Las redes sociales han acabado con la linealidad del tiempo

El #efectoMiliki o cómo las redes sociales rompieron el tiempo lineal

Una de las certezas que nos deja 2016 es el auge de la Generación Hit. Pertenecemos a un grupo que se segmenta no por factores sociodemográficos, sino por la manera en la que consumimos el contenido digital. Lo hacemos de forma fragmentada, impulsiva, rápida, sin prestar atención más que a detalles que nos saltan a la vista. Y eso es lo que lleva a fenómenos como el #efectoMiliki, del que tuve ocasión de hablar en la pasada edición de EBE en Sevilla. Emilio Aragón “Miliki”, el genial payaso, muere cada mes de noviembre para miles de personas desde hace varios años porque muchos siguen sin saber que falleció en 2012. No es el único ejemplo que muestra que el tiempo no es lineal en las redes sociales, y que a veces entra en bucle en forma de hechos, rumores o comentarios que vuelven una y otra vez.

¿Falta de atención, ignorancia de la actualidad o el exceso de emotividad en torno a la noticia que describía Delia Rodríguez cuando hablaba de las noticias afectadas por el “efecto Lázaro”? Creo que la cosa es más simple y abarca más aspectos de los que somos conscientes. Sigue leyendo

Ranking con las noticias más destacadas del mes de mayo en social media

Social Media: lo mejor de mayo 2014

Por una vez, y sin que sirva de precedente, nos encontramos un mes en el que el protagonismo no se lo lleva una red social, sino un concepto: el derecho al olvido. Arrancamos mayo con la sentencia más importante de la historia de la protección de datos online y lo cerramos con una medida de Google para darle respuesta. Nada volverá a ser igual en la Red, o eso parece.

Vamos ahora con nuestro ranking de las noticias más destacadas del mes pasado. Sigue leyendo

El derecho al olvido y la sentencia contra Google

El derecho al olvido y la sentencia contra Google

Tienes una deuda, la saldas, pero Google sigue ofreciendo resultados de búsqueda relacionados con un embargo relativo a dicha deuda, incluso años después de que ya la hayas liquidado. Eso le ocurrió a Mario Costeja. Ni corto ni perezoso, denunció a La Vanguardia, el medio online que publicaba dicha información, y a Google por seguir incluyendo la noticia en los resultados de búsqueda, año tras año.

Costeja se amparaba en el derecho al olvido, ya que el hecho de que dicha información, irrelevante ahora, siguiese apareciendo afectaba a su reputación frente al mundo. En resumen: quien buscase el nombre de este señor, fuera cuando fuese, por los siglos de los siglos, siempre tendría la impresión de que era una especie de estafador, aun cuando la deuda hubiera sido resuelta desde hacía más de un lustro. Sigue leyendo