10 herramientas imprescindibles para community managers

10 herramientas imprescindibles para 10 actividades de community management

22 / ago / 2014 | 1 Comentario

Las herramientas online se han convertido en un gran apoyo de trabajo para todas las personas que trabajamos en el entorno de los social media. Cada día aparecen nuevas y mejoradas soluciones que consiguen que optimicemos mucho mejor nuestro tiempo y esfuerzo en el día a día en internet. No obstante, el problema surge a la hora de decidir y elegir cuales son las más alternativas más eficaces y rentables para nuestro proceso de trabajo, ya que existe una gran oferta a nuestra disposición.

Por este motivo, os traemos un mix de 10 herramientas imprescindibles para sendas actividades habituales en el día a día de todo community manager y que quizás aún no conozcas: Sigue leyendo

El community manager se ha vuelto loco: el retorno

El community manager se ha vuelto loco (II): el retorno

28 / nov / 2013 | 3 Comentarios

Resulta muy duro sustraerse a la fama, al éxito, a los aplausos del público. ¿Quién no se vendría arriba cuando un tuit suyo se replica cientos de veces? ¿A quién no se le pasaría por la cabeza buscar formas de rentabilizar su blog cuando supera los varios miles de visitas diarias? ¿Acaso hay alguien capaz de olvidar el peso de los premios recibidos o el reconocimiento de los rankings por su estilo gestionando redes sociales? Lo dudo. La popularidad puede superar al community manager más pintado. Yo mismo voy a cometer el error con este post oportunista. No sé quién me habré creído que soy.

La semana pasada asistimos a un duelo en la cumbre en Twitter. Dos de los perfiles más famosos y controvertidos, @policia y @MediaMarkt_es, se enfrentaban en un atípico enganche digital como no se recordaba en el mundo social media. A un consejo de la Policía Nacional sobre la obligación ética y legal de los cazadores de tratar bien a sus perros, contestaba Media Markt con un alegato contra el mismo ejercicio de la caza redactado en forma de reproche. El hecho no habría extrañado de tratarse de un perfil personal, pero sí cuando se hace con uno corporativo. Ahora bien, si atendemos a que la cuenta de Media Markt se gestiona como lo haría una “tuit-star” adolescente, usando su lenguaje, guiños y referencias a la cultura de la verdadera generación nativa digital, la capacidad de sorpresa es lo que está fuera de lugar.

Sigue leyendo

El community manager se ha vuelto loco

El community manager se ha vuelto loco

15 / oct / 2013 | 9 Comentarios

Hace escasos meses, Media Markt dio un giro radical a la forma de gestionar su perfil corporativo de Twitter en España. La compañía comenzó a lanzar mensajes desenfadados y bromistas, incorporando expresiones populares, jugando con los memes del momento, enlazando a vídeos virales o a noticias llamativas (con poco que ver con la tecnología), provocando a clientes y visitantes casuales. El sábado 12 de octubre repitió con un par de irreverentes tuits en los que invitaba a pasar de desfiles militares y de la Legión para ir a uno de sus establecimientos. Cuando tienes unas decenas de seguidores, alcanzar repercusión depende de factores externos; cuando cuentas con más de 30.000, la mecha prende rápido. ¿Se había vuelto loco el community manager?

Desde el sábado, Media Markt ha logrado que todos los que nos dedicamos a este sector, y muchos que no lo hacen, hablemos de la gestión de su perfil en la red de microblogging. Unos lo hacen para alabarla y otros para criticar su tono y presunta falta de respeto. Todos, al final, terminamos hablando de la compañía, aunque no sea excusa ni consuelo aquello que decía Dalí de “que hablen de ti, aunque sea bien”. Para variar, voy a escribir bien del caso.

Para definir por qué no me parece mal cómo se está llevando a cabo la gestión del perfil en Twitter de Media Markt, me voy a remitir al white paper que publicamos en Best Relations meses atrás: “Fast You! Slow Me!”, en el que presentábamos el concepto de slow-comm: comunicación basada en valores reales. Slow-comm no significa que debamos asumir valores ideales y generalmente aceptados por la sociedad, sino que si nuestros valores son unos, nuestra comunicación no se puede apoyar en los opuestos. Si soy una empresa desagradable, lo lógico es que me dirija de la misma manera a mis clientes en internet. Y si soy una compañía formal y gris, lo suyo es que mis mensajes vayan impregnados de la misma sosez. No todo es de color de rosa ni la comunicación en internet debe ser plana y feliz.

Lo mismo pienso de Media Markt. Desde hace años, juegan la baza de la provocación. “Yo no soy tonto” es un claim pensado para provocar: si no compras en nuestros establecimientos, es que eres tonto. Suena a la frase de George Bush jr. que parafraseaba la Biblia: “o estás con nosotros o estas con los terroristas”; en el fondo, sólo es lógica tramposa, pero funciona. Por eso, ¿a quién puede resultarle raro el comportamiento en redes sociales de la empresa?

Hace unos meses, un cliente reclamaba la reparación de un ordenador con la fuente de alimentación estropeada, y se le contestaba con la siguiente frase:

Para una empresa que fue pionera en endurecer las condiciones de devolución de los productos, ¿por qué iba a tener que mostrarse solícita y arrepentida en redes sociales? Es mi opinión y reconozco que jamás me dirigiría a un cliente afectado por una avería en esos términos, sobre todo cuando hablamos de una reparación que puede costarle muy cara como para andar con bromas, pero ¿de qué empresa estamos hablando?

Peor veo la posición de la Policía Nacional en Twitter. Puesta como ejemplo por cientos de expertos, maneja un lenguaje y unas formas que a veces resultarán divertidas y pretendidamente cercanas a la gente joven, pero que poco tienen que ver con la imagen pública de este cuerpo de seguridad del Estado: serio, contundente, con poco espacio para bromas (y esto sin entrar en debates polémicos sobre intervenciones en actos públicos, ojo).

¿Y qué decir de Ryanair? La aerolínea estrenó perfil en Twitter recientemente y sorprende que la irreverencia y descaro de las declaraciones de su consejero delegado, Michael O’Leary, no se vean por ningún lado en sus tuits. Eso no es slow-comm: es el disfraz de la corrección.

No soy partidario de dar lecciones donde no hay verdades absolutas, y no me parece adecuado poner a Media Markt como ejemplo de lo que no hay que hacer como community manager. Sin embargo, prefiero defender lo auténtico dentro del respeto a los demás, y me gusta que haya quien se salte las normas tácitas si se respeta la legalidad vigente. Y si eso tiene consecuencias negativas para la empresa, como perder potenciales clientes (que los perderá), tendrá que valorarlo según sus objetivos de negocio y de comunicación. Por ahora, me atrevo a decir que todo está saliendo según lo previsto.

Carlos Molina

@molinaguerrero

geolocalizacion

La geolocalización como modelo de negocio en España: un futuro prometedor

09 / ago / 2012 | 1 Comentario

Varios informes presentados recientemente ponen de relieve cómo el avance hacia la sociedad de la información en España es lento si lo comparamos con la media Europea. El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información revela en la edición 2012 del informe “La Sociedad en Red” que el 29% de españoles no ha utilizado nunca Internet. Por su parte, el informe “eEspaña” de la Fundación Orange destaca cómo el índice tecnológico español se sitúa dos puntos por debajo de la media europea.

Hace no mucho mi compañero Daniel reflexionaba sobre la generalización de los smartphones, a los que calificaba de armas de distracción masiva. ¿Pero no era que estamos a la cola en consumo de tecnologías de la información y comunicación? Los que me conocéis sabéis que soy muy de citas y datos y, en el caso que nos ocupa, hay uno que habla por sí mismo: España ocupa la primera posición europea en penetración de smartphones, con el 55,2% del parque móvil, por encima de la media europea que se sitúa en el 47,6%. Así que, no nos desanimemos: la sociedad de la información española también abandera nuevos comportamientos de consumo tecnológico.

Ante un escenario tan prometedor, las aplicaciones móviles para smartphones amplían cada día la oferta de servicios para adaptarse a los hábitos, rutinas y necesidades de los usuarios, que ahora también son móviles. Muchas webs se adaptan a la movilidad para hacer mejorar la experiencia de consumo de los usuarios en sus sitios web. Pero, además, son muchas las empresas que nacen pensando en aprovechar ventajas como la geolocalización y el alto poder de penetración de los teléfonos inteligentes.

Ilustro el caso con una aplicación gratuita, disponible para iOS, Blackberry, Android, iPhone y Windows Phone 7, que he tenido el gusto de probar hace pocos días. Se trata de Gootaxi, diseñada para permitir al usuario solicitar un taxi de forma directa. Funciona mediante geolocalización, aunque también es posible elegir sobre el mapa el punto exacto en el que estamos si el GPS no nos ha ubicado bien. Una vez geolocalizado o encontrado el punto en el que nos encontramos, pedimos el taxi a través de dos sencillas pantallas y un mensaje nos informa de la compañía de taxis que enviará el coche y cuánto tardará aproximadamente en llegar. Además, cuando llega nuestro vehículo, la aplicación nos envía un SMS para informarnos de ello.

El valor que aporta al usuario este servicio es la posibilidad de pedir un taxi de forma rápida y cómoda, sin necesidad de gastar dinero en una llamada telefónica ni de conocer o recordar el teléfono de la emisora de taxis de la ciudad en la que se encuentra. Además, aparte de pedir el taxi, podemos avisar desde la misma aplicación si vamos a pagar con tarjeta o si necesitamos un taxi para personas con discapacidad. Si pedimos taxis desde los mismos sitios habitualmente también podemos añadirlos a favoritos para no perder tiempo en geolocalizarnos.

Aunque la utilización de la aplicación es gratuita para el usuario, los taxistas que quieran asociarse al servicio tienen que abonar una pequeña cuota por cada carrera conseguida, circunstancia que para algunos taxistas es un freno a la hora de adoptar el servicio. Pero, a cambio, se les ofrece un nuevo canal para conseguir mayor número de clientes, permitiéndoles visualizar el punto de recogida en un mapa con total precisión, con información del usuario y la posibilidad de comunicarse con él.

Existen otras aplicaciones, como myTAxi, wannataxi o TaxiCalle, que presentan, esencialmente, la misma ventaja competitiva y valor para el usuario que Gootaxi, aunque ésta es quizás la aplicación con mayor implantación en nuestro país y la que congrega a un mayor número de taxistas asociados al servicio. Porque, una cosa está clara: la utilidad real de una aplicación de este tipo para el usuario depende, en gran medida, de la implantación que tengan en cada ciudad y del número de taxistas asociados al servicio. Mientras que en grandes ciudades como Madrid o Barcelona no habrá problema para encontrar taxistas que utilicen el servicio, en ciudades más pequeñas su impacto será menor.

¿Os ha gustado la aplicación? ¿Qué opináis de la geolocalización como modelo de negocio? Ya sé que lo de hacer predicciones es muy de final de año pero –como los que trabajamos en agencia sabemos– el año comienza en septiembre ;). Así que, me atrevo a decir ahora, en pleno mes de agosto, que la geolocalización abre un amplísimo y prometedor abanico de posibilidades en cuanto a la creación de servicios que mejoren nuestra experiencia en multitud de campos y que por aquí cabalgará el modelo de negocio de muchas compañías a medio plazo. Y a todas ellas les regalo un consejo inspirado en una frase del sabio Henry Jenkins: la clave es producir algo que una a la gente y les ofrezca algo que hacer juntos”. Es decir, no os quedéis sólo en crear un producto tecnológicamente perfecto y explotad el factor comunidad y los elementos sociales para llegar verdaderamente al público y crear vínculos con él.

 

Laura María Vázquez
@lauramaria_vaz

social-media-marketing_1

Best Relations en el curso “Estratega en Social Media y Community Management”

05 / dic / 2011 | Escribir un comentario

El próximo día 13 de diciembre dará comienzo en Madrid, en CESMA Escuela de Negocios, el curso “Estratega en Social Media y Community Management”. El programa, en cuyo claustro de profesores figuran algunos de los profesionales de Best Relations, estará centrado en la gestión de comunidades desde la perspectiva de la comunicación y del marketing, sin olvidar aspectos fundamentales relacionados con el impacto en el negocio de los medios sociales.

