Como la marcas no han conseguido conquistar aun las segundas pantallas como espacio de comunicacion y engagement

Second screen o, lo que es lo mismo, segundas pantallas de mierda

Va terminando el #MesMierder y probablemente nos dejemos más de una pifia del sector en el tintero. Quién sabe, quizá algún día hagamos el #MesMierderII (hay más de uno que estaría encantado). Pero por ahora, lo que no vamos a dejar a un lado van a ser las second screen (o segundas pantallas de mierda, por supuesto).

“Los datos no acompañan a las apps que intentan hacerse con el mercado de las segundas pantallas”

Ya lo mencionamos en su día en nuestras Tendencias en comunicación y marketing 2017: los datos no acompañan a las apps que intentan hacerse con el mercado de las segundas pantallas. Por otro lado, seguro que en ese sinfín de premoniciones que nos encanta hacer en el mundo de la comunicación, has visto a más de uno (y de dos) que incluso este año hablaban de esas second screen maravillosas que este año sí que sí. Pero de esto también ya hemos hablado en nuestras contratendencias” (de mierda).

No digo que no miremos el móvil, la tablet, el ordenador e incluso por la ventana mientras vemos la televisión. Claro que lo hacemos. De hecho, el modelo second screen (estar pendientes de cualquier otra cosa mientras suena la televisión) ha existido desde siempre. En qué casa no se ha aprovechado nunca el momento televisión para hacer la comida o comer, planchar, coser, hacer croché e incluso los deberes. Sí, en ese sentido, el contenido televisivo nunca ha tenido nuestra atención al 100%.

“Son los usuarios los que tienen el control absoluto de las segundas pantallas”

Y ahora hemos cambiado las agujas de croché por Larry (el pajarito de Twitter) para hacer aún más social el momento de sentarnos frente a nuestras pantallas. Comentamos las series, programas, campañas electorales, partidos de fútbol y, por supuesto, Eurovisión. Ya sea por Twitter, Facebook, WhatsApp o Telegram. Las segundas pantallas las dominