Yo predije los Oscar 2015; el Big Data no

Una de las cosas que ha demostrado esta última edición de los premios Oscar, además de que el cine estadounidense también es capaz de hacer galas sosas, es que el Big Data no es la panacea. Hace 4 días, la plataforma Hootsuite publicaba en su blog un estudio en el que analizaba los posibles ganadores de la estatuilla. Todo apunta a que no usaron las gafas radiónicas de Sandro Rey porque no han tenido muchos aciertos.

Por supuesto, el sentiment de los medios sociales no tiene por qué coincidir con el gusto de los miembros del jurado de la Academia de cine estadounidense, pero a lo mejor, si hubieran tenido en cuenta ciertas características del Big Data, se podrían haber acercado más. Y no me refiero a acercarse más a los premiados de la noche, si no a lo que los usuarios de los medios sociales pensaban al respecto.

En primer lugar las variables seleccionadas no parecían descabelladas: las menciones y el sentiment. El estudio ofrecía el ganador resultante según los dos parámetros. Parecería lógico que los ganadores en sentiment positivo serían los que más se acercarían a la estatuilla, pero también que analizar sólo esos dos puntos era del todo insuficiente.

Usar el Big Data para predecir los ganadores de los Oscar de cine

Películas nominadas más mencionadas en Twitter. Fuente: estudio Hootsuite

 Como ya comentaba nuestro compañero Carlos Molina en un post relacionado con este tema, uno de los puntos importantes para que el Big Data proporcione un mejor análisis es “reparar en la relevancia de los datos y en las fuentes en las que se originan”. El estudio de Hootsuite acertaba en la selección de los parámetros pero no profundizaba en ellos, y no añadía más puntos que pudieran complementar los otros dos.

El análisis debería volverse más complejo. La evolución que ya se ha apuntado en este blog hacia el Right Data permitiría extraer informaciones más certeras. Un ejemplo muy sencillo: el análisis de palabras clave, como winner, win, u Oscar que se relacionara con las menciones de las películas podría acercar la idea que había en los medios sociales de los que serían los triunfadores de la noche.

Del otro lado, los posibles fallos del análisis parecen claros. Por ejemplo: nada tiene que ver el mensaje en un tuit “Qué bueno está Bradley Cooper” -mención con sentiment positivo- con la idea de que, para el usuario que ha escrito dicho tuit, Bradley iba a ser el ganador del Oscar por su papel en El francotirador.

El Big Data puede ser una gran herramienta siempre que sea capaz de ir evolucionando hacia el Right Data. Se trata de seleccionar mejor los datos, de un análisis más exhaustivo que supere la sobreinformación que genera el Big Data si no es bien entendido, y que pueda extraer un análisis que valore lo que realmente es relevante. Si se consigue esto, estamos seguros de que podremos conseguir datos muy provechosos sin necesidad de bajar al chino más cercano a comprar las gafas radiónicas de Sandro.

The following two tabs change content below.
Jesús Rubio

Jesús Rubio

Periodista y guionista de formación. Escribo sobre todo lo que me interesa y sobre lo que no también. Si quieres hacerme feliz puedes regalarme un bote de aceitunas, invitarme al cine o llevarme al Vicente Calderón.

Un pensamiento en “Yo predije los Oscar 2015; el Big Data no

  1. Pingback: Inmediatez, pero con calma - Blog-o-corp. Blog de Cristina Aced

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*