El curso se dirige a personas que ya estén trabajando o quieran hacerlo en el campo de los medios sociales, en departamentos de Comunicación y Marketing de cualquier tipo de organización, independientemente de la jerarquía directiva. Asimismo, se orienta a directores generales y emprendedores que necesiten adquirir conocimientos específicos para entender mejor las últimas tendencias de comunicación y sus implicaciones de negocio.

El programa abarca, entre otros, los siguientes módulos:

  • Cómo estructurar un programa de comunicación en medios sociales
  • Funciones del Social Media Strategist y del Community Manager
  • Gestión de la reputación y de  crisis online
  • Redes sociales, blogging y microblogging
  • Publicidad online
  • SEO y SEM

El curso, bajo la dirección del director general de Best Relations, Stephan Fuetterer, cuenta entre los docentes con otros tres miembros del equipo de la agencia (Ana López, Laura Vázquez y Carlos Molina), así como con algunos de los profesionales más reconocidos del sector, como Joaquín Mouriz, María Infante o Juan Merodio.

El programa se impartirá los martes de 18:30 a 21:30, hasta completar un total de 42 horas de formación. Si estáis interesados en asistir, podéis encontrar más información consultando el programa del curso o consultar directamente con nosotros.

¿Que quieres ser community mana… qué?

19 / oct / 2011 | Escribir un comentario

Evocando a la mítica canción, imaginemos cómo un hijo le confiesa a su madre que su pasión es internet, que quiere dedicarse profesionalmente a la red de redes e intenta explicarle a su madre cuál sería su trabajo desempeñando las labores de community manager.

Planteemos 3 escenarios:

Escenario 1

Hijo: Mamá, quiero ser community manager.

Madre: Y ¿eso qué es, hijo?

Hijo: Pues se trata de dialogar con tus públicos en internet…

La madre le planta una sonora torta al chaval y lo manda directo a la Facultad de Medicina…

Escenario 2

Hijo: Mamá, quiero ser community manager.

Madre: Y ¿cuánto se gana?

Hijo: Bueno, mamá, el rango salarial es variable, desde unos discretos 12.000 euros brutos al año, eso sí, con altos conocimientos de idiomas, SEO/SEM/SMO/SMM/SEM, CMS, web analytics, diseño web, y un largo etcétera… hasta un sueldo interesante de 30.000 euros al año.

Hijo: Ese es otro tema un tanto difuso. Hay diversas opciones que oscilan desde los 450 euros de un curso, hasta los 8.000 euros de un master.

Madre: Complicada decisión… tenemos que hablarlo con tu padre. ¿No crees?

Escenario 3

Hijo: Mamá, quiero ser community manager.

Madre: Creo que eres poco ambicioso, tú puedes aspirar a más. Fórmate bien y emprende el apasionante camino en el 2.0. Pero apunta más alto, ¿qué te parece Social Media Strategist o director de Medios Sociales en una gran empresa? Tu labor será mucho más estratégica y tu salario se verá incrementado, pudiendo incluso aspirar a pertenecer al consejo de dirección de la compañía. ¿Cómo lo ves, hijo?

Hijo: Gracias mamá, seguiré tus consejos.

Como vemos, el horizonte es incierto y si siempre fue difícil explicarles a nuestras madres a qué nos dedicamos los que trabajamos en comunicación, ahora más que nunca hacer entender a nuestras familias el día a día de nuestro trabajo se convierte en toda una odisea.

Begoña González

@BEGOGLEZ

Manual de Twitter para principiantes

06 / sep / 2011 | Escribir un comentario

En Best Relations volvemos de las vacaciones con la intención de haceros la vida más fácil. Por ello, hemos recopilado en este práctico manual la terminología, las funciones y los procedimientos básicos de la plataforma más famosa de microblogging Twitter. Es un manual para dummies, para novatos, para tus padres o tus amigos que se introducen en Twitter y desean conocer y familiarizarse desde cero con la idiosincracia de esta red social.

Nosotros llevamos años interiorizando lo que es un #hashtag, un Follow Friday y un shortener, entendemos y utilizamos frases como “mándame un DM” o “tengo mi timeline abandonado” o también, conseguimos organizar nuestro Twitter y followers a través de listas, pero no todo el mundo está al día de ello. Ahora que la democracia está tan de moda, abogamos por extender todos los frikismos y compartir conocimiento. Todo el mundo se merece ser especial para demostrar que otros no lo tanto ;)

Un agradecimiento especial a nuestra compañera Ana López @anafwwm por el esfuerzo especial de recopilar todo ello en un documento.

La polémica del Community Manager entre @asegovia y @joseantoniogall

09 / jun / 2011 | 9 Comentarios

…y @m_angelmendez, claro. Perdona, es que no te conocía personalmente ;)

Hace un par de días El Pais publicó un artículo en el que se criticaba la burbuja generada en torno a la figura del Community Manager. A mi entender es un artículo que hacía falta para provocar un debate, que de hecho se ha producido. Me encantan los debates: ayudan a resolver las cosas de forma más eficiente y ágil y más aún cuando todas las partes implicadas son personas de gran experiencia que saben de lo que hablan. En lo que respecta al artículo, estoy de acuerdo con muchas partes, pero otras muestran un planteamiento simplista y superficial.

Se habla de que España es el país del mundo en el que más se busca el término Community Manager. La conclusión de los autores es que se ha creado una burbuja artificial que acabará reventando y salpicando a todos. ¿Ya está? ¿No buceamos en el origen de la burbuja? Vamos a ello:

¿Por qué el término Community Manager es tan buscado en España? Es una combinación entre desesperación y marketing. Porque a día de hoy “Community Manager” no es un término ni un concepto. Es una oportunidad laboral en un país cuya tasa de desempleo juvenil se sitúa en torno al 50% y en el que el nivel de paro general prácticamente iguala al de los peores momentos de la gran y trágica depresión americana (25% en 1933). Eso es una razón: las personas quieren trabajar y si esta es una forma de encontrar oportunidades laborales, pues hay que lanzarse a ella. ¿Qué tal si profundizamos un poco más en el porqué de las cosas? Quizá sean los políticos que nos gobiernan, máquinas de generar paro, los que generan la burbuja. Para mí resulta un indicador claro.

La otra razón de la ascensión de la evolución de búsqueda en Google del término Community Manager en España es la campaña publicitaria de Fanta. Reconozcámoslo: todos nos reímos mucho con aquello ;D

En el artículo se indica que “Unos cobran 18.000 euros al año, otros más de 45.000. Unos diseñan complejas estrategias de comunicación online, otros escriben mensajitos en Twitter. Algunos cuentan con MBA y 10 años de experiencia, otros con un curso por horas. No hay dos iguales y sin embargo todos se llaman community manager”. Efectivamente hay diferentes niveles de estrategia y ejecución y, por tanto, también de retribución. Pero no confundamos con sesgos sutiles ¿de acuerdo? No conozco a nadie que cobre 45.000 por sólo enviar mensajitos en Twitter, ni tampoco a nadie que cobre 18.000 por diseñar estrategias complejas (si realmente son complejas). En lo que no puedo estar de acuerdo es que todos se hagan llamar community managers. Resulta obvio que, por alguna razón, los autores no han podido o querido documentarse bien. Hace ya años que múltiples autores han expuesto los diferentes cargos laborales que existen en el mundo del social media (Director de Medios Sociales, Estrategas, Moderadores, etc.). De hecho, en este mismo blog se presentó el Organigrama 2.0, en el que no sólo se definían sino que también se jerarquizaban las tareas que tradicionalmente se asocian al Community Management. Una simple búsqueda del tipo “cargos en social media” habría bastado a los autores a acceder a información sobre el asunto.

Para cerrar el tema de la denominación: sé de abogados-becarios que cobran 400 al mes y también de abogados que lideran el Tribunal Constitucional ¡sin embargo, todos se llaman abogados!

