explotar-imagen

Quien tiene una celebrity en Instagram tiene un tesoro

Lo reconozco, tengo un vicio y se llama Instagram. Sí, anteriormente había estado enganchada a otras redes sociales pero, créeme, lo de Instagram ya pasa de castaño a oscuro. Cumple todo lo que se le pide a una red social y, sobre todo, hace que consigas unos niveles de engagement increíbles como bien cuenta mi compañero Jesús Rubio en este post. Sigue leyendo

rumore-redes-sociales

¿Estás preparado para superar un #TrendingRumor?

Los medios sociales sirven para comunicar e intercambiar información con rapidez y eficacia, pero también conllevan la diseminación de rumores o mensajes no contrastados que a veces resultan ser falsos. Para detectar un #TrendingRumor utilizamos la monitorización previa por palabras clave o por secuencia encadenada de palabras. Solo así seremos capaces de identificar el inicio de un issue online que puede acabar desencadenando una crisis. Sigue leyendo

comunity-manager

Cuando la realidad estropea la planificación del community manager

La inmediatez de las redes sociales implica riesgos. Dichos riesgos evidencian, a veces, que detrás de la comunicación on-line, efectivamente, hay personas. Y las personas, en ocasiones, se equivocan.

Sigue leyendo

ballantines

 El día en que Ballantine’s olvidó la importancia de la pasión

Tiemblan las redes sociales. Una vez más. Otro community manager se ha vuelto loco, como en ocasiones anteriores, o eso nos quieren hacer creer. A los mandos del perfil de Ballantine’s en España, el osado Manolo CM arremete contra los seguidores del Atlético de Madrid y declara su pasión por el Real Madrid, algo que no era nuevo. Las respuestas a su última provocación no se hacen esperar: para los colchoneros, es un acto despreciable; para los seguidores del club de Concha Espina es un ídolo. Para los que ni fu ni fa, división de opiniones. Trending topics, peticiones públicas de readmisión y encumbramiento del individuo por parte de otras grandes figuras humorísticas de Twitter. ¿Ha nacido una tuiterestrella?

Sigue leyendo

Cómo ser un community manager como el de Alcampo

Cómo ser community manager y comunicar como una persona en 4 pasos

Partimos de la premisa de que de que un community manager es una persona. Las personas se comunican como personas. Las marcas, en cambio, se comunican como marcas, son corporativas. Bien. Lógico.

Entonces, ¿los community managers deben comunicar como personas o como marcas? Porque son personas, pero representan a marcas.

Las marcas han de cumplir su estilo comunicativo, pero el trabajo de los gestores de sus comunidades y medios sociales conlleva romper SIEMPRE QUE SEA NECESARIO el estilo de la marca y adaptarlo a un entorno social, en el que toca comunicar más como persona y menos como marca.

Un buen ejemplo de un community manager que sabe respetar el estilo de su marca y demuestra no ser un robot es el de Alcampo. Nos servirá como ejemplo, y que conste que no es un caso nuestro. Así de sinceros queremos ser.

Si quieres ser community manager sin renunciar a tu humanidad, sigue estos 4 pasos elementales basados en el último caso de éxito de este perfil de esta cadena de distribución. Persona, marca, persona, marca… Se persona y se marca 😉

Sigue leyendo

10 herramientas imprescindibles para community managers

10 herramientas imprescindibles para 10 actividades de community management

Las herramientas online se han convertido en un gran apoyo de trabajo para todas las personas que trabajamos en el entorno de los social media. Cada día aparecen nuevas y mejoradas soluciones que consiguen que optimicemos mucho mejor nuestro tiempo y esfuerzo en el día a día en internet. No obstante, el problema surge a la hora de decidir y elegir cuales son las más alternativas más eficaces y rentables para nuestro proceso de trabajo, ya que existe una gran oferta a nuestra disposición.

