Resumen de noticias de social media en febrero 2016

5 capítulos que resumen el mundo del social media en febrero de 2016

Los social media son un torbellino. Los cambios y novedades se suceden sin descanso porque, entre otras cosas, lo que se transforma está vivo, mientras que lo que no lo hace está al borde de la desaparición. Febrero nos dejó historias de mutación y renovación (Snapchat, Instagram, Facebook, Twitter…) e historias de estancamiento (Tuenti, Yahoo!, Flash). Pero para que no se te hagan bola, te las resumimos en cinco capítulos con un toque cinematográfico que te servirán para quedar mejor que bien en las reuniones after work con otros colegas del marketing digital. Sigue leyendo

no-me-gusta

Qué debes preguntarte si llega el botón “no me gusta” a Facebook

Llevan tiempo pidiéndolo los usuarios y, por fin, Marck Zuckerberg parece haberlos escuchado: el botón de “no me gusta” en Facebook está en camino. O, más bien, según el CEO de la compañía, lo que llegará será una alternativa al tradicional like. Hasta ahora sólo se podía comentar, compartir o mostrar afinidad con los contenidos publicados. Esto último lo hacemos mediante un “me gusta” algo controvertido, que en más de una ocasión habrá generado suspicacias.

Sigue leyendo

Algoritmos en plataformas sociales

4 cosas que debemos pedir al algoritmo de una plataforma social

El conocimiento es un activo clave en el ámbito digital. Conocer al usuario permite anticiparse a sus reacciones, a sus deseos y a sus necesidades. Es situarse en la casilla de llegada antes de que la persona la alcance. Pero no es fácil conocer a alguien, ni siquiera a nosotros mismos. Por eso nos sorprenden los datos que nos proporcionan los dispositivos conectados que nos cuantifican: porque nos descubren patrones de comportamiento de los que no éramos conscientes. Ahora bien, no hay nada en internet que quiera saber más de nosotros que un algoritmo.

Detrás de cualquier red social, de cualquier servicio digital, de cualquier plataforma de publicidad online, hay una fórmula matemática que tiene en cuenta nuestros movimientos para servirnos una determinada información acorde al perfil que mostramos. A veces, esa información es de carácter útil y se adelanta a lo que activamente intentamos localizar; otras es de tipo comercial y nos sugiere una transacción basada en nuestros antecedentes. A menudo, por desgracia, descubrimos que no sucede ni lo uno ni lo otro. Los algoritmos no son perfectos.

¿Qué debemos pedirle a un algoritmo en una red o servicio social? Al menos lo siguiente:

Sigue leyendo

Cosas que podrían pasar si el feed de Twitter usara algoritmo

Cosas que podrían pasar si el feed de Twitter usara algoritmo

La semana pasada, el responsable financiero de Twitter, Anthony Notolo, dejó caer la posibilidad de que la plataforma incorpore un algoritmo para ordenar de forma no cronológica las publicaciones de los usuarios. En una intervención en la Citi Global Technology Conference de Nueva York, y según recoge The Wall Street Journal, Notolo señaló que leer las noticias en orden cronológico inverso “no es la experiencia más relevante para el usuario”. En su opinión, “poner el contenido delante de la persona en el momento [en que abre la aplicación]” sería “una forma de organizar [dicho] contenido mejor”.

Notolo se expresó sobre otras cuestiones que también darían mucho de sí, como las búsquedas por temas y la posibilidad de introducir en breve las conversaciones entre grupos cerrados. Sin embargo, con el asunto del algoritmo vamos a tener suficiente por hoy. Sigue leyendo

Social Dislocation: cuando las redes sociales acaban con espacio y tiempo

Social Dislocation: cuando las redes sociales acaban con espacio y tiempo

El origen de internet transformó el concepto de espacio: ya no importaba dónde estuvieras para poder acceder a un contenido, hacer una transacción económica o realizar un trámite. Ahora es algo muy asumido, pero intentad imaginad cómo sería gestionar cualquier cosa sin la red de redes: el día a día de un banco, de una empresa de mensajería, hasta de un hospital… ¡No sé cómo se las apañaban hace 20 años!

Pero la cosa no se quedaba sólo en el espacio. Hasta hace poco, podíamos intuir que los medios sociales estaban eliminando el concepto tiempo, destronando la cronología natural de los hechos en favor del contenido per se. De esta forma, ya no importa cuándo suceden las cosas, sino cuándo las consumimos. Un ejemplo claro son los memes, que ya nacieron atemporales; aquí, lo importante no es en qué momento se originan, sino en qué momento te sumas a la cadena. De esta forma, historias viejas se hacen actuales y los que no se vieron expuestos a esos contenidos en su momento (meses o años atrás) los comparten ahora con igual entusiasmo. ¿Quién no ha recibido en los últimos meses el famoso vídeo de los “bebés gemelos parlanchines”, que data de 2011, de un destinatario fascinado por la conversación de los pequeños? Sigue leyendo