El black friday no es una nueva estrategia de marketing en el consumismo

¿Es el Black Friday una estrategia de marketing tradicional o una moda pasajera?

¿Preparado para las mejores ofertas del año? El Black Friday arranca hoy (o lo hizo el 24 de noviembre, según me leas) y todos los medios llevan ya unos días publicando noticias relacionadas con este gran día. Aunque quien dice día, dice mes. El Black Friday ha generado una comunidad devoradora de ofertas: consumidores enganchados a descuentos de grandes y pequeños comercios que se pueden encontrar a lo largo de todo noviembre. Pero, ¿estamos ante una moda o ha llegado para quedarse?

Titulares como “Black Friday 2017: cuándo es y todo lo que necesitas saber” o “Diez trucos para aprovechar las ofertas del Black Friday” son sólo algunos de los cientos que se generan estas semanas para incitar al lector a adelantarse a las compras navideñas. Esta fiesta del consumo supone ofertas y descuentos sumamente atractivos y, aunque parece muy reciente, para nosotros no es un concepto tan nuevo.

Si tu media de gastos navideños ronda los 600 euros y pudieras ahorrar hasta el 80% del precio de los regalos, ¿lo harías?

Las empresas han cogido una festividad americana y la han importado sin modificar. ¿Funciona? Vaya que sí. El Black Friday llegó a España hace ya seis años y se ha convertido en una cita ineludible en la que todos ganan. Los negocios adelantan la campaña navideña y atraen a los consumidores, mientras estos consiguen descuentos que en ocasiones llegan a porcentajes absurdamente altos.

Ya lo dijo Vito Corleone en El Padrino con su mítico “le voy a hacer una oferta que no podrá rechazar”. Es fácil encontrar medios que afirman que estamos ante un evento rompedor que ha cambiado para siempre el comercio tal y como lo conocemos, pero no estamos de acuerdo: el concepto que aporta el Black Friday ha cambiado de nombre, pero es el mismo que ya existía con La Semana Fantástica de El Corte Inglés o El Día sin IVA de Fnac. Eso sí, asegurar que esta festividad no ha cambiado nada sería igual de incorrecto.

El viernes negro ha marcado el calendario navideño y todos los comercios tienen programada la estrategia de marketing para maximizar sus beneficios en esta fecha. Pero aquí no hablamos únicamente del Black Friday: El Corte Inglés aprovecha y se adelanta con los ‘Super tecnoprecios’, Alibaba empezó lo propio el 11 de noviembre con el Día del Soltero (sí, no nos lo estamos inventando), y así con un sinfín de marcas que aprovechan para llenar sus tiendas de descuentos.

Al final todo se reduce a lo mismo, pero cambiando el nombre. Tiendas como Amazon en el Black Friday organizan semanas enteras con descuentos para vender más. Es lo que han hecho siempre los centros comerciales, pero en un nuevo entorno digital y rodeado de campañas de marketing aún más grandes. No es que el Black Friday sea una moda actual, es que siempre ha existido.

Aprovechar el Black Friday es importante, pero la OCU ha denunciado que tan sólo un 13% de los productos con descuento bajan realmente de precio. Te aconsejo que planifiques bien tus compras y no te dejes llevar por el espíritu consumista. Tal y como, también, se ha hecho siempre.

The following two tabs change content below.
Jesús Pacheco

Jesús Pacheco

Communication Assistant at Best Relations
Comunicación como profesión y como pasión; los medios digitales como hábitat natural. Como forma de vida: cocinar, viajar y mantener una vida saludable (no necesariamente en ese orden).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*