¿Estamos preparadas las agencias de comunicación para la ciberdelincuencia?

A raíz de esta noticia sobre un grupo de hackers crackers (personas que rompen sistemas de seguridad y que suelen actuar de forma ilegal) que robaba notas de prensa para invertir en Bolsa utilizando los resultados financieros de empresas antes de que fueran públicos, en Best Relations nos planteamos una pregunta crucial. Ante la ciberdelincuencia, ¿somos conscientes de la importancia de la información que manejamos cuando recibimos una nota de prensa con datos bajo embargo?

Es bastante común en clientes multinacionales que las notas de prensa se envíen con unos días de margen para poder traducirlas y adaptarlas al entorno local. Esto incluye comunicados de todo tipo, como lanzamientos de producto, resultados financieros, fusiones y adquisiciones, etc. Tratamos de forma cotidiana con información muy importante, sobre todo en tiempos de ciberdelincuencia y espionaje industrial cada vez más sofisticados. Si nos paramos a pensarlo, casi sorprende que no se le haya ocurrido a más hackers crackers utilizar las agencias de relaciones públicas como fuentes de información privilegiada.

Normalmente, cuando trabajamos con información bajo embargo, tenemos mucho cuidado con qué contamos y a quién; al final, las notas embargadas llegan sólo a una pequeña selección de contactos de confianza y únicamente cuando la ocasión lo merece.

Las notas bajo embargo son información confidencial y hay que darles el lugar que les corresponde. Si las informaciones corporativas se envían por sistema bajo este formato, aunque sea de 24 horas, se devalúa y pierde efectividad. La duda que me asalta es si de verdad funcionamos de esta manera porque somos conscientes de que la información que manejamos podría ser peligrosa si cae en malas manos… o sólo porque siempre se ha hecho así. La llegada de las redes sociales ha multiplicado exponencialmente los riesgos de compartir información confidencial en exclusiva y eso es sólo una parte: ahora más que nunca la información es poder. Y de eso los comunicadores manejamos bastante.

Otro aspecto importante sobre ciberdelincuencia e información es la parte técnica. Las pymes suponen el 99,88% del tejido empresarial español (de hecho, también son mayoría entre las agencias) y, según recientes estudios, menos de la mitad de ellas cuenta con medidas de seguridad informática adecuadas.

¿Le estamos concediendo a nuestro trabajo, a la información que manejamos, la importancia que realmente merece? Y si un grupo de hackers crackers decidiera atacar agencias de relaciones públicas españolas, ¿estaríamos preparadas?

The following two tabs change content below.
Ana López

Ana López

Trabajé en Best Relations como Communication & Social media Account manager & Business Intelligence Director. Mi vida es un evento con un ROI del 5.000%.

2 pensamientos en “¿Estamos preparadas las agencias de comunicación para la ciberdelincuencia?

  1. ¡Hola!
    Llevo suscrito un tiempo ya y leyendo y compartiendo vuestro contenido, pero ¡en serio!, a ver si de una vez por todas, empiezan a diferenciar entre “hackers” (+) y “crackers” (-), que por eso no leeré éste articulo.
    ¡Buen día y gracias por todo!
    Jean.

    • No vamos a discutir tu puntualización porque es correcta. No hemos sido precisos en esta ocasión y hemos caído en una generalización muy extendida entre los medios, usando un término más conocido y de mayor difusión. Rectificamos y, si estamos a tiempo, te invitamos a terminar de leer el post. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*