Por este motivo, os traemos un mix de 10 herramientas imprescindibles para sendas actividades habituales en el día a día de todo community manager y que quizás aún no conozcas: Sigue leyendo

El community manager se ha vuelto loco: el retorno

El community manager se ha vuelto loco (II): el retorno

Resulta muy duro sustraerse a la fama, al éxito, a los aplausos del público. ¿Quién no se vendría arriba cuando un tuit suyo se replica cientos de veces? ¿A quién no se le pasaría por la cabeza buscar formas de rentabilizar su blog cuando supera los varios miles de visitas diarias? ¿Acaso hay alguien capaz de olvidar el peso de los premios recibidos o el reconocimiento de los rankings por su estilo gestionando redes sociales? Lo dudo. La popularidad puede superar al community manager más pintado. Yo mismo voy a cometer el error con este post oportunista. No sé quién me habré creído que soy.

La semana pasada asistimos a un duelo en la cumbre en Twitter. Dos de los perfiles más famosos y controvertidos, @policia y @MediaMarkt_es, se enfrentaban en un atípico enganche digital como no se recordaba en el mundo social media. A un consejo de la Policía Nacional sobre la obligación ética y legal de los cazadores de tratar bien a sus perros, contestaba Media Markt con un alegato contra el mismo ejercicio de la caza redactado en forma de reproche. El hecho no habría extrañado de tratarse de un perfil personal, pero sí cuando se hace con uno corporativo. Ahora bien, si atendemos a que la cuenta de Media Markt se gestiona como lo haría una “tuit-star” adolescente, usando su lenguaje, guiños y referencias a la cultura de la verdadera generación nativa digital, la capacidad de sorpresa es lo que está fuera de lugar.

Sigue leyendo

El community manager se ha vuelto loco

El community manager se ha vuelto loco

Hace escasos meses, Media Markt dio un giro radical a la forma de gestionar su perfil corporativo de Twitter en España. La compañía comenzó a lanzar mensajes desenfadados y bromistas, incorporando expresiones populares, jugando con los memes del momento, enlazando a vídeos virales o a noticias llamativas (con poco que ver con la tecnología), provocando a clientes y visitantes casuales. El sábado 12 de octubre repitió con un par de irreverentes tuits en los que invitaba a pasar de desfiles militares y de la Legión para ir a uno de sus establecimientos. Cuando tienes unas decenas de seguidores, alcanzar repercusión depende de factores externos; cuando cuentas con más de 30.000, la mecha prende rápido. ¿Se había vuelto loco el community manager?

Desde el sábado, Media Markt ha logrado que todos los que nos dedicamos a este sector, y muchos que no lo hacen, hablemos de la gestión de su perfil en la red de microblogging. Unos lo hacen para alabarla y otros para criticar su tono y presunta falta de respeto. Todos, al final, terminamos hablando de la compañía, aunque no sea excusa ni consuelo aquello que decía Dalí de “que hablen de ti, aunque sea bien”. Para variar, voy a escribir bien del caso.

Para definir por qué no me parece mal cómo se está llevando a cabo la gestión del perfil en Twitter de Media Markt, me voy a remitir al white paper que publicamos en Best Relations meses atrás: “Fast You! Slow Me!”, en el que presentábamos el concepto de slow-comm: comunicación basada en valores reales. Slow-comm no significa que debamos asumir valores ideales y generalmente aceptados por la sociedad, sino que si nuestros valores son unos, nuestra comunicación no se puede apoyar en los opuestos. Si soy una empresa desagradable, lo lógico es que me dirija de la misma manera a mis clientes en internet. Y si soy una compañía formal y gris, lo suyo es que mis mensajes vayan impregnados de la misma sosez. No todo es de color de rosa ni la comunicación en internet debe ser plana y feliz.

Lo mismo pienso de Media Markt. Desde hace años, juegan la baza de la provocación. “Yo no soy tonto” es un claim pensado para provocar: si no compras en nuestros establecimientos, es que eres tonto. Suena a la frase de George Bush jr. que parafraseaba la Biblia: “o estás con nosotros o estas con los terroristas”; en el fondo, sólo es lógica tramposa, pero funciona. Por eso, ¿a quién puede resultarle raro el comportamiento en redes sociales de la empresa?

Hace unos meses, un cliente reclamaba la reparación de un ordenador con la fuente de alimentación estropeada, y se le contestaba con la siguiente frase:

Para una empresa que fue pionera en endurecer las condiciones de devolución de los productos, ¿por qué iba a tener que mostrarse solícita y arrepentida en redes sociales? Es mi opinión y reconozco que jamás me dirigiría a un cliente afectado por una avería en esos términos, sobre todo cuando hablamos de una reparación que puede costarle muy cara como para andar con bromas, pero ¿de qué empresa estamos hablando?

