Como el feminismo ha sabido entender las redes sociales

Cómo el feminismo ha sabido entender las redes sociales

Mucho antes de las entregas de premios o las alfombras rojas ya existía el feminismo, ya luchaban las mujeres por sus derechos y ya recibían sus respectivas críticas por ello. No, esa forma de pensar y entender el mundo no es nueva, pero en los últimos 10 años parece haber alcanzado a una mayor conciencia social. Y, en parte, se debe a las herramientas de las que se ha hecho uso: las redes sociales.

Porque ni las palabras de Emma Watson ni las de Ellen Degeneres, ni los recientes discursos de Madonna, Michelle Obama o Taylor Swift habrían sido lo mismo si no fuera por el poder de dinamización y alcance de las redes sociales.

Las plataformas digitales se han convertido en el mejor aliado de activistas en general, amplificando los movimientos sociales, pero hay que reconocer que el movimiento feminista ha sabido usar especialmente bien esta vía de comunicación. Blogs, perfiles sociales, páginas e incluso medios de comunicación que han nacido con el objetivo de difundir la información desde un punto de vista distinto y contribuir a la concienciación social. Pero no sólo eso, además han sabido entender cada una de las plataformas para sacarle el mayor partido posible:

  • Los perfiles y medios han convertido sus páginas de Facebook en la principal plataforma de debate.
  • Twitter es el medio de hacer lobby que mejor han integrado.
  • WhatsApp la red perfecta de propagación de carteles y llamamientos a la acción.
  • Instagram se ha convertido en la plataforma con la que crear, ampliar y fidelizar a la comunidad.
  • Así, se han convertido en importantes campañas transmedia algunas como #MiPrimerAcoso, todo un éxito en participación y que ya supera los 78.000 tweets.

Sí, las feministas han sabido adaptarse a las redes sociales, aunque no podamos decir que también se haya producido a la inversa. A Facebook siguen sin gustarle los pezones de mujer, pero no te preocupes que siempre hay algún ingenio que consigue volver loco hasta al propio Zuckerberg.

No se trata de vídeos de celebrities, actrices, modelos, cantantes o artistas que se vuelven virales sólo por unir su popularidad a una denuncia que encrespa a la sociedad, sino que el tema se ha convertido en un trending topic constante de 2016 mediante hashtags de denuncia machista como #NiUnaMenos y #VivasNosQueremos. También se viralizan con una facilidad y rapidez otros proyectos y vídeos de denuncia al estilo “El cazador cazado” de Alicia Murillo, que ya se difundieron y popularizaron en su momento. Perfiles como @Barbijaputa que todo lo que publica se convierte en foco de conversación o @MemesFeministas que en sólo sus primeros 3 meses de vida ya superaban los 7.000 likes en Facebook y ya suman más de 26.000.

Se han sabido emplear las plataformas digitales para dinamizar el contenido feminista

Sí, se han sabido emplear las plataformas digitales para dinamizar el contenido feminista y se han apropiado de los lenguajes y herramientas de cada momento, tanto con el uso de memes como de vídeos o conceptos con los que estos perfiles han liderado la conversación. Pero, todo hay que decirlo, gran parte de este éxito de conversión y dinamización se debe a los detractores, a los trolls que comentan y comparten sus contenidos en un intento de ridiculizarlos pero que lo que hacen es dar fuerza a las “#feminazis”.

Como ya decíamos (en otro contexto) todo éxito conlleva haters, y con la cantidad de ellos que levantan los perfiles feministas nos podemos hacer una ligera idea del éxito y alcance de sus contenidos.

The following two tabs change content below.
Alicia Cordero

Alicia Cordero

Consultant at Best Relations
Periodista y comunicadora, así, en general. Inquieta, curiosa, observadora y con mil manías. Ahora me ha dado por el marketing, por el mundo digital y por aprender a cocinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*