estudio-social-business

Publicamos el I Estudio sobre Social Business en España

Hace poco más de un año, anunciábamos el inicio de un importante proyecto para Best Relations. Firmábamos un acuerdo con el grupo de investigación FONTA, de la Universidad Complutense de Madrid, para llevar a cabo el primer análisis en profundidad del Social Business en nuestro país. Hoy, esa investigación es una realidad y, por fin, podemos compartir con vosotros los resultados, recogidos en el I Estudio sobre Social Business en España.
Sigue leyendo

coachella-medios-sociales

Festival Coachella: 5 claves del éxito de su estrategia en medios sociales

Aunque estamos al otro lado del océano, no se nos escapa que estos días se está celebrando el Coachella Valley Music and Arts Festival, uno de los festivales de música más potentes de la actualidad. No es tampoco ningún secreto que también es uno de los eventos de su sector más seguidos a través de las redes.

Pese a que, casi sin quererlo, los medios sociales están dando mucho juego en esta edición 2015 (desde el polémico vídeo de Instagram de Rihanna consumiendo supuestamente sustancias nocivas, hasta el beso viral de Madonna al rapero Drake), aquí queremos contarte 5 claves del éxito de su estrategia digital. Sigue leyendo

convergencia-relaciones-publicas-marketing

La convergencia imparable entre Relaciones Públicas y Marketing

En los últimos cinco años, la profesión de relaciones públicas/comunicación ha evolucionado más que en las últimas tres décadas. Se estima que los pasos vayan a ser todavía mayores dado que cada vez más profesionales están desarrollando sus estrategias teniendo en cuenta la relación con los consumidores/clientes de su empresa, con los que se comunican a través de los canales de social media. Para ello, la convergencia entre las Relaciones Públicas y el Marketing es fundamental. Veamos a continuación qué aspectos están en primera línea de esta confluencia: Sigue leyendo

social-media-astroturfing

Social media, astroturfing y otras incoherencias 2.0

A menudo encuentro que, en el mundillo 2.0, existe una notoria predisposición a teorizar sobre conceptos que luego cuesta bajar a tierra firme debido a la todavía existente mentalidad de “emisores one-way” que tenemos las agencias y los departamentos de comunicación. A mi modo de ver, esto es lo que viene pasando con el aclamado concepto de poner al cliente, o al stakeholder, en el centro de toda estrategia digital, una visión que lleva años sonando pero que todavía no ve clara su implementación en el mundo real, pues requiere de una transformación radical en la manera de hacer comunicación.

Los que trabajamos en agencia y los que lo hacen en gabinetes de comunicación corporativos sabemos que, al final, existen dos claves fundamentales, conocidas de manera tácita, que condicionan todo trabajo de comunicación: la rentabilidad y el control de los mensajes. No hay trabajo, estrategia o acción que no se vea impregnada de alguna manera por alguna, si no ambas, de estas dos claves.

Agencias y empresas trabajamos en conjunto para hacer llegar nuestros mensajes a nuestros públicos de interés. Sí: nuestros mensajes, nuestros públicos de interés. Al final parece que hablamos de filosofías 1.0 vestidas de acciones 2.0 para no salir feos en la foto de esto de los medios sociales. Bajo mi punto de vista, seguimos mirando a los públicos/usuarios/clientes/ciudadanos como unidades de posible impacto. Aunque estudiadas y muy analizadas por diferentes vías,  al fin y al cabo son conjuntos de personas a las cuales queremos influenciar de alguna manera a través de mensajes que decidimos, unilateralmente, si son interesantes para ellos.

Para que el social media tenga sentido, tenemos que ceder no sólo parte, sino buena parte del control de nuestros mensajes a la gente. Y parece mentira que esto lo esté diciendo en marzo de 2013, pero todavía muchas empresas no terminan de querer formar parte de esto.

Se me viene a la mente el sonado presunto caso de astroturfing de una famosa operadora de telefonía móvil para conseguir que cierto hashtag fuera trending topic nacional y poder “crear opinión” sobre un tema crítico que sonaba con fuerza en la Red. Practicar el astroturfing es, a mi juicio, justo lo opuesto a entender la web 2.0, pues quiebra su esencia de horizontalidad, transparencia y democratización de la conversación.

