Las redes sociales han acabado con la linealidad del tiempo

El #efectoMiliki o cómo las redes sociales rompieron el tiempo lineal

Una de las certezas que nos deja 2016 es el auge de la Generación Hit. Pertenecemos a un grupo que se segmenta no por factores sociodemográficos, sino por la manera en la que consumimos el contenido digital. Lo hacemos de forma fragmentada, impulsiva, rápida, sin prestar atención más que a detalles que nos saltan a la vista. Y eso es lo que lleva a fenómenos como el #efectoMiliki, del que tuve ocasión de hablar en la pasada edición de EBE en Sevilla. Emilio Aragón “Miliki”, el genial payaso, muere cada mes de noviembre para miles de personas desde hace varios años porque muchos siguen sin saber que falleció en 2012. No es el único ejemplo que muestra que el tiempo no es lineal en las redes sociales, y que a veces entra en bucle en forma de hechos, rumores o comentarios que vuelven una y otra vez.

¿Falta de atención, ignorancia de la actualidad o el exceso de emotividad en torno a la noticia que describía Delia Rodríguez cuando hablaba de las noticias afectadas por el “efecto Lázaro”? Creo que la cosa es más simple y abarca más aspectos de los que somos conscientes. Sigue leyendo

La economia colaborativa en servicios digitales

La economía colaborativa y la paradoja del gimnasio

La solidaridad de las multitudes sobre la que descansa la economía colaborativa (ya sabes: el crowdsourcing, el crowdfunding, el crowdlending y otras variantes que empiezan con el mismo prefijo) tiene un punto débil. O fuerte, según se mire. Yo lo llamo “la paradoja del gimnasio”, y está dando lugar a variantes del negocio de lo comunitario que tratan de aprovechar lo que nos sobra, lo que no utilizamos. Es lo que tiene este contexto de metamorfosis permanente: que un día tienes una idea genial y otro resulta que es la misma base de la idea la que se carga tu idea inicial. Qué idea.

Sigue leyendo

El tiempo ha dejado de ser una dimensión para convertirse en KPI

El tiempo no es una dimensión: es un KPI

Algunos dirán que es una casualidad que se haya confirmado la existencia de las ondas gravitacionales justo cuando a Twitter le da por cambiar su algoritmo. Sin duda, lo es. Poco tiene que ver que un cuerpo masivo acelerado provoque una ondulación del espacio-tiempo con que esta red social nos permita ver nuestro timeline ordenado no por orden cronológico sino por publicaciones destacadas en función de los perfiles a los que seguimos, su actividad y las interacciones con nosotros. ¿O sí hay un elemento en común? A mí me parece que sí: el tiempo. Como sucesión ordenada de acontecimientos, es un concepto caduco. El tiempo no es una línea recta, ni en el espacio ni en las redes sociales.

Sigue leyendo

Social Dislocation: cuando las redes sociales acaban con espacio y tiempo

Social Dislocation: cuando las redes sociales acaban con espacio y tiempo

El origen de internet transformó el concepto de espacio: ya no importaba dónde estuvieras para poder acceder a un contenido, hacer una transacción económica o realizar un trámite. Ahora es algo muy asumido, pero intentad imaginad cómo sería gestionar cualquier cosa sin la red de redes: el día a día de un banco, de una empresa de mensajería, hasta de un hospital… ¡No sé cómo se las apañaban hace 20 años!

Pero la cosa no se quedaba sólo en el espacio. Hasta hace poco, podíamos intuir que los medios sociales estaban eliminando el concepto tiempo, destronando la cronología natural de los hechos en favor del contenido per se. De esta forma, ya no importa cuándo suceden las cosas, sino cuándo las consumimos. Un ejemplo claro son los memes, que ya nacieron atemporales; aquí, lo importante no es en qué momento se originan, sino en qué momento te sumas a la cadena. De esta forma, historias viejas se hacen actuales y los que no se vieron expuestos a esos contenidos en su momento (meses o años atrás) los comparten ahora con igual entusiasmo. ¿Quién no ha recibido en los últimos meses el famoso vídeo de los “bebés gemelos parlanchines”, que data de 2011, de un destinatario fascinado por la conversación de los pequeños? Sigue leyendo