El marketing de los pequeños éxitos

Tomar distancia es bueno para ver la foto completa, pero nos perdemos los detalles. Y es en esos detalles, y no en las generalidades, donde nos sentimos reflejados. El trabajo que realizamos en Best Relations en el ámbito de la comunicación interna y el análisis de lo que activa a las comunidades de profesionales de una organización nos ha enseñado que, a menudo, el foco debe estar en compartir los éxitos, por pequeños que sean, y no tanto en transmitir grandes mensajes. Es otra forma de hacer marketing.

No todas las empresas son iguales. No todas tienen las mismas necesidades. Menos aún: no todas pueden ni deben evolucionar a la misma velocidad. Sin embargo, es frecuente que, cuando se activa una plataforma de comunicación interna con la esperanza de generar nuevos flujos de diálogo y conexión entre los empleados, se detecte una actividad más baja de la esperada. ¿Qué es lo que está fallando para que pase eso?

Buscamos en estas soluciones tecnológicas, como las redes sociales internas, herramientas de productividad. Queremos que sean canales de resolución de dudas, de relación entre quien tiene un problema y quien puede aportar una solución. Deseamos que se conviertan en espacios digitales de colaboración y cocreación. Y sin embargo, lo que suele funcionar mejor es justo lo contrario: en lugar de compartir preguntas, compartir resultados.

El responsable de comunicación corporativa de una gran compañía me contó una vez que habían creado un grupo en WhatsApp para conectar a altos directivos y facilitar entre ellos un diálogo orientado a la toma de mejores decisiones. No se había pensado en soluciones sofisticadas, porque WhatsApp ya estaba en el teléfono de todos. Sin embargo, descubrieron con sorpresa que el contenido que se compartía no tenía que ver con el propósito inicial del grupo. Sus miembros publicaban pequeños éxitos, los triunfos del día a día, acciones de las que se sentían orgullosos por los resultados y que podían ser un motivo de inspiración para terceros.

“Es un factor de estimulación para todos descubrir que incluso lo más sencillo puede ser relevante”

Es otro tipo de marketing. Es habilitar canales donde la voz de los usuarios internos no esté forzada a adoptar un tono operativo, sino que sea libre para compartir emociones asociadas a la actividad de cada uno.

Nuestro trabajo, tenga más o menos relevancia, es producto de nuestro esfuerzo y de nuestra implicación. Salvo excepciones, nos satisface mostrarlo si estamos convencidos de que se ha ejecutado bien. Hacerlo tanto en redes sociales como en canales de comunicación interna e incentivar este enfoque puede ser el primer paso para lograr un verdadero ingagement a través de la promoción del orgullo de pertenencia. Es un factor de estimulación para todos descubrir que incluso lo más sencillo puede ser relevante. En este tipo de círculos, no hay mejor marketing que el de los pequeños éxitos.

Descarga El Viaje Social

The following two tabs change content below.
Carlos Molina

Carlos Molina

Director general at Best Relations
Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio. He co-organizado los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*