Este tipo de casos son los que me hacen pensar si verdaderamente las empresas son conscientes de lo que las redes sociales suponen y ofrecen. Si al final las utilizamos como una herramienta más para “colocar” y controlar mensajes, crear opinión a casi cualquier precio olvidándonos de lo que verdaderamente se dice de nosotros, estaremos siendo las mismas empresas 1.0 de toda la vida, pero camufladas en un entorno supuestamente bidireccional y social.

Para mi sorpresa y desagrado, el astroturfing se practica más de lo que me gustaría y lo peor de todo, esto nos parece normal y aceptable. Tengo la sensación de que, en ocasiones, vivimos en torres de marfil 2.0, creamos conceptos para hablar entre nosotros, escribimos libros que sólo leemos nosotros, vamos a charlas y nos escuchamos unos a otros, pero no debemos olvidar que al final toda la filosofía 2.0 requiere de acciones guiadas por algo que no siempre abunda: sentido común.

Usemos nuestro sentido común como personas, usuarios y clientes que somos, y no como consultores, directores de comunicación o community managers. Hagamos las cosas bien desde el principio. Larga vida al social media.

Sara Martín

@_SaraMP_

dark-social

La importancia del lado oculto del social media

Las estrategias en las redes sociales son como la vida misma, y su éxito es tan sencillo, o tan complicado, como la gestión de nuestras relaciones sociales en la vida “real”.

A raíz de esta primera frase, creo que podríamos escribir un tratado completo, de muchas, muchas páginas, en el que teorizar sobre cómo relacionarnos con el entorno, qué parámetros juegan su papel, la influencia del carácter personal, de la educación, incluso de la pura química que domina nuestro cuerpo (endorfinas, oxitocina…) y  cómo medirlo.

Esa reflexión me parece apasionante, y lo bueno del social media es que estas relaciones quedan al descubierto, repercuten en la comunicación de una organizacion y se pueden medir.

Y continuando con el símil, al igual que con las personas, existen las que van de frente -como se suele decir, se las ve venir- y otras que se “esconden”.  Pues sobre estas últimas es sobre las que me gustaría reflexionar para poner de manifiesto dos fenómenos que se están produciendo en las estrategias 2.0, que quizás no se están midiendo bien. Provienen de la tecnología digital más 1.0 y pueden tener más influencia de la que pensábamos en el 2.0: el email.

  • Social media en la sombra. Recientemente se publicaba un estudio en el que se ponía de manifiesto el hecho de que las empresas empiezan a gestionar más y con mayor rapidez la preguntas de sus usuarios en las redes sociales. Ésta, que es una excelente práctica, tiene en muchas ocasiones un componente de privacidad (porque se manejan datos personales, por ejemplo) que hace imprescindible el uso del email. A esto podríamos llamarlo el “social media en la sombra” (concepto que pido prestado a mi compi @molinaguerrero, el mago de la conceptualización del 2.0, y lo que se tercie). Es decir: eso que se produce y que no es visible, algo que en el estudio citado, por ejemplo, no se ha tenido en cuenta. En la cercanía del email es donde se consiguen muchos conversos. Desde nuestra experiencia, observamos que tan importante es lo que se ve (la respuesta pública) como lo que no se ve (la privada).

Otra práctica habitual que al final redunda en la dinamización de una plataforma de social media son las listas de mensajes privados con los seguidores de una página de Facebook, por ejemplo. Son acciones que no son visibles para el público en general, pero que se producen y ofrecen muy buenos resultados.

  • Dark social. Otro fenómeno más que interesante es el tráfico que llega a un blog o una web a través del más puro estilo 1.0, es decir: el tráfico que recibe un site cuando alguien copia y pega una URL en un email o un chat, por ejemplo. Las consecuencias del darck social están muy bien analizadas en este post de Tristán Elosegui, y que viene a decir que si tenemos en cuenta el dark social, los índices de tráfico directo bajan enormemente porque parte de dicho tráfico hay que atribuirlo ahora a  esta práctica (se estima que entorno al 65%). De esta forma y por comparación, el tráfico proveniente del social media se convierte en la segunda fuente de tráfico.

