Nuevas formas de periodismo en la red

El periodismo digital toma forma de vídeo

Cuando voy en metro suelo hacer dos cosas. La primera es jugar a adivinar en qué parada se baja el señor mayor, la chica morena o el hipster que van en mi vagón; os sorprendería mi porcentaje de acierto. La segunda, como el resto de los mortales, es enredar con el móvil. Hace dos días iba camino al trabajo, repasaba las actualizaciones de Facebook de mis contactos y reparé en una de ellas. Se trataba de un vídeo de PlayGround titulado “La Paz entre familias mafiosas es tan volátil como necesaria”. El vídeo en cuestión hablaba de un cisma en la Yakuza y llamó mi atención por cómo estaba contado: 32 segundos de un vídeo compuesto por fragmentos de películas japonesas sobre la mafia o ríos de sangre, acompañado de una canción que funcionaba como música de ambiente.

Sigue leyendo

Zoolander es viral

Por qué Derek Zoolander es transmedia

El 10 de marzo de 2015 (sí, ayer, en relación a este post) se confirmaba una de las noticias más esperadas del entorno de la moda y el cine: habrá secuela de “Zoolander”. Ahora podéis criticarme por mis gustos, discutir si era necesario que hubiera segunda parte de la parodia más exitosa del mundo de los modelos de pasarela, negar que Ben Stiller se redimió para los restos de cualquier otro desastre que perpetrara en la gran pantalla tras encarnar a Derek Zoolander… De acuerdo. Pero este personaje mítico, como su mirada “Acero Azul”, ahora también es transmedia.

El desfile de Valentino en la Paris Fashion Week nos tenía reservada una sorpresa justo antes del carrusel final de modelos. Cuando nadie lo esperaba, aparecieron Ben Stiller y Owen Wilson para cerrar el espectáculo. O mejor dicho: emergieron Derek Zoolander y Hansel McDonald para cautivar a la audiencia con su pose, sus miradas y el estilo inconfundible de la película que se estrenó en 2001, que sigue siendo referencia cómica de la industria de la moda.

Vuelvo a mi afirmación anterior: Zoolander es transmedia. ¿Por qué? Sigue leyendo

publicidad-para-emocionar

Publicidad para emocionar, publicidad para recordar

Cada vez es más común que escuchemos el mismo comentario: “el mundo de la publicidad está saturado”. Viendo que los anuncios abandonan los espacios tradicionales para ocupar otros no específicos e inusuales, me pregunto: ¿no será que el mensaje ya no nos sorprende?

Ya no contamos sólo con los medios convencionales (televisión, radio, prensa) para dar a conocer nuevos productos o servicios. Al contrario; los soportes digitales están superando el nivel de penetración por una cuestión de efectividad y alcance. Un estudio de AYTM Market Research en Twitter nos muestra cómo los blogs y los medios sociales son los canales que más interés generan en los usuarios. De hecho, más del 42% de los encuestados afirmaba ser seguidor de marcas en redes sociales. Aunque ya sabemos que eso suele esconder otro tipo de intereses, también nos dice que es el momento de aprovechar las circunstancias y lanzar nuestro contenido de la forma más original posible.

Una vía es la que nos ofrecen aplicaciones sociales cono Vine, con la que podemos impactar en nuestro público para conseguir ser ese anuncio que terminen recordando. El ritmo de vida limita nuestro tiempo de ocio, por lo que tenemos que aprovechar esos escasos 6 segundos unidos a 140 caracteres para impactar en nuestros consumidores; ése es el tiempo del que disponemos para captar la atención.

¿Es posible? General Electric lo consiguió gracias a una divertida felicitación de cumpleaños al mismísimo Copérnico en su aniversario. Trident apostó por la  “magia” con una caja en la que los chicles nunca se terminan. En el caso de la cadena de establecimientos de bricolaje Lowe, la opción fue mucho más didáctica, sintetizada en la acción #lowesfixinsix.

La originalidad también se manifiesta en el uso de plataformas sociales para la convocatoria de eventos. Es algo que sabe hacer bien la marca de cerveza Desperados. Tanto para reunir a influencers (#raptodesperados) como para organizar fiestas multitudinarias donde citar a su potencial público consumidor, la marca sabe generar expectación y jugar con la complicidad de sus seguidores para dar visibilidad a la bebida. Un paseo por su cuenta de Facebook nos muestra cómo su  producto es, ante todo, un estilo de vida. Lo último ha sido jugar con la complicidad de los seguidores en una acción junto a @Postureo_ para crear un rap colaborativo a base de tuits:

No es cuestión de cantidad de mensajes e impactos, pero tampoco exclusivamente de calidad. Ha llegado el momento en el que tenemos que emocionar para recordar. Es el momento en el que debemos desenfundar nuestras armas creativas para lograr una diferenciación que haga que la experiencia perdure.

Beatriz Valdespina

@BValdespina