También podemos leer en el artículo “nadie, ni empresas, candidatos, ni consultoras online, tienen claro qué es un community manager” Yo digo: no me lo creo ¿Nadie tiene claro lo que es un community manager? ¿Ni siquiera vosotros? Manuel Ángel, Adrián ¿Estáis seguros de lo que estáis firmando? Nadie es nadie. Cuidadito con lo que escribimos. Creo que estáis infravalorando a muchos profesionales y ejecutivos españoles, quizá una minoría, pero una minoría no equivale a “nadie”.

Asimismo leemos “se trata de una profesión sin las lógicas barreras de entrada en forma de títulos universitarios, (o) conocimientos técnicos específicos” Es absolutamente cierto: tal como se indica también en el texto de El País, hay autodidactas, gente que ha asistido a cursitos, otros que han asistido a cursos más serios o incluso a masters… No hay una carrera universitaria de Community Management. Las universidades son unos monstruos gigantescos a los que les falta agilidad para desarrollar una nueva carrera en poco tiempo. En cualquier caso, a veces da igual lo que hayas estudiado para ejercer este trabajo. De hecho, ese tema ya lo traté en el post El Community Manager Perfecto, al que me remito. Creo que es bueno que no existan esas barreras de entrada. Eso agiliza el mercado laboral. Los que sean buenos continuarán desarrollando su trabajo, los malos serán despedidos. Así de claro.

Tengo la impresión de que a veces se tiende a catalogar (ojo: no en el artículo) a muchos community managers como “Ah, esos que se han hecho un cursito y ya se creen que han hecho una carrera” como si esos estudiantes acabasen de salir del bachillerato. Es cierto, hay algunos chicos jóvenes que van por la vida con la actitud “porque yo lo valgo”: quieren ganar mucha pasta, pero no esforzarse estudiando una carrera y hacer un curso de community manager es la vía más fácil. Insisto: si no son rentables para las empresas, serán despedidos. En cualquier caso, si yo fuese el directivo, preferiría un community manager sin carrera que contribuya a la rentabilidad de la empresa que un doctor cum laude que luego no se sepa manejar en el mundo real/virtual. Por cierto, la inmensa mayoría de las personas que han asistido a las formaciones en las que he tenido la oportunidad de participar u organizar son licenciados en temas relacionados con la comunicación, periodismo, marketing, pero también con muchas otras disciplinas: derecho, ingeniería, etc. Es decir, son personas que, además de contar con una carrera, suelen disponer de una amplia experiencia profesional ¡Y ese bagaje cuenta! No cometamos el fallo de asociar el término Community Manager a un perfil de púber imberbe.

Por otra parte: queridos Manuel Ángel y Adrián: es una tremenda satisfacción ver que, tal como está la cosa, los cursos de community management, de mayor o menor calado, están permitiendo que muchos compañeros vuestros periodistas están logrando acceder a puestos de trabajo después de largas temporadas en el paro. Eso, para mí, que ocasionalmente participo en formaciones de este tipo, una satisfacción personal impagable. Y os puedo dar nombres y apellidos de alumnos para que los entrevistéis y escribáis un artículo sobre cómo “un curso de community management cambió mi vida”. Preguntad a esos compañeros periodistas, habituales de las oficinas del INEM, si les parece mal lo de la burbuja.

Sí, y también hay una polémica con José Antonio Gallego, presidente de AERCO, que es la única fuente identificada del artículo y al que se le cita una sola vez tras una entrevista de 45 minutos ¡Pero así es como funcionan las cosas en los medios de comunicación! En esta polémica creo que nadie tiene razón. La solución está en algún lugar intermedio, por ello hay que fomentar el debate ¿Está bien que haya un punto de referencia en el community management español? ¡Sí! ¿Que AERCO tiene que evolucionar mucho y profesionalizar su gestión para aportar un mayor valor a la sociedad? ¡Evidentemente, eso está clarísimo! Tal como están evolucionando las cosas más vale que no se duerman. Ni ellos ni nadie ;)

@Sfuetterer

Las elecciones municipales 2011 son 2.0 (o no)

09 / may / 2011 | Escribir un comentario

Hace un par de semanas el periódico El País publicaba el decálogo de recomendaciones del PSOE para los candidatos electorales que quieran participar en Twitter. Son consejos que van desde el respeto a la ortografía hasta la emisión de mensajes positivos, en la medida de lo posible. El hecho de que la recomendación número 6 sea “hacer bromas y chistes” porque humaniza, ha dado mucho que hablar en los medios sociales. Dicho así puede llegar a sonar ridículo, pero es probable que no nos estemos poniendo en situación.

