Como evitar las noticias falsas en redes sociales

10 formas de vacunarse contra las noticias falsas

Si te creíste que un taiwanés había denunciado a su mujer por tener hijos feos. Si compartiste la increíble historia de un pandillero que quiso bañar sus testículos en oro. Si eres de aquellas personas que terminan pidiendo disculpas por compartir noticias falsas en las redes sociales sin mala intención, sigue leyendo. Algunas pueden ser bromas inocentes, otras atentar contra la reputación de una persona, pero las hay capaces de cambiar o al menos influir de forma decisiva en el resultado de unas elecciones. Eso son palabras mayores. Así que ¿cómo puedes actuar para detectar las llamadas fake news?

“Las redes sociales han dado el relevo a los correos electrónicos en la difusión de estos bulos”

Son la nueva plaga que arrasa con la credibilidad de periodistas y medios de comunicación, que a veces hacen poco para contrastarlas (pese al auge del periodismo de datos) porque más vale tráfico en mano que audiencia volando. Las redes sociales han dado el relevo a los correos electrónicos en la difusión de estos hoax o bulos con forma de noticia, porque son nuestra fuente de conocimiento inmediato, porque nos fiamos de quien comparte y porque refuerzan lo efímero de nuestra atención. ¿Contrastar? ¿Quién tiene tiempo para eso?

Google y Facebook se han puesto las pilas y han tomado medidas. Google está colaborando con medios específicos, como Politifact y Snopes, para permitirles calificar los contenidos en los resultados de búsqueda por su fiabilidad. También facilita informar de lo inadecuado de una asociación de palabras en la función autocompletar del buscador. Facebook, por su parte, no sólo ha llevado a cabo un programa educativo para dar pistas sobre cómo detectar noticias falsas. La compañía cuenta con un equipo que revisa manualmente las informaciones y ha puesto en marcha un sistema para marcar como inadecuadas las noticias.

“Si parece una trola, lo más probable es que lo sea”

Pero si no puedes esperar a que el criterio ajeno y los algoritmos te eviten el trabajo, apunta las siguientes diez pistas para identificar este tipo de basura que sostiene, a menudo, la llamada posverdad:

  • Fíjate en la fecha de publicación. Muchas noticias falsas o incorrectas son el producto de compartir algo antiguo y desfasado.
  • El titular no es toda la noticia. Si te llama la atención, avanza y lee más, porque encontrarás pistas para saber si el contenido es cierto o no. Muchos titulares se aprovechan de nuestras prisas, de nuestro conocimiento superficial de las cosas y de que leemos en diagonal.
  • Si parece una trola, lo más probable es que lo sea. Es el principio de la navaja de Ockham: “en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable”.
  • Cuestiona tus prejuicios. Tal vez te parezca plausible que cualquier acusación de corrupción contra un político tenga más visos de ser verdad que mentira, pero eso es partir de un principio general no demostrado con cifras. Concede el beneficio de la duda y pide hechos y datos.
  • Fíjate en la URL. Muchos sitios de noticias falsas nos engañan adoptando la apariencia de otros confiables. Modifican las URLs o su diseño gráfico para parecer un medio de comunicación de prestigio. Cuidado con eso.
  • Lo importante no siempre es el medio, sino la fuente. Muchas noticias falsas corren como la pólvora en el momento en el que un diario digital de prestigio se hace eco de ellas. Es como si le pusiera el sello de calidad a la información, aunque se la pueden haber colado. Si todos los medios cuentan exactamente lo mismo y sólo referencian una fuente, y no varias, huele a pufo.
  • Acude a los expertos. Tus amigos son geniales, y los aprecias. Pero es probable que no tengan criterio para valorar una información. En caso de duda, piensa en instituciones de prestigio o en auténticos profesionales.
  • Lo local es, a menudo, una trampa para incautos. Algunos medios de noticias falsas superan los obstáculos a la confianza creando noticias que relacionan a famosos con comunidades locales que no suelen generar atención mediática. “Alejandro Sanz se compra un piso en Miami” no llama la atención, pero “Alejandro Sanz se compra un piso en Móstoles” hará que muchos mostoleños se sientan -nos sintamos- sorprendidos y hasta halagados… y demos al botón de compartir sin pedir nada más.
  • Fíjate en la ortografía. Un medio poco confiable no suele estar escrito por gente preparada y profesional. Y sí, ya sé que la prensa tiene sus problemas de edición, pero créeme: lo más habitual es lo primero.
  • Existe el humor. Sí, El Mundo Today o The Onion publican noticias falsas, pero es que son medios humorísticos que satirizan el estilo de la prensa para divertirnos con ingeniosas historias… que a veces pasan por auténticas. Lo que no mola tanto son los sitios que alertan de noticias falsas y dan por buenas las que no lo son. Ojo con eso.
The following two tabs change content below.
Carlos Molina

Carlos Molina

Director general at Best Relations
Periodista de formación y espíritu entregado a las estrategias de comunicación desde hace años. Para no aburrirme, doy clases en universidades y escuelas de negocio. He co-organizado los eventos RRPP & Tweets y #CarnavalRRPP. Colecciono figuras de Saint Seiya.

Un pensamiento en “10 formas de vacunarse contra las noticias falsas

  1. Pingback: El clickbaiting y la pasión por el salseo que inunda las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*