Los secretos de la viralidad

3 ingredientes que tienen en común todas las campañas virales

Las campañas virales han dejado de ser un elemento novedoso y disruptivo para convertirse en una herramienta más de las que hace uso el marketing para poder llegar a los potenciales usuarios. Esta normalización no hace que sea menos interesante y que, después de sucumbir a todo tipo de vídeos, acciones y campañas virales, aún nos quede la sensación de que hay incógnitas sin resolver sobre la fórmula de su éxito.

Es una época en la que la viralidad (que apenas dura un suspiro), puede llegar de la mano de un grupo de humoristas italianos parodiando la canción de Luis Fonsi, Despacito. Las marcas son conscientes de la necesidad de ir un paso más allá y contar con algunos elementos básicos que proporcionen el deseado enganche que prenderá la mecha de la viralidad, como la sorpresa, las emociones y la agenda social.

En ese maremágnum informativo, para que el mensaje cale, debe ser sorprendente y llamativo

  • Generación de impacto o sorpresa

El usuario recibe numerosos impactos informativos, que consume y desecha a una velocidad vertiginosa. En ese maremágnum informativo, para que el mensaje cale, debe ser sorprendente y llamativo. Un ejemplo es el que lanzó recientemente UNICEF en forma de hashtag y que proclamaba el punto y final de la agencia de Naciones Unidas. Las reacciones no se hicieron esperar y #CIERRAUNICEF se convirtió en trending topic en Twitter España durante 8 horas y logró más de 2.000 retweets y de 3.000 favoritos.

  • Mensajes con emociones

Otro aspecto que va unido a lo viral es el de las emociones. Alegría, diversión o empatía son algunos de los resortes que harán que el usuario sea más proclive a entrar en la rueda de la viralidad o pasar al siguiente contenido que se cruce por el time line de sus redes sociales. Una de las campañas virales más exitosas de los últimos de tiempos lanzada en la red social Facebook se titula Like a girl, que ha traspasado fronteras y ha puesto de manifiesto que hacer cualquier cosa “como una chica” se debe convertir en sinónimo de superación y fortaleza.

“Los usuarios son los que en muchos casos actúan como masa crítica y validan el éxito del vídeo”

  • Temática controvertida que marca la agenda social

¿Quién no recuerda el aluvión de comentarios suscitados por la campaña de Campofrío, Deliciosa Calma? Las reproducciones del vídeo en YouTube llegaron a los 3,5 millones, trasladando a un restaurante y su menú muchas de las opiniones y quejas de las mujeres de la sociedad actual. Muchas de las reacciones que empujaron la viralidad de este anuncio eran positivas por poner de manifiesto tanto las problemáticas de la mujer del siglo XXI como las dificultades para lograr la ansiada conciliación. Pero también proliferaron las críticas por el hecho de que el modelo de mujer que subyace es el de una mujer delgada “atada” a los productos light. La polémica estaba servida y con este elemento, el boca-oreja 2.0 solo podía seguir creciendo.

Todos estos factores, aunque son sopesados en la estrategia de marketing, adquieren verdadero peso específico cuando llegan a los usuarios, que son los que, en muchos casos actúan como masa crítica y validan el éxito del vídeo o la campaña compartiéndolo en sus perfiles.

The following two tabs change content below.
Marta de Castro

Marta de Castro

Account executive at Best Relations
Periodista. Primero en la radio y después en agencia para descubrir todo el potencial que esconde la comunicación. Madmeniana, fan de la música soul y convencida de que un (buen) pincho de tortilla puede arreglar un mal día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*