La inmensa mayoría de los candidatos probablemente ronda o supera los 50 años, luego son inmigrantes digitales tardíos en el mejor de los casos. Ahora su partido les pide que participen en las redes sociales, cuya filosofía les resulta totalmente ajena no sólo a ellos, sino a buena parte de su equipo. La tendencia natural es transferir su estrategia natural de comunicación política, incluido contenido y tono de los mensajes, a este nuevo medio, sin cambiar absolutamente nada.

Esta táctica tal cual no sirve y por eso nos quejamos de que los blogs de los políticos son aburridos. Precisamente para evitar que el candidato ponga el modo “mitin on”, sus equipos de redes sociales explican que no pasa nada por relajarse de tanto en tanto e intercalar alguna chanza con los votantes. Además, recalcan que es necesario empezar escuchando y analizando tal y como se conversa en las redes sociales, etapa fundamental de todo plan de comunicación 2.0.

El problema es, me temo, el margen de tiempo que haya tenido el candidato para este proceso de inmersión: si este decálogo llegó junto con los materiales para la pega de carteles, me temo que no ha habido tiempo real para desarrollar un buen programa en medios sociales. El mundo 2.0 no es como arreglar las aceras o plantar flores en las rotondas: no hay que hacerlo justo antes de las elecciones para que los ciudadanos lo tengan reciente, sino que hay que escuchar y planificar y sólo entonces participar, y eso supone más tiempo que una campaña electoral tradicional.

Para terminar y como curiosidad, os dejo algunos perfiles en Twitter y Facebook de los candidatos más populares a las elecciones municipales de Madrid de este año, con polémicas incluídas:

- Tomás Gómez (PSOE)  en Twitter @contigotomas tras su polémica de que un troll hackeó su antiguo perfil y en Facebook.

- Esperanza Aguirre (PP) en Twitter y en Facebook.

- Luis de Velasco (UPyD) en Twitter. Dicho candidato ha apostado por el microblogging como estrategia, tal como demostraba ayer al participar a través de Twitter en el debate en Telemadrid en el que no estaba presente. Y esto es lo que se recoge hoy en la nota de prensa oficial del partido: “Aunque la formación magenta fue excluida pro la dirección de la cadena pública, logró un gran éxito a través de twitter al colocar la etiqueta #upydentelemadrid como trending topic, mientras tenía lugar el cara a cara entre PP, PSOE e IU”.

- Gregorio Gordo Pradel (IU) en Twitter y en Facebook.

Ana López

@anafwwm

La Semana Santa también es 2.0

19 / abr / 2011 | Escribir un comentario

Para todos los que piensen que por llegar la Semana Santa y las vacaciones se acabó aquello del 2.0, los medios sociales y el compartir online, hay que decirles que están muy equivocados. Que el mundo dospuntocerista nos envuelve cada vez más, es un hecho, tan real que ni los propios santos  ni las cofradías pueden escaparse. Sólo tenemos que echar un vistazo a Facebook para descubrir que, si buscamos el sentimiento religioso online, lo podemos encontrar fácilmente.

Además de los consabidos grupos y páginas sobre vacaciones, turismo y descanso, abundan los escenarios que nos recuerdan que también es tiempo de procesiones. De este modo, páginas como la Semana Santa Zamorana acumulan más de 2.000 fans que dialogan, comparten experiencias en la procesión y suben fotos de momentos especiales. Vamos, lo típico para cualquier perfil en Facebook.

Al igual que en el caso zamorano, podemos encontrar perfiles de la Semana Santa Murciana con 1.203 fans, la de Córdoba con 707 o la de León con casi 500 fans. Llama la atención que la Semana Santa de Sevilla, una de las más reconocidas y con mayor presencia internacional, sólo cuente con una página personal (no un perfil público) y no lleguen a los 1000 amigos. En este sentido, la Semana Santa de Castilla y León toma la delantera a la andaluza en esta red social.