Peor veo la posición de la Policía Nacional en Twitter. Puesta como ejemplo por cientos de expertos, maneja un lenguaje y unas formas que a veces resultarán divertidas y pretendidamente cercanas a la gente joven, pero que poco tienen que ver con la imagen pública de este cuerpo de seguridad del Estado: serio, contundente, con poco espacio para bromas (y esto sin entrar en debates polémicos sobre intervenciones en actos públicos, ojo).

¿Y qué decir de Ryanair? La aerolínea estrenó perfil en Twitter recientemente y sorprende que la irreverencia y descaro de las declaraciones de su consejero delegado, Michael O’Leary, no se vean por ningún lado en sus tuits. Eso no es slow-comm: es el disfraz de la corrección.

No soy partidario de dar lecciones donde no hay verdades absolutas, y no me parece adecuado poner a Media Markt como ejemplo de lo que no hay que hacer como community manager. Sin embargo, prefiero defender lo auténtico dentro del respeto a los demás, y me gusta que haya quien se salte las normas tácitas si se respeta la legalidad vigente. Y si eso tiene consecuencias negativas para la empresa, como perder potenciales clientes (que los perderá), tendrá que valorarlo según sus objetivos de negocio y de comunicación. Por ahora, me atrevo a decir que todo está saliendo según lo previsto.

Carlos Molina

@molinaguerrero

geolocalizacion

La geolocalización como modelo de negocio en España: un futuro prometedor

Varios informes presentados recientemente ponen de relieve cómo el avance hacia la sociedad de la información en España es lento si lo comparamos con la media Europea. El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información revela en la edición 2012 del informe “La Sociedad en Red” que el 29% de españoles no ha utilizado nunca Internet. Por su parte, el informe “eEspaña” de la Fundación Orange destaca cómo el índice tecnológico español se sitúa dos puntos por debajo de la media europea.

Hace no mucho mi compañero Daniel reflexionaba sobre la generalización de los smartphones, a los que calificaba de armas de distracción masiva. ¿Pero no era que estamos a la cola en consumo de tecnologías de la información y comunicación? Los que me conocéis sabéis que soy muy de citas y datos y, en el caso que nos ocupa, hay uno que habla por sí mismo: España ocupa la primera posición europea en penetración de smartphones, con el 55,2% del parque móvil, por encima de la media europea que se sitúa en el 47,6%. Así que, no nos desanimemos: la sociedad de la información española también abandera nuevos comportamientos de consumo tecnológico.

Ante un escenario tan prometedor, las aplicaciones móviles para smartphones amplían cada día la oferta de servicios para adaptarse a los hábitos, rutinas y necesidades de los usuarios, que ahora también son móviles. Muchas webs se adaptan a la movilidad para hacer mejorar la experiencia de consumo de los usuarios en sus sitios web. Pero, además, son muchas las empresas que nacen pensando en aprovechar ventajas como la geolocalización y el alto poder de penetración de los teléfonos inteligentes.

Ilustro el caso con una aplicación gratuita, disponible para iOS, Blackberry, Android, iPhone y Windows Phone 7, que he tenido el gusto de probar hace pocos días. Se trata de Gootaxi, diseñada para permitir al usuario solicitar un taxi de forma directa. Funciona mediante geolocalización, aunque también es posible elegir sobre el mapa el punto exacto en el que estamos si el GPS no nos ha ubicado bien. Una vez geolocalizado o encontrado el punto en el que nos encontramos, pedimos el taxi a través de dos sencillas pantallas y un mensaje nos informa de la compañía de taxis que enviará el coche y cuánto tardará aproximadamente en llegar. Además, cuando llega nuestro vehículo, la aplicación nos envía un SMS para informarnos de ello.

