La mejor red social para hacer publicidad

¿Cuál es la mejor red social para una campaña de publicidad?

Cuando el gran Carlos Molina me comentó que estaría bien que escribiese un post sobre cómo gestionar la publicidad en redes sociales y qué redes son mejores para implementar campañas de publicidad pensé: “sin problema, tema sencillo y dominado”. Sin embargo, a medida que se acercaba el momento de escribirlo, miles de dudas me asaltaban. Porque resulta que sí, que el tema está dominado, pero de sencillo tiene más bien poco. Así que lo mejor va a ser ir por partes.

¿Qué queremos conseguir?

Es lo primero que tenemos que tener muy claro antes de empezar a hacer publicidad, así en general, y las redes sociales no son una excepción. Tanto Facebook como Twitter, Instagram, YouTube o LinkedIn ofrecen múltiples posibilidades optimizadas para distintas funciones, y la única forma de no meter la pata es tener muy claro qué es lo que queremos hacer. No todas las redes ofrecen las mismas posibilidades, pero en general los objetivos que nos podemos platear son:

  • Aumentar nuestra comunidad
  • Atraer tráfico a nuestra página web, midiendo o no las conversiones
  • Aumentar las reproducciones de un vídeo
  • Aumentar la interacción con una publicación
  • Conseguir leads
  • Potenciar las descargas o el uso de una app

Una vez que tengamos claro nuestro objetivo, podemos pasar al siguiente punto.

¿De qué material dispongo?

Es muy obvio, pero a veces se pasa por alto. ¿Qué sentido tiene hacer una campaña en YouTube si no dispongo de ningún vídeo? ¿O en Instagram si no tengo imágenes? Y no quiero parecer borde, pero si no tienes ni vídeo ni imágenes, éste es mi mejor consejo:Abuelo Simpson entrando en la casa de citas

¿A quién quiero llegar?

Sí, tener claro nuestro público es el siguiente factor decisivo. No hay más que mirar los datos de número de usuarios de las distintas plataformas para darnos cuenta de una cosa: en Facebook estamos todos (o casi), pero en las demás redes, no. A partir de aquí podrías pensar que en ese caso para qué enredar y que no tiene sentido darle más vueltas. Invertimos en Facebook y a los demás que les den. Pues no, no es tan fácil. Porque no es lo mismo estar que usar, y aún usando, es necesario conocer cómo y en qué circunstancias nuestro público usa cada una de las plataformas. Como ése es un tema que daría no ya para un post, sino para un libro, te animo a que investigues sobre el tema. Hay cientos y cientos de estudios publicados que aclararán tus dudas. Y si no lo hacen, te dejo que nos preguntes en los comentarios. Trataremos de echarte una mano.

En Facebook estamos todos (o casi), pero en las demás redes, no

¿Qué es eso de segmentar?

Una vez que ya sabemos a quién queremos llegar, la forma de hacerlo es a través de la segmentación de audiencias. Además de las típicas y obvias de edad, sexo o ubicación, tenemos otras basadas en intereses, comportamientos asociados al uso de móvil, perfiles, etc. Las posibilidades son casi infinitas, pero te doy un truco: es muy probable que no seas el primero que quiere llegar a una audiencia concreta, así que aprovecha el trabajo que ya han hecho otros. Utiliza las audiencias de tu competencia directa o indirecta, las de medios de comunicación o, en Twitter, las audiencias ya definidas de programas de televisión y de aquellos que siguen un evento concreto para asegurarte un impacto certero. Y otro truco más: en el caso de Facebook, no te limites a los intereses predefinidos. Prueba con todo aquello que se te ocurra, porque es muy probable que aparezca.

Por último, ten en cuenta que cuanto más amplia es la audiencia mayor debe ser el presupuesto. Además, para audiencias muy concretas no tiene sentido utilizar presupuestos muy elevados. Sólo conseguiremos que nuestro anuncio le aparezca dos millones de veces a cada persona y acabe odiándonos. Y esto nos lleva al siguiente punto importante.

¿Cuánta pasta tengo?

No nos engañemos. Con poco dinero se pueden conseguir buenos resultados si estudiamos muy bien todo lo anterior, pero la época en que con 5€ éramos los reyes del mambo en Facebook pasó hace mucho tiempo. Ahora mismo necesitamos inversiones más elevadas, y es que el sistema de pago por pujas que utilizan todas las redes sociales en un entorno en el que hay miles de marcas compitiendo por un espacio que es limitado hace que los costes hayan aumentado.  En general, Facebook sigue siendo la red en la que podemos obtener mejores resultados por volumen y en la que es más fácil conseguir costes por objetivo bajos. Pero si afinamos y conocemos bien a nuestro público, una vez más puede que Facebook no sea la mejor opción.

El sistema de pago por pujas en un entorno con miles de marcas compitiendo por un espacio limitado hace que los costes hayan aumentado

Basta ya de rollos. ¿Cuál es la mejor red social para para hacer publicidad?

Si el presupuesto lo permite, nuestra recomendación siempre será hacer un mix y repartir el presupuesto entre al menos dos plataformas. Y después, monitorizar, analizar los resultados y retocar. Éste es el gran truco final: haz pruebas, no te la juegues a una sola carta, déjate margen para optimizar y no dejes de analizar y de vigilar. Todas las campañas tienen una etapa de lanzamiento, una fase “meseta” en la que se encuentra al máximo rendimiento que pueden ofrecer con la configuración elegida, y una fase de agotamiento, en la que los resultados empiezan a ser peores. Por muy bien que lo hayas hecho, esa última fase siempre llegará, y será el momento de retocarlo todo para volver a coger impulso.

¿Que cuál es la mejor? Bueno, lo cierto es que no existe la mejor. Todo depende de cuáles sean tus objetivos, de cuál sea tu público, y de cuáles sean sus rutinas de comportamiento. Porque la realidad es que la clave, como casi siempre, no está en las plataformas. Está en las personas.

The following two tabs change content below.
Álvaro Salas

Álvaro Salas

Client Supervisor at Best Relations
Publicista de ciencias, analizo todo lo que ocurre a mi alrededor convencido de que es el mejor camino para tomar decisiones acertadas. Cuando me dejan, me escapo para dar clase en alguna universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*