En el caso de Twitter, el hashtag #semanasanta ha servido para unir tanto a los interesados en la fe y el fervor religioso, como a los que buscan un plan de turismo para las vacaciones. Además, la instantaneidad de Twitter permite a los amantes de las procesiones estar al tanto del minuto a minuto de su desarrollo:

twitter semana santa

Si en el caso de Facebook, Castilla y León tenía la voz cantante, en Twitter, es la Semana Santa andaluza la que acapara perfiles en este campo, con usuarios, hermandades y cofradías que hacen un seguimiento a tiempo real de lo que sucede. Aquí os dejamos algunos ejemplos de los perfiles que acaparan más followers: @cofradesmalaga, @semanasantasev, @SemanaSantaMLG, @SemanaSantaCord o @SemanaSantaGranada.

Las cornetas y tambores se convierten en reclamo musical

Pero no sólo de perfiles de Facebook y Twitter vive el hombre. Si nuestra idea es vivir aún más la Semana Santa, podemos meternos de lleno en sus sonidos gracias a las playlist que abundan sobre el tema, como estas que encontramos en Goear, Yes.FM o RockolaFM. Aunque si lo que queremos es directamente empaparnos de toda la discografía y marchas que haya sobre Semana Santa, una búsqueda rápida en Spotify nos muestra toda una variedad de discos editados con esta banda sonora.

La Semana Santa del futuro

Siguiendo esta tónica… sería interesante adivinar qué nos quedará por ver en los próximos años. Sin intención de ofender a la tradición ni a nadie, nuestra imaginación puede  incluso pensar en una red social especializada de “capillitas” y cofrades (“los cofrawers”), con auténticos community managers que sepan de lo que hablan, una Semana Santa donde los santos e imágenes estén representados por hologramas que no teman la lluvia (igual que existe la primera estrella de pop en Japón, podría existir la primera  virgen virtual) o aplicaciones de realidad aumentada (RA) donde una webcam se incorpore en el paso y permita al penitente acercarse e interacturar con su virgen.

Esto nos parece más bien ciencia ficción y resulta algo macabro al más puro estilo de la polémica pelicula “Nadie conoce a nadie”; así que mientras tanto, nos hemos preocupado por encontrar algunos ejemplos actuales de adaptación de la tradición, la religión y los eventos a las nuevas tecnologías. Como botón de muestra, en Sevilla se ha creado una aplicación para los usuarios de iPhone que permite a los interesados saber los itinerarios de las hermandades por la ciudad y por días. Poco a poco los smartphones irán comiendo terreno a los periódicos y las guías de promoción.

También, hay cabida para la geolocalización y las cámaras web en las Semana Santa Sevillana: “el Ayuntamiento de Sevilla informa este año en tiempo real de la situación de las respectivas cofradías de la Semana Santa sevillana en http://www.gpscofradias.com, una dirección que también puede seguirse a través de Facebook y que tuitea periodicamente la situación de los pasos de las distintas hermandades”.

Como nada se salva de la viralidad, el buzz y bizarrismo 2.0, también hemos encontrado incluso videos en YouTube donde se hace una especie mashup visual entre las Semana Santa y Star Wars: Imperial March Cornetas y Tambores.

Muchos de los fieles de la tecnología y las redes sociales también lo son de la Semana Santa, por ello de forma natural la cultura digital se va colando en la tradición. Sería interesante conocer el número de fotos, videos, facetimes, actualizaciones en muros de facebook o hashtags en twitter que se han subido o compatido entre amigos y conocidos durante estas fiestas.

En definitiva, el que se lamente por no estar en Sevilla o Valladolid sintiendo los tambores y olor a incienso, ya sabe que cuenta con varias opciones para estar al tanto de todo lo que pasa en las procesiones y, además, ponerse en ambiente. Y es que vivir la Semana Santa no implica dejar al margen las nuevas tecnologías.

Maribel Fernández y Luz Núñez

@Mariphel | @LuzNunez