La comunicacion y el yoga tienen un punto en comun: las vibraciones

La vibración es la clave de la comunicación

¿En qué pueden coincidir dos ámbitos aparentemente tan separados como la comunicación y el yoga? En un aspecto clave: la vibración. Vibración entendida como la base de una comunicación consciente. Para profundizar más en este aspecto, voy a referirme a la tesis de 1985 del maestro de yoga Yogi Bhajan, quien en este trabajo aporta una interesante visión humano-empresarial al sector de las relaciones públicas y la comunicación.

En la filosofía yógica, la comunicación e incomunicación están localizadas en el cuello. En él se hallan las cuerdas vocales y las glándulas tiroides, las cuales secretan hormonas como la tiroxina y la parathormona que, entre otras funciones, contribuyen a que podamos exteriorizar nuestra comunicación.

En la filosofía yógica, la comunicación e incomunicación están localizadas en el cuello

¿Desde qué parte del cuerpo proyectamos la comunicación? La gran mayoría lo hace desde el cuello, siendo una comunicación algo embotada pero directa. Otros la proyectan desde el ombligo, lo cual conlleva fuerza e impulsividad. Unos pocos, como los cantantes de ópera, proyectan su voz de forma vertical desde el vientre inferior, seduciendo y lanzando emoción. Algunos proyectan desde el corazón con compasión, mutualidad y autenticidad. Otros, lo hacen desde la cabeza, lo que convierte la comunicación en algo más sutil, consciente, intuitivo, personal, percibiéndose incluso rasgos de humildad.

Para Yogi Bhajan, la comunicación debe ser consciente y armoniosa, por lo que determina tres formas de llevarla a la práctica:

1) Dialogando. Es la situación en la que dos personas se hallan en el mismo “momentum” y se conectan intuitivamente a la misma frecuencia e interacción. El diálogo permite alinear y expresar nuestra forma de ser de forma auténtica y real estableciendo puentes desde/hacia nuestro entorno.

2) Hablando/conversando (speaking). Promueve la reflexión y comprensión implicando cambios en las percepciones. En este punto convergen opiniones y se configuran nuevas posiciones, lo que conlleva que las personas se entiendan.

3) Charlando (talking). En este caso, se discuten e imponen posiciones, como por ejemplo en debates. La crítica y el chismorreo predominan generando rumores, negatividad y dificultad de comprensión.

Descarga El Viaje Social

Vibración y resonancia

La comunicación en armonía crea vibración y resonancia entre emisor y receptor. Una resonancia se produce, por ejemplo, cuando pulsas una tecla de un piano y, en la misma sala, las cuerdas de un objeto como, por ejemplo, una guitarra, empiezan ligeramente a sonar. La comunicación armoniosa aparece cuando nosotros mismos nos sintonizamos (en el caso del yoga sería meditando) y encontramos la frecuencia apropiada para hacer resonar al receptor. Éste, por su parte, expande hacia el primer emisor una nueva vibración. Esa sintonía se basa en la propia intuición. La armonía comunicacional se alcanza cuando se acepta el conflicto como algo mutuo, y se acepta al otro (emisor-receptor) tal cual es. A partir de ahí, dos personas llegan a conectarse.

La comunicación en armonía crea vibración y resonancia entre emisor y receptor

Un emisor es un storyteller compulsivo, el cual está continuamente lanzando historias aunque no sean totalmente ciertas”, comenta Yogi Bhajan. En el lado del receptor, nuestra propia atención y alerta es la clave para una escucha consciente. Desde esa premisa, la capacidad de escucha puede ser mucho mayor dado que, además de oír las palabras emitidas, también somos capaces de escuchar lo que la otra persona trata de decirnos consciente o inconscientemente. Además, si nos mantenemos en atención plena, podemos ser capaces de captar lo que nos llega del subconsciente del emisor, ponérselo sobre la mesa en una conversación y, en consecuencia, conseguir su adhesión y sintonía.

La mayoría de las personas piensa que en el silencio nada ocurre, pero precisamente es todo lo contrario. Suceden muchas cosas dentro de esa calma silenciosa. Un ejemplo claro es la comunicación entre una madre y un bebé. Ellos se comunican mutuamente desde el silencio.

Como diría Yogi Bhajan, “el silencio es la fuente de todas las vibraciones”.

The following two tabs change content below.
Ignasi Vendrell

Ignasi Vendrell

Presidente at Best Relations
Me gradué en la Universidad de Boston (USA) con un M. Sc. In Public Relations. Además, soy profesor de yoga y meditación kundalini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *