El transmedia en el mundo de las series y la comunicación

¿Es el final de Mad Men el mejor ejemplo transmedia de la historia?

[Atención, este post contiene SPOILERS. Si no has visto el final de Mad Men y (todavía) no quieres saber cómo finaliza la serie, no sigas leyendo. En caso de duda sobre qué es storytelling u otro ejemplo transmedia puedes consultar este otro post.]

Si te digo “al mundo entero quiero dar un mensaje de paz” quizá te venga a la cabeza una canción, un anuncio o incluso un sabor. Este copy es parte de la adaptación al español de uno de los spots más icónicos de Coca-Cola, emitido por primera vez en 1971.

Más de 40 años después de la aparición del anuncio en televisión, descubrimos, en el último capítulo de la serie Mad Menque el autor del comercial fue… ¡Don Draper! La sonrisa del creativo más famoso de todos los tiempos no deja lugar a dudas: Draper ha tenido una idea. Lo que no nos muestra la escena es que va a regresar a New York, se unirá a la agencia McCann y, gracias a esta campaña, cambiará el rumbo de la publicidad de Coca-Cola. Era la sorpresa que los guionistas se guardaban para el cierre de la serie. Este enigmático final sirve para unir realidad y ficción, historia de la publicidad y narrativa transmedia, donde se le atribuye la autoría de una campaña real a un personaje de ficción. ¡Simplemente genial!

En la última temporada de Mad Men asistimos a la caída de Don Draper, pero no como nos la habían dibujado en los títulos de crédito. Draper se aparta paulatinamente de todas sus rutinas, abandona su puesto de trabajo y se desprende de todo objeto material hasta llegar a un lugar alejado de la civilización donde se une a un pacífico grupo de hippies de todas las razas que meditan a orillas de un acantilado. Es en ese momento, cuando no le queda nada, cuando Don conecta con su esencia: la creatividad y la inspiración.

“Se le atribuye la autoría de una campaña real a un personaje de ficción. ¡Simplemente genial!”

Es cierto, que ya hemos hablado de otros ejemplos transmedia en los que las series y su storytelling terminan dando el salto a la realidad, pero éste es simplemente genial.

Detrás de un final así hay un proceso de guionización y un trabajo de cobranding que da lugar a una (genial) pieza audiovisual de branded content en la que participan tanto los productores de la serie como la marca Coca-Cola y, posiblemente, la agencia de publicidad McCann, responsable de la campaña allá por los años 70. Además, esta última supo aprovechar su momento en las redes sociales con este tuit:

Los cruces entre ficción y realidad no terminan aquí. Si en la serie Don Draper no logró convencer a los directivos de Heinz con la campaña “Pass the Heinz” para promocionar su famosa salsa de tomate, los responsables de la marca se enamoraron tanto de esta idea que han decidido hacerla realidad. Es un salto narrativo transmediático sin precedentes que pone los pelos de punta tanto a amantes de la serie como al público en general. 

Fotograma Mad Men y Heinz

Fotograma de la escena en la que Don Draper presenta a Heinz la propuesta que ha dado el salto a la realidad años después.

The following two tabs change content below.
Diego Rivera

Diego Rivera

Head of Strategy & Creativity at Best Relations
Desde hace más de 10 años, buscando ideas y estrategias que ayuden a cumplir objetivos de negocio.

5 pensamientos en “¿Es el final de Mad Men el mejor ejemplo transmedia de la historia?

  1. Pingback: ¿Existe Nasty Bits? Historia de una banda transmedia

  2. Buenísimo el post, como siempre, Diego. A mí también me encantó el final de Mad Men, después de tener en varios momentos de la última temporada la sensación de el que todo se iba un poco de madre…
    No tenía ni idea de lo de #passtheheinz. ¡¡B-R-U-T-A-L!!
    Y muy bueno el reto que os lanza Juan Pedro jeje

    • ¡Muchas gracias Cristina! Qué época más buena de grandes series estamos viviendo. Para mi, todo empezó con Breaking Bad y Mad Men, después me enganché a Homeland, True Detective, Fargo, Vynil. Es un no parar. Las últimas que me han gustado son Love y Big Little Lies, esta última es la que más me ha sorprendido en lo que va de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*