Autocensura: cómo censuramos nuestras propias opiniones en redes sociales

Autocensura

En la historia de la Humanidad, ¿cuántas veces hemos reconocido que en lugar de avanzar dimos un paso atrás? Nuestro pensamiento, sometido a la línea de tiempo, no admite la idea de retroceso. Tenemos la firme creencia del eterno avance. Pero, ¿qué ocurriría si tomáramos conciencia de una involución? ¿Admitiríamos el retroceso aunque sólo fuera de determinados aspectos? No lo creo. Es más, utilizaríamos contraargumentos como los avances en tecnología, medicina u otras ciencias para demostrar que siempre hemos caminado en la misma dirección: la del progreso. Es innegable que hemos avanzando, pero no en todos los ámbitos.

Me pregunto qué está pasando con la libertad de expresión cuando una marca, un medio de comunicación o una persona deciden no hacer pública su opinión en las redes sociales porque podría resultar políticamente incorrecta. El barniz de lo “correcto” es un virus homogeneizador que está debilitando nuestra libertad, nuestra creatividad y la diversidad de opinión. Los verdaderos pensamientos se esconden detrás del muro de la apariencia mientras nos sometemos de manera silenciosa a un fenómeno difícil de explicar: la autocensura. Sigue leyendo