Mi conclusión es que es importante no olvidarnos de los orígenes, de dónde venimos, de cómo nos comportamos y de nuestros hábitos, que efectivamente se transforman, pero quizás no tanto como suponíamos.

Begoña González

@begoglez

evolucion comunidades

2013: el año de la evolución de las comunidades

Ya lo decía mi compañero Diego Rivera, una de las personas más inspiradoras que he tenido la suerte de encontrarme en la vida: el año 2013 se presenta apasionante para la evolución de las estrategias en medios sociales.

En la actualidad, numerosas empresas e instituciones han dado el paso al Social Media y ya cuentan con un recorrido de, al menos, un año de vida. Sus comunidades se encuentran ahora frente a posibilidades increíbles, retadoras y emocionantes.

En estos días, siento el placentero vértigo de ver cómo se abre ante nosotros una nueva revolución, igual a la que hace 4 ó 5 años vivíamos con la llegada del 2.0 a nuestras vidas. Y precisamente por ello, en esta época del año, propia para hacer balance, muchas empresas se están preguntando: ¿y ahora qué?

Pues ahora llega lo bueno y, en mi opinión, estos deberían ser los pasos para evolucionar nuestras comunidades hacia la new age de los medios sociales.

· Continuar con la formación: en la vida nunca acabamos de aprender y los medios sociales son ejemplo de lo volátil que es el creer que dominamos una materia. En el 2.0 pestañeas y ya has perdido la comba.

· Personalidad diferencial: las estrategias en medios sociales siempre han necesitado dotarse de cara, de personalidad, pero quizás ahora más que nunca. Si analizas cualquier sector, puedes darte cuenta de lo parecidos que suelen ser los posicionamientos de las empresas que lo componen. Planteemos un  sencillo ejercicio: entra al azar en el muro de Facebook de cualquier empresa de cualquier sector, pueden pasar dos cosas:

– Espacio muy corporativo lleno de noticias “serias”, al modo más añejo de sala de prensa. Se trata entonces de una empresa de un sector “duro”, con mucho miedo de dar el salto real al 2.0 y segura de que, por lo general, su competencia está haciendo lo mismo.

– Viva el “buenrollismo”, noticias divertidas, del sector que sea, con imágenes simpáticas, elegantes o emocionales, pero nada diferenciadoras frente a sus competidores.

· Darle un lugar real a las personas: hay que pasar de la teoría a la práctica, ese discurso sobre que “el target o el usuario ha muerto, vivan las personas” está muy bien, pero ahora más que nunca debemos hacerlo real. Nuestra comunidad debe ser la verdadera protagonista del entorno 2.0 que creemos; ellos van a co-crear, a opinar, a reinventar el camino que debe tomar la comunidad, porque ellos son la comunidad.

· El maravilloso mundo del Social Bussines: todo esto debe estar orientado a los objetivos de negocio, ligando íntimamente cada acción con los objetivos que soportan cada una de las áreas o divisiones de una organización.

¿Veremos esto en 2013? ¡Seguro que sí! Nosotros ya trabajamos en este sentido con algunos de nuestros clientes y seremos espectadores de excepción de un verdadero cambio de ciclo del Social Media.

Begoña González
@BEGOGLEZ

qr

Sobre estrategia móvil y códigos QR: el caso Zoo Records

El interés de las grandes marcas por el marketing móvil continúa in crescendo. Hace poco redacté un decálogo de 10 razones para una estrategia móvil. Motivos como la personalización del mensaje, la escasa saturación publicitaria o el tráfico de referencia hacen que las empresas coqueteen con los encantos que brinda la tecnología móvil. Sin embargo, existe todavía gran desconocimiento sobre la implementación de estrategias de éxito mobile acordes con los objetivos de negocio y no todas las compañías tienen claro qué tipo de esfuerzos son los más adecuados para ganar la partida durante el momento cero de la verdad.

