Carlos Molina

Acerca de Carlos Molina

Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio. He co-organizado los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

No aprendas publicidad programática (de mierda)

No lo hagas. Aprovecha tu tiempo para otra cosa. ¿No decías que de este año no pasaba y que te apuntarías al gimnasio? ¿Estaba en tu lista de tareas aprender patchwork por fascículos? Adelante. Quiérete. Pero no te esfuerces en descubrir los entresijos de la publicidad programática (de mierda, por supuesto, que para eso estamos en nuestro mes homenaje) ni de los diferentes actores que pueblan la industria de la contratación automatizada de anuncios. Si es por deseo de conocimiento, tú verás. Pero si crees que ahí está tu futuro profesional, habría sido mejor que aprendieras matemáticas.

Sigue leyendo

La vida y secretos de un stalker

Mi [fracasada] vida como stalker en las redes sociales

[Lo que sigue es un relato de ficción]

Todo empezó de forma casual, como comienzan muchas cosas. Sumas dos más dos y ves que el resultado cuadra. Me pasó al entrar en el perfil de Twitter de aquel amigo y curiosear en su lista de contenidos favoritos. Me llamó la atención que marcara, durante una época, todos los tweets de una chica a la que yo no conocía. Dado que las publicaciones no tenían tema en común, deduje que lo que era común era su autora. Ahí había algo más. Y me pareció divertido averiguarlo. Había comenzado mi (breve) vida como stalker, como mirón en las redes sociales.

Sigue leyendo

Gestion de la comunicacion interna a traves del ingagement

Ingagement: la afinidad de la comunicación interna

Algo falla en las empresas cuando tratamos a los empleados como correas de transmisión de los mensajes corporativos en nuestra estrategia de comunicación interna. Cada vez son más las organizaciones que consideran que su capital humano, conectado a las redes sociales, es el mejor embajador posible de la organización. Fidelizado, creíble y, posiblemente, obligado sutilmente a entrar por esa aguja, acepta someter su marca personal al dictado de un tercero. No es la mejor forma de interpretar el concepto de employee advocacy, que debería de ilustrar la consecuencia de un compromiso y empatía previos. Si buscamos la afinidad con los públicos externos basada en premisas de corresponsabilidad, sinceridad y transparencia, ¿por qué no hacer lo mismo con los públicos internos? Es el momento del ingagement, como ya avisamos en nuestras Tendencias en Comunicación y Marketing 2017.

Sigue leyendo

Los usuarios como responsables de recursos humanos

Los consumidores como gestores digitales de los recursos humanos

Las redes sociales pueden darte tu próximo empleo. También pueden quitártelo. No me refiero sólo a que puedas encontrar una oferta de trabajo en LinkedIn o a que esa foto de borrachera en Facebook perjudique tu reputación. Quiero decir que será el público, asumiendo cierta gestión de los recursos humanos, el que juzgue si eres válido o no para ocupar una determinada posición dentro de una compañía. Pregúntale a Zozulya, el futbolista del Betis traspasado al Rayo Vallecano al que parte de la grada local no quiere ver, o a Xavi Martínez, de la marca de gafas Hawkers, criticado duramente por el uso que hace de las plazas de aparcamiento para minusválidos.

A los usuarios no les basta con que el producto o servicio sea bueno; no les basta con que los valores de la empresa sean claros y coincidan con los suyos. Necesitan que el equipo de la organización esté a la altura de esos valores. Sigue leyendo

El futuro de la compra programatica

6 aspectos de la compra programática pendientes de resolver

En nuestras Tendencias en Comunicación y Marketing, dejamos fuera la compra programática de publicidad. ¿Por qué no hablamos de ello? Porque tenemos más dudas que certezas. La automatización, a través de plataformas tecnológicas, de la compra y venta de espacios e inventario de anuncios en soportes digitales, está llevando a muchas empresas a cambiar su estructura. La apuesta va en serio. Pero hay seis puntos que cuestionan el futuro que se nos promete: Sigue leyendo