pues bien, os confieso que me gusta pensar que fue precisamente uno de esos televidentes quien, unos 20 años después, decidió que lo que tenía que molarle a las marcas eran los millennials. Ya sabéis, todos estos nativos digitales que por haber crecido con el cambio de siglo y milenio se les presupone iguales en términos de hípersociabilidad, nomofobia, necesidad de personalización y dominio de la tecnología, entre otras.

El concepto millennial parece tocar ya a su fin de ciclo con la aparición de un nuevo santo grial de los públicos objetivo: los midults

Bueno, pues tan manido concepto parece tocar ya a su fin de ciclo con la aparición de un nuevo santo grial de los públicos objetivo: los midults, hombres y mujeres de entre 35 y 55 años, cuyo poder adquisitivo está bastante más consolidado que el de los millennials y que ya han incorporado totalmente a sus vidas el ámbito digital. De hecho, según la Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido, los midults ya tienen una mayor presencia online que los millennials y son igual de propensos a compartir sus inquietudes, banalidades, vicisitudes y (en general) vidas en redes sociales.

Nos encontramos, por tanto, ante un importante grupo poblacional al que la práctica totalidad de los sectores comerciales han venido ignorando activamente durante al menos el último lustro. Un amplio conjunto de personas que tiene la capacidad de gastar su dinero en lo que les apetezca. Un sector que observa cómo los mensajes emitidos por las marcas en sus acciones online pasan por delante sin ni siquiera querer llamar su atención. Venga, queridas marcas, estoy seguro de que ya vais pillando lo que quiero decir.

Hombres y mujeres de entre 35 y 55 años, cuyo poder adquisitivo está bastante más consolidado que el de los millennials

Por si los argumentos en sí no son suficientemente convincentes, Annabel Rivkin y Emilie McMeekan han decidido dar visibilidad a todos sus congéneres mediante la creación y difusión de la web themidult.com, donde se encargan de dejar bien claro qué es lo que les interesa y lo mucho que se lo pueden permitir.

En resumen, los millennials no son la panacea de la inversión, y se han esforzado en demostrarlo recurrentemente. Así que quizás sea el momento de ver quién renuncia a satanás, a sus pompas, a sus obras, a todas sus seducciones… y a los millennials. Mientras tanto, los midults nos esperan tal que así:

Claro, que también puede ser que yo me equivoque y todo esto no sea más que una enorme sarta de mentiras. Sólo hay una forma de averiguarlo. Espero que elijas sabiamente…

The following two tabs change content below.
Guillermo Salas Martínez

Guillermo Salas Martínez

Account Executive at Best Relations
Madrileño, deportista y afamado músico low-profile. He estudiado publicidad y relaciones públicas en la URJC de Fuenlabrada. Fan de la escritura e intento reiterado de autor. NeverSurrender como forma de vida.
Guillermo Salas Martínez

Latest posts by Guillermo Salas Martínez (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*