El valor que aporta al usuario este servicio es la posibilidad de pedir un taxi de forma rápida y cómoda, sin necesidad de gastar dinero en una llamada telefónica ni de conocer o recordar el teléfono de la emisora de taxis de la ciudad en la que se encuentra. Además, aparte de pedir el taxi, podemos avisar desde la misma aplicación si vamos a pagar con tarjeta o si necesitamos un taxi para personas con discapacidad. Si pedimos taxis desde los mismos sitios habitualmente también podemos añadirlos a favoritos para no perder tiempo en geolocalizarnos.

Aunque la utilización de la aplicación es gratuita para el usuario, los taxistas que quieran asociarse al servicio tienen que abonar una pequeña cuota por cada carrera conseguida, circunstancia que para algunos taxistas es un freno a la hora de adoptar el servicio. Pero, a cambio, se les ofrece un nuevo canal para conseguir mayor número de clientes, permitiéndoles visualizar el punto de recogida en un mapa con total precisión, con información del usuario y la posibilidad de comunicarse con él.

Existen otras aplicaciones, como myTAxi, wannataxi o TaxiCalle, que presentan, esencialmente, la misma ventaja competitiva y valor para el usuario que Gootaxi, aunque ésta es quizás la aplicación con mayor implantación en nuestro país y la que congrega a un mayor número de taxistas asociados al servicio. Porque, una cosa está clara: la utilidad real de una aplicación de este tipo para el usuario depende, en gran medida, de la implantación que tengan en cada ciudad y del número de taxistas asociados al servicio. Mientras que en grandes ciudades como Madrid o Barcelona no habrá problema para encontrar taxistas que utilicen el servicio, en ciudades más pequeñas su impacto será menor.

¿Os ha gustado la aplicación? ¿Qué opináis de la geolocalización como modelo de negocio? Ya sé que lo de hacer predicciones es muy de final de año pero –como los que trabajamos en agencia sabemos– el año comienza en septiembre ;). Así que, me atrevo a decir ahora, en pleno mes de agosto, que la geolocalización abre un amplísimo y prometedor abanico de posibilidades en cuanto a la creación de servicios que mejoren nuestra experiencia en multitud de campos y que por aquí cabalgará el modelo de negocio de muchas compañías a medio plazo. Y a todas ellas les regalo un consejo inspirado en una frase del sabio Henry Jenkins: la clave es producir algo que una a la gente y les ofrezca algo que hacer juntos”. Es decir, no os quedéis sólo en crear un producto tecnológicamente perfecto y explotad el factor comunidad y los elementos sociales para llegar verdaderamente al público y crear vínculos con él.

 

Laura María Vázquez
@lauramaria_vaz

social-media-marketing_1

Best Relations en el curso “Estratega en Social Media y Community Management”

El próximo día 13 de diciembre dará comienzo en Madrid, en CESMA Escuela de Negocios, el curso “Estratega en Social Media y Community Management”. El programa, en cuyo claustro de profesores figuran algunos de los profesionales de Best Relations, estará centrado en la gestión de comunidades desde la perspectiva de la comunicación y del marketing, sin olvidar aspectos fundamentales relacionados con el impacto en el negocio de los medios sociales.

El curso se dirige a personas que ya estén trabajando o quieran hacerlo en el campo de los medios sociales, en departamentos de Comunicación y Marketing de cualquier tipo de organización, independientemente de la jerarquía directiva. Asimismo, se orienta a directores generales y emprendedores que necesiten adquirir conocimientos específicos para entender mejor las últimas tendencias de comunicación y sus implicaciones de negocio.

El programa abarca, entre otros, los siguientes módulos:

  • Cómo estructurar un programa de comunicación en medios sociales
  • Funciones del Social Media Strategist y del Community Manager
  • Gestión de la reputación y de  crisis online
  • Redes sociales, blogging y microblogging
  • Publicidad online
  • SEO y SEM

El curso, bajo la dirección del director general de Best Relations, Stephan Fuetterer, cuenta entre los docentes con otros tres miembros del equipo de la agencia (Ana López, Laura Vázquez y Carlos Molina), así como con algunos de los profesionales más reconocidos del sector, como Joaquín Mouriz, María Infante o Juan Merodio.

El programa se impartirá los martes de 18:30 a 21:30, hasta completar un total de 42 horas de formación. Si estáis interesados en asistir, podéis encontrar más información consultando el programa del curso o consultar directamente con nosotros.