Los anunciantes saben cómo influye el contenido en sus marcas

Qué está haciendo Google para salvar su contenido y a sus anunciantes

Google está en apuros. Y no lo digo porque lo haya leído en una de las tantas noticias que enumeran los anunciantes que se han ido de YouTube o los millones de dólares que puede estar perdiendo el gigante de internet con esta crisis. Lo digo, y estoy segura de ello, porque he perdido la cuenta de los vídeos que llevo vistos sin que me saliera un solo anuncio.  

Marks&Spencer, Sainsbury’s, McDonald’s, BBC y Lloyds Bank fueron algunas de las que empezaron todo, cuando los anunciantes de Reino Unido se rebelaron ante Google.

El contenido es tan importante como el contexto y no es la primera vez que lo decimos, ni es un gran secreto. Pero es ahora cuando las marcas están empezando a exigir un mayor control y fiabilidad del contenido con el que se van a relacionar sus productos y su imagen. Porque claro, que tu marca aparezca precediendo a vídeos de contenidos extremistas o polémicos, no beneficia a tu imagen y nadie quiere pagar para que se asocie su compañía a contenido negativo y termine perjudicando su reputación. Y éste es aún uno de los aspectos por resolver de la compra programática.

Pero como Google es Google y de crisis sabe lo suyo, esto no durará mucho. De hecho todo indica que ya ha puesto en marcha su plan anticrisis:

No está mal mientras encuentra la solución definitiva que piden los anunciantes.

Descarga El Viaje Social

El hecho de que las marcas se preocupen por el contenido del que se rodean, no es algo nuevo. El contexto y la ubicación de los anuncios nunca se han dejado al azar: el entorno también comunica, y las marcas lo saben. Pero, hasta ahora, es algo que había importado más en el offline, cuando las marcas hacían análisis exhaustivos de los medios en los que se publicitaban, los canales, el horario e incluso el programa en el que se anunciaban sus productos. Aunque las comparaciones son odiosas, la soledad que ahora sufre Google, viene a ser lo que en su día vivió Mediaset en sus carnes, aunque potenciado y sin un plan de gestión de crisis (o al menos sin un plan coherente).

Una rigurosidad por estudiar el contexto que pareció viciarse en el entorno digital, donde se deja en manos de un algoritmo que aún no sabe distinguir la intencionalidad y la parte humana de los contenidos. Pero, quizá no quede mucho para esto, y quizá, y sólo quizá, este golpe al bolsillo de Google ayude a acelerar el proceso de un algoritmo cada vez más subjetivo.

Y mientras tanto, YouTube sigue en bucle, y aún ningún anuncio me ha interrumpido.

The following two tabs change content below.
Alicia Cordero

Alicia Cordero

Marketing & Influence Manager at Best Relations
Periodista y comunicadora, así, en general. Inquieta, curiosa, observadora y con mil manías. Ahora me ha dado por el marketing, por el mundo digital y por aprender a cocinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*