Como las marcas presumen de sus influencers

Consumidores, marcas e influencers: ¿quién presume de quién?

La relación de los consumidores con las marcas es un fenómeno cada vez más temprano. Los seres humanos somos conscientes de su existencia desde pequeños. Las asociamos no sólo a valores, sino también a consecuencias (calidad del producto, por ejemplo) y, sobre todo, a posición social. De hecho, lucir una determinada marca puede ser sinónimo de prestigio. Pero algo ha cambiado con los medios sociales. Hace un par de décadas, asumíamos el sobrecoste de un producto asociado a la marca porque ésta nos proporcionaba por sí misma una imagen que deseábamos. Estábamos dispuestos a pagar más por mostrarla. Hoy, vamos camino de la situación opuesta: que las empresas tras las marcas paguen por mostrar a los consumidores. ¿O no es esto lo que se pretende con las estrategias con influencers?

El cambio ha sido muy rápido y tiene su origen en el grado de exposición pública que tenemos como consumidores. ¿Por qué? Porque a mayor nivel de exposición, mayor influencia en el entorno que nos rodea y, por lo tanto, mayor capacidad de prescripción positiva o negativa. Y nadie quiere una prescripción negativa en torno a su marca, ¿verdad?

Vamos camino de la situación opuesta: que las empresas tras las marcas paguen por mostrar a los consumidores

Hace apenas cinco años, todavía mostrábamos con orgullo en las redes sociales las últimas sneakers que habíamos adquirido, el disco de nuestro artista favorito o la foto de un vehículo que nos parecía tener un diseño asombroso. Hoy es cada vez más común que ese tipo de impactos positivos tenga una intencionalidad diferente: o bien llamar la atención de la marca, o bien ser parte de acciones promocionadas por la marca.

Descarga aquí las Tendencias en Comunicación y Marketing de 2017

A medida que somos conscientes del poder de influencia que podemos ejercer, buscamos una contraprestación. ¿Por qué voy a manifestar en las redes mi adhesión a una marca si no recibo a cambio nada de ella? ¿Quién da más a quién? En el caso de las celebridades y personalidades públicas, la cosa puede ser aún más compleja, porque ¿quién se cree hoy en día que, detrás de un elogio, en Facebook, Twitter o Instagram, no hay un post patrocinado? Y sin embargo, sucede.

En la búsqueda de la influencia, las empresas tratan de encontrar fórmulas alternativas para alcanzar a sus públicos potenciales. El marketing de la influencia se ha convertido en una industria en sí misma, con sus aciertos y sus fallos. En la publicidad convencional, la naturalidad corre el riesgo de perderse porque el discurso lo establece la marca y no quien la promociona. En el contexto actual, la publicidad a través de contenido promocionado es la voz de los influencers, mientras que la marca trata de encontrar a aquellas personas cuyo discurso esté en línea con sus valores.

En la búsqueda de la influencia, las empresas tratan de encontrar fórmulas alternativas para alcanzar a sus públicos potenciales

Los giros comerciales de la influencia llevan a que una empresa como Twitter permita que las marcas creen anuncios con los tweets de los usuarios, o a que, a través de plataformas de marketing de afiliación, podamos vincular nuestros contenidos a campañas de marca.

Hasta ahora, tener una imagen relevante y un impacto público podía derivar en obtener el patrocinio de una marca, como sucede en el mundo del deporte. Estamos muy cerca de que, donde antes estaba el logo o el imagotipo de la marca, luzca el rostro de un influencer.

The following two tabs change content below.
Carlos Molina

Carlos Molina

Director general at Best Relations
Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio. He co-organizado los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

Un pensamiento en “Consumidores, marcas e influencers: ¿quién presume de quién?

  1. Pingback: Influencers: 5 pensamientos de mierda sobre ellos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*