Como gestionar los datos en una agencia de comunicacion

Big Data, Right Data y Small Data en una agencia de comunicación

Hoy en día es realmente fácil encontrar información útil y relevante sobre los resultados de las acciones que una agencia de comunicación o relaciones públicas envía a clientes, medios o usuarios. Sabes quién abre tu boletín, qué día, cuántas veces, desde dónde, e incluso qué tipo de dispositivo o navegador ha utilizado el usuario para ver la información. Estos datos sirven para analizar el éxito, o ausencia del mismo, de cada una de tus campañas. ¿Te lee tu público? ¿Por qué? ¿Qué está fallando? ¿Tenemos algún problema de spam? Y muchas más preguntas de las que es relativamente fácil obtener una respuesta. Sigue leyendo

Situaciones de terror entre agencia de comunicación y cliente

Especial Halloween: situaciones de terror entre agencia de comunicación y cliente

No hace falta que sea Halloween para que agencias de comunicación y clientes pasen por episodios de terror y pánico. Y no siempre todas están justificadas, seamos sinceros. Si alguien de la profesión está leyendo este post, sabrá de lo que estoy hablando.

He tenido la suerte de trabajar en ambas orillas del río, y cada una tiene lo suyo. La alienación que sufrimos de un lado y del otro puede llegar a ser bastante surrealista y divertida en cuanto a la gestión de nuestros miedos y fobias.

¿Qué tal nombrar cinco de cada?

El miedo desde el lado de la agencia

  1. Petición de un cliente un viernes a las 14:30 de la tarde: “Lanzamos una campaña institucional la semana que viene. ¿Qué te parece hacer un vídeo viral para redes sociales? ¿Presupuesto? ¿Qué presupuesto?”.
  2. Indicación del KPI deseado por un cliente para el año que viene: “Nos gustaría crear una comunidad grande y sólida en Google+ de 10.000 contactos”.
  3. El mismo día que tienes planificado realizar una acción para un cliente en Twitter, utilizando un hashtag para intentar convertirlo en tendencia, One Direction lanza single por sorpresa, Bárcenas publica un “papelito” nuevo y en MYHYV han llegado a las manos.
  4. El director general de la empresa de un cliente quiere, en media hora, que le metas en un documento Word, uno por uno, todos los tuits (aproximadamente 2.000) que se han generado a raíz de un incidente en uno de sus establecimientos.
  5. Ese extraño momento en el que uno de tus clientes te dice: “He soñado contigo…”.

El miedo desde el lado del cliente

  1. Propuesta de tu agencia de social media: “¿Organizamos un hangout con el CEO de la empresa para que los usuarios puedan preguntarle cosas?”.
  2. La agencia creativa propone someter a opinión popular en redes sociales el nuevo cambio de imagen corporativa de la empresa.
  3. El CEO ha visto la imagen de un meme publicada en la página de Facebook de la compañía y ordena retirarlo inmediatamente por ser “una soberana gilipollez”.
  4. Un periodista “amigo” tuitea una opinión desfavorable de la compañía en su cuenta personal de Twitter. El director de Comunicación pide que se le exija al periodista retirar el tuit.
  5. Repentinamente, el community manager se ha puesto enfermo y le dan una baja de un mes.

Seguro que nos dejamos muchos más momentos terribles en el tintero. ¿Te animas a sugerirnos los tuyos? Por cierto: ¡feliz Halloween!

Sara Martín

@_SaraMP_

Estudio Kantar Media

La importancia de justificar tu estrategia de marketing de contenidos

La agencia de seguimiento y monitorización Kantar Media acaba de publicar un interesante estudio, “Se hace camino al andar”, que analiza la labor en los medios de comunicación de las agencias de comunicación y RRPP en cuatro países europeos: España, Italia, Francia y Reino Unido. Además de someternos al dictamen del clipping, es decir, a la medición del número de impactos que generamos sobre nosotras mismas en medios, el informe hace un repaso por nuestro papel en plataformas sociales, que suponen un soporte fundamental en cualquier estrategia de marketing de contenidos.

Para Best Relations, los resultados del trabajo de Kantar Media son positivos. Es cierto que no inundamos la prensa con noticias sobre nuestra labor, ni somos los que más seguidores tenemos en Twitter (¿el volumen es lo que importaba?), pero en el caso de Facebook, nos alegra comprobar que nos situamos en segundo lugar de los cuatro países estudiados en lo que se refiere a volumen de interacciones, sólo por detrás de Globally. PR Noticias nos ubica en octavo lugar atendiendo al número de seguidores. En cualquier caso, lo valoramos de forma positiva. En Pinterest tampoco parece que lo hagamos mal, ocupando también el segundo lugar tras Silvia Albert in Company. En este punto, estamos intentando aún descifrar qué significa “apoyar el contenido naranja fuerte” de nuestros tableros, tal y como explica el estudio, pero os invitamos a pasar por allí para que vosotros tratéis de entenderlo.

Resulta curioso comprobar cómo Facebook es un entorno que sólo tomamos en consideración en España porque, desde fuera de nuestro país, no está considerado como una plataforma B2B. Y posiblemente no lo sea pero, ¿es que sólo hay que buscar la venta directa de servicios? En el caso de Twitter, británicos y españoles nos batimos el cobre en la acumulación de seguidores. Como canal más informativo, en el que el enlace es el valor añadido del contenido, tiene sentido que escribir en inglés o castellano te acerque a públicos más allá de tus fronteras. En cuanto a valorar el índice Klout como indicador de influencia, podemos correr un tupido velo.

En líneas generales, existen importantes coincidencias en la forma de afrontar la presencia en medios sociales por parte de las agencias de comunicación y RRPP, marketing y social media. Sin embargo, lo que resulta clave no es seguir una estrategia común, sino escoger la más adecuada para cada uno y darle un sentido. Nosotros nos hemos desplegado en Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, Instagram, YouTube y Google+, sin olvidar, además de este blog, la bitácora que mantenemos en Tumblr. ¿Y qué motivos tenemos para actuar así? Nuestra estrategia de marketing de contenidos tiene sus razones de ser:

  1. Compartir nuestra experiencia.  El blog es la espina dorsal de nuestro conocimiento y la plataforma fundamental de nuestra estrategia. Nos permite mostrar lo que sabemos hacer y lo que no sabemos. Y como compartir no es una acción unidireccional, escuchamos los comentarios y las sugerencias y dialogamos siempre que se establece ese nivel de interacción.
  2. Ordenar nuestros conocimientos. No se es consciente de lo que se sabe o de lo que se carece hasta que no nos ponemos a escribir. Por eso es un ejercicio tan sano obligarnos a compartir ideas: nos ayuda a organizar, seleccionar y perfeccionar lo que queremos contar.
  3. Acercarnos a nuestros públicos. Estudiantes, profesionales de la comunicación y el marketing, y empresas forman el grueso de los públicos que interactúan con nosotros y con los que entramos en contacto en social media. Cada uno se localiza de forma diferenciada en unas y otras plataformas. En cada contexto, el mensaje se adapta y cambia. Ya lo decíamos recientemente: tus contactos no tienen por qué ser los mismos en Twitter que en Instagram.
  4. Dar soporte a los procedimientos de la empresa. LinkedIn, Twitter o Facebook son canales fundamentales en nuestra política de Recursos Humanos. Así de claro. A través de ellos, compartimos las posiciones que están abiertas y canalizamos buena parte de la labor de identificación y filtrado de perfiles. Además, los medios sociales nos están permitiendo conocer herramientas y procesos de trabajo ajenos que testamos e incorporamos a nuestra actividad.
  5. Escuchar, aprender y aplicar. Somos profesionales de la comunicación y tenemos la obligación de entender cómo funcionan las plataformas sobre las que desarrollar las estrategias para nuestros clientes. Si no las comprendemos ni nos involucramos en ellas, difícilmente tendremos criterio para poner en marcha acciones concretas… o rechazarlas.
  6. Mostrarnos tal cual somos. Defendemos la comunicación basada en valores reales, es decir, la slow-comm. Por eso, nuestros principios y nuestra forma de aplicarlos están presentes en nuestros contenidos. Pinterest , Facebook o Instagram, por ejemplo, nos muestran gráficamente desde dentro, tal y como sentimos nuestro trabajo en la agencia. No es exhibicionismo, sino humanizarnos. Para bien o para mal, somos así.

Para muchos, faltaría un punto fundamental: marketing de contenidos como estrategia de posicionamiento o SEO. Puede ser, pero estamos convencidos de que, cuando todo lo anterior se aplica con coherencia, el posicionamiento es orgánico. Las cifras que manejamos internamente (y esas no las vamos a compartir en público) nos dicen que no vamos desencaminados.

Carlos Molina

@molinaguerrero

notas-prensa

Cómo escribir notas de prensa, todo un arte

¿Quién es la osada que va a hablar de notas de prensa en un blog llamado Medios Sociales? ¿Quién se atreve a recordar las claves de cómo redactar ese documento básico de las relaciones públicas en la era del 2.0? La piedra filosofal, el origen de todo, el big-bang de la comunicación… pues yo, señores, la que viste y calza (muy bien, por cierto).

Y ¿cómo me atrevo a hacer esto? Pues, quizás, porque soy de la vieja escuela, soy de las que ha mandado notas de prensa por fax, de las que ha pegado diapos con un celo enrollado en las notas y las ha mandado por correo (sí, el analógico, el tradicional, el que tarda unos días en llegar a su destinatario) y, para quienes no lo sepan, los y las que hacíamos esto no llevábamos en el tupper mamut en salsa, ni vestíamos pieles de bisonte. De esto no hace tantos años y esa generación todavía vive (aunque os parezca raro ;-)).

En definitiva, que me resisto a que el arte de redactar notas de prensa muera, porque creo que es una herramienta vigente, a pesar de la crisis de los medios y del boom del 2.0, que esto  de la comunicación, afortunadamente, evoluciona pero el origen, la base, debe pervivir.

Titulares tan grandes como “un maquinón por menos de 1.000 pavos” son poesía pura hecha nota de prensa, salidos de la factoría Best Relations, y firmados por la pluma de @Mariphel, toda una artista en esto de  escribir notas.  De verdad, decidme que no hay que ser genial, para pensar, escribir, hacer que el cliente apruebe y enviar a medios titulares tan valientes, tan descriptivos y con tanto gancho como estos:

“Hay cosas que no sabes de tu enchufe”

“Se buscan disfrutones”

“Dime cómo haces la maleta y te diré quién eres”

“El pendrive abre botellas”

Pues sí, para mí esto es arte, y llegar a esto no es casualidad, es experiencia, es trabajo, es esfuerzo y es la combinación de lo que describo a continuación:

  1. Story telling: Es fundamental crear una historia para redactar una nota de prensa, un gancho para los medios. Definitivamente no es lo mismo decir “I Estudio sobre el uso de la tecnología entre el segmento femenino en España” que ¿Eres una tecno-woman?
  2. Concisión, claridad, corrección: Crear una percha informativa no es excusa para perder el foco periodístico y las claves del buen hacer de la redacción.  Escribir una nota de prensa nunca debería ser salpicar el texto con palabras vacías como “el líder en su sector”, porque ya sabemos que eso no aporta valor a la información.
  3. Ingenio:  Los puntos anteriores son, si se quiere, técnicos, son lo básico con lo que tiene que “llevar aprendido de la facultad” un comunicador, pero el ingenio no se aprende. Se tiene o no se tiene, y de eso le sobra a mi compañera Ana que un día fue capaz de escribir este titular:  “Cámara espía con licencia para pilotar”, o a mi compañera Tania, la reina de las notas de prensa, que tituló una nota así: “Nómadas modernos: Teletrabajadores 3.0”
  4. La guinda es convertir tu nota de prensa en una social media release. Así, para que no me tachen de anticuada, no se me olvidará mencionar que es imprescindible -para adaptarse a los tiempos y para aplicar las grandes ventajas del social media al campo de la relación con medios-  transformar tu nota de prensa tradicional en una social media release, incorporando elementos y recursos propios del 2.0.

De este modo, si somos capaces de combinar todos estos factores, habréis sentido, como yo, ese placer infinito de ver tu nota publicada tal cual por una agencia de noticias, lo que significa máxima difusión, y habréis desgranado y paladeado cada uno de los clips de prensa que han llegado a vuestras manos para meterlos en un informe, con la satisfacción del trabajo bien hecho. Es casi, casi, casi como llegar al follower 1.000 en Twitter…

Sé que es un éxtasis difícil de comprender, pero ¿a que los que trabajáis en comunicación, y sobre todo, en agencia, me entenderéis perfectamente?

Begoña González

@BEGOGLEZ