Las cifras hablan por sí solas: sólo el 16% de las grandes compañías han desarrollado una estrategia formal para utilizar los nuevos dispositivos móviles como canal para interactuar con el cliente, apenas un 10% de las marcas españolas han desarrollado campañas de mobile marketing y sólo un 5% de los sitios de las principales marcas están optimizados para navegar a través del móvil. Sin embargo, de acuerdo con la  Interactive Advertising Bureau, hay una tecnología móvil que sí se consolida en los planes de marketing y publicidad: el escaneo con el móvil de códigos bidimensionales y códigos BIDI.

Así, vemos códigos QR o BIDI en lonas publicitarias, en periódicos o llevando a cabo acciones tan rutinarias como pedir una bebida en un bar. La acción más común entre los usuarios que utilizan estos códigos, es el acceso a información, webs, videos, promociones o publicidad y algunos sectores ya están apostando firmemente por estos nuevos soportes, siendo alimentación y turismo/ocio, los más maduros en su utilización. Parece que conectar soportes offline con el mundo digital mediante tecnología móvil es el siguiente nivel en el desarrollo de estrategias de comunicación y marketing en este nuevo entorno móvil.

Me gustaría repasar un caso QR que data de 2010 y que considero juega de forma excelente con la afinidad con el target y, sobre todo, con el retorno de la inversión.  La tienda de música independiente de Hong Kong, Zoo Records desarrolló una campaña denominada The Hidden Sound que tenía por objetivo promocionar tanto el propio establecimiento como los artistas underground más prometedores. ¿Qué hicieron exactamente? Pegaron por toda la ciudad de Hong Kong, en zonas graffiteras, 14 modelos diferentes de pósters de animales que incluían de forma semi-oculta un código QR. Cada uno de estos pósters estaba vinculado únicamente a una banda específica. Los usuarios que “descubrían” y escaneaban el código, eran recompensados con una canción de uno de los grupos en promoción, pudiendo además viralizarla en redes sociales. El objetivo era que los usuarios buscaran los diferentes modelos de pósters esparcidos por la ciudad para hacerse con todas las canciones disponibles. En la página a la que accedían, podían, además, comprar el disco completo.

¿Qué reportó esta acción a la marca? Consiguió aumentar la popularidad de su marca en un 150% tan sólo en el primer mes, subir el tráfico a su web un 110% en la primera semana y aumentó las ventas un 130% en los tres meses siguientes a la campaña. Las pre-ventas de CD aumentaron casi un 200% y la campaña local se hizo global gracias a las más de 23.000 visitas en Youtube.

¿Qué os parecen los datos? ¿Qué opináis de la tecnología móvil QR? Parece claro que cada vez más empresas se apoyan en estos códigos para realizar acciones originales, tanto de marketing y comunicación como de ventas.

 

Laura María Vázquez

@lauramaria_vaz

solomo

SoLoMo: 10 razones para una estrategia de marketing móvil

SOLOMO. “¿Cómo?” Sí, reconozco que la primera vez que escuché este término también fruncí el ceño como tú lo estás haciendo ahora ;). Se trata del apócope de los términos “Social”, “Local” y “Mobile”, bastante más conocidos por la mayoría de nosotros, ¿verdad?

SoLoMo se convierte una de las estrategias de marketing y comunicación digital más extendidas entre las grandes (y no tan grandes) marcas a la hora de acercarse a un consumidor hiperconectado que construye su propio ecosistema en redes sociales, smartphone en mano. En el blog de Best hemos hablado bastante de lo local y lo social, y hoy me gustaría acercarme a la tercera “pata” del SoLoMo, una de las palabras más de moda en la jerga del marketing 2.0.

¿Por qué puede ser interesante para ti implementar una estrategia de marketing móvil?

  1. Potencial de audiencia que podemos alcanzar: el consumo de telefonía móvil sigue creciendo a un ritmo desorbitado en todo el planeta. Además, España ocupa la primera posición europea en penetración de smartphones, con el 55,2% del parque móvil, por encima de la media europea que se sitúa en el 47,6%.
  2. Posibilidad de hablar “el mismo idioma” (o lenguaje) que los nuevos consumidores: las  tecnologías móviles  pueden ayudarnos a entender mejor a los consumidores que utilizan dispositivos móviles y, sobre todo, a ofrecer mensajes más relevantes para ellos.
  3. Posibilidad de “encontrar” al usuario allí donde está: el futuro es (aún más) móvil.  Se prevé que en los próximos tres años, los usuarios se conectarán a Internet más a través de sus teléfonos móviles que a través de los ordenadores.
  4. Alto grado de segmentación del usuario, de acuerdo con sus preferencias, gustos, intereses…
  5. Personalización del mensaje: de acuerdo con lo expuesto en el punto anterior, es posible ofrecer al usuario aquella información más acorde a sus necesidades y expectativas de búsqueda, de manera que aquella relativa a la marca se percibe como menos intrusiva. De hecho, según Google, el 61% de las búsquedas locales en un teléfono móvil y el 52% de los anuncios móviles conducen a una llamada telefónica.
  6. Posibilidad de evaluar el retorno de la inversión al detalle.  Además, una estrategia móvil puede favorecer, en determinadas situaciones, un proceso impulsivo orientado a la compra o al objetivo que nos hayamos marcado.
  7. Incremento de la notoriedad y afinidad de marca: los usuarios tienen un altísimo engagement con sus dispositivos móviles, afinidad que puede trasladarse a la “marca” si los mensajes son los adecuados y aportan valor añadido real al usuario (igual que en el resto de canales).
  8. Alto tráfico de referencia: de acuerdo con varios informes, el porcentaje de búsqueda de información, referencias o productos desde un dispositivo móvil es de más del 55%.
  9. Escasa saturación publicitaria: el mundo móvil está todavía por desarrollar desde el punto de vista de la publicidad. Tan sólo el 15% de las  marcas de nuestro país realiza algún tipo de acción de marketing o publicidad online, por lo que el usuario no se encuentra “cansado” de recibir mensajes a través de este canal.
  10. Reputación e imagen  de marca para la empresa. La movilidad va muy ligada al concepto de modernidad, innovación, etc.… Por este motivo, reforzar una imagen de marca a través de dispositivos móviles puede suponer la transmisión de unos valores que difícilmente se podrían dar en otros escenarios.

¿Qué te parece el decálogo de razones que propongo? ¿Añadirías alguna más? ¿Está tu marca preparada para acercarse a la estrategia móvil?

Laura María Vázquez
@lauramaria_vaz

¿Merece la pena apostar por la geolocalización en una estrategia de medios sociales?

Para situarnos, hagamos check in en el tema que nos ocupa: la geolocalización, esa “herramienta” nacida hace ya más de dos años, utilizada por millones de internautas en todo el mundo, pero aún un tanto incierta para otros muchos. Bien es cierto que aún no cuenta con una acepción en el diccionario de la Real Academia, ni tan siquiera la resabionda Wikipedia le dedica una página en exclusiva, pero sí se ha hecho un importante hueco en las cabezas de muchos ciudadanos y, más allá de su sentido ocioso, forma parte ya de la estrategia de social media para muchas empresas. Y es que todo vale para generar visibilidad.

Lo importante es pensar, antes de nada, lo siguiente: con la geolocalización, ¿mi estrategia está mejor definida? Porque, como hemos comentado en varias ocasiones, no es cuestión de integrar cuantas más plataformas mejor, sino de optimizar su uso adecuadamente en función de los objetivos que tenemos. Porque tenemos unos objetivos… ¿verdad? Ya sabemos que el hecho de no tenerlos supone uno de los problemas más habituales en social media y que se trata de un primer paso indispensable a la hora de crear una estrategia 2.0.

El valor de la ubicación geográfica

Una vez determinada la decisión de integrar la geolocalización en nuestro negocio, debemos ser conscientes de todo lo que con ella se puede hacer. Existen muchas posibilidades que nos permitirán conseguir mayor visibilidad para nuestra empresa, producto… y todo ello reporta beneficios directos a nuestra estrategia:

  1. En el caso de establecimientos comerciales y hosteleros, la geolocalización fomenta que la gente hable de él, diga dónde está y le hagan publicidad “gratuita”. A estas personas se les pueden ofrecer promociones, regalos, etc., que acerquen aún más su postura hacia nuestro local y se conviertan en auténticos prescriptores.
  2. Con la geolocalización se puede conocer inmediatamente qué funciona y qué no en un establecimiento. Esto permite, por un lado, que el usuario decida a dónde acudir, y por otro, que el propietario tenga la posibilidad de mejorar el servicio. Se trata de una auditoría inmediata y accesible.
  3. Las nuevas herramientas permiten, además, mostrar las características de un local y sus principales activos, de cara a atraer a clientes o usuarios, bien porque se encuentren cerca de su localización, bien porque estén buscando un lugar con unas características determinadas que el local en sí cumple. Se ha creado una “eficiencia geográfica”.

Una de las plataformas basadas en la geolocalización, y probablemente la más conocida, es Foursquare. Su uso varía mucho según en qué países. En España ha sido a lo largo de 2011 cuando se ha comenzado a implantar de una manera más consolidada en empresas que quieren desarrollar su estrategia a través de la movilidad, pero su evolución ha sido muy progresiva. En Argentina, en cambio, país que parecía resistirse al uso del social media, esta red social creció al mismo ritmo que Facebook o Twitter, llegando a convertirla en algo más que un juego de “frikis”.

Otra de las aplicaciones que se han creado al abrigo de la geolocalización es Poynt, seguida ya por 7 millones de usuarios y que basa su utilidad en la información que aporta sobre el entorno en el que se encuentra el usuario: restaurantes, establecimientos, locales comerciales… además de otros detalles de utilidad, como ofertas o trailers de películas que se proyectan en cines cercanos, o incluso promociones en gasolineras.

¿Hacia dónde nos lleva la geolocalización?

Ya conocemos los beneficios directos que nos reporta la geolocalización y el uso que podemos darle en función de nuestro negocio pero, ¿qué ocurrirá mañana? Lancemos una mirada al futuro para determinar hacia dónde nos llevan las nuevas herramientas basadas en estas redes sociales:

  1. La geolocalización es una poderosa herramienta de marketing. El marketing permite importantes técnicas de geomarketing que ya han comenzado a implantarse en muchas compañías. Se trata de aprovechar los conocimientos geográficos que se poseen acerca de los usuarios, sus demandas y gustos, con el objetivo de crear una oferta personalizada de la que sacar un valor añadido.
  2. Permite nuevas oportunidades de negocios. Son muchas compañías las que están abriendo la puerta de su negocio a nuevas áreas, como la publicidad móvil, micropagos, sistemas de identidad digital, etc., en función del sector en el que cada uno opere.
  3. Las estrategias de ventas cambiarán en muchos sectores. Atrás quedarán procedimientos que supongan un mayor análisis en el proceso de compra, las ofertas estarán geolocalizadas, el último minuto se convertirá en el rey de las promociones y la publicidad será cada vez más personalizada.

Es evidente, por tanto, que el futuro de la geolocalización es beneficioso para las empresas pero, ¿qué hay de los consumidores? Aún existen muchos reparos a la hora de utilizar redes sociales como ésta, que se sumergen en una lucha constante contra su privacidad, o parte de ella. Actualmente, más del 30% de los usuarios de un teléfono inteligente dice que las preocupaciones sobre la intimidad les impiden llevar a cabo acciones como compartir su ubicación, por lo que ¿cómo aprovechar sus resultados con fines de marketing?

En el otro lado figuran predicciones como la de la empresa sueca Berg Insight, que asegura los servicios de geolocalización móvil doblarán sus beneficios en Europa para el año 2015, aumentando desde los 220 millones de euros en 2009 a 420 millones dentro de 4 años.

Dejando los puntos de vista optimistas o pesimistas a un lado, lo cierto es que aún queda camino por recorrer. Todos sabemos que el futuro del Marketing y las estrategias 2.0 se encamina hacia la integración de todas las redes sociales, entre ellas las basadas en geolocalización. Los beneficios son muchos y existen razones para que los usuarios se sientan cómodos en este ámbito, pero hay una asignatura pendiente: conseguir que se sientan motivados para ello y convencidos de que, con la geolocalización, el beneficio es importante para todos.

Marta Turiño

@MartaTrg