Andrea Asensio

Acerca de Andrea Asensio

Publicista y periodista, siento un amor incondicional por el verano y los gatos. No puedo vivir sin series y no sé qué voy a hacer con mi vida hasta que vuelva Juego de Tronos. Como valenciana hago un llamamiento para que la gente deje de confundir la paella con el "arroz con cosas".
Las plataformas de contenido en streaming como Netflix educan al consumidor a pagar por los contenidos online

Netflix, Spotify y Amazon: cultura freemium como estilo de vida

Sabemos que en España se lleva mucho eso de “si es gratis me da igual lo que sea, lo quiero”, y así nos va. Pero resulta que las grandes plataformas de streaming como Netflix, Amazon y Spotify ya no están dispuestas a pasar por el aro de nuestras exigencias y se han puesto serias con el pago por sus servicios. Netflix sube de precio y el usuario lo acepta sin rechistar. ¿Podemos decir que la cultura freemium ha llegado para quedarse?

El servicio que Jared Lukin acuñó como freemium nos define perfectamente. El concepto está compuesto por dos palabras, sí free premium: se refiere a un modelo de negocio donde se ofrece de forma gratuita una parte del servicio y otra queda exclusivamente dedicada a aquellos que pagan para ofrecerles mejores características o funciones específicas. Un ejemplo de esto podría ser el modelo de Spotify o de Amazon, donde puedes ser usuario gratuito o de pago. Porque el mundo se divide entre dos tipos de personas: las que pagan y las que utilizan cien cuentas diferentes para tener la versión de prueba de Spotify Premium de un mes.

Sigue leyendo

Las marcas prefieren la realidad aumentada a la realidad virtual en sus campañas de publicidad

Realidad aumentada y publicidad: ¿relación estable o desliz ocasional?

El mundo de la realidad aumentada y la realidad virtual (VR) es el gran desconocido por el que las marcas se la están jugando, y mucho. Algunas de ellas apostaron en su momento por la incorporación de la realidad aumentada en nuestras vidas, sin saber si iba a salir bien o estrepitosamente mal.

Vamos por partes (por si acaso). Asumimos que realidad aumentada y realidad virtual son dos conceptos totalmente distintos. Esta aclaración se debe a que en muchas ocasiones se confunden, pero ¿realmente hay tanta diferencia? Pues “en realidad” sí, básicamente porque la realidad virtual tiene como base una realidad inexistente, mientras que la realidad aumentada combina elementos ficticios con reales. El mejor ejemplo de esta última y el que más ha triunfado hasta hoy es el archiconocido videojuego Pokémon Go donde los pokémones aparecían en tu propia calle a través de la pantalla.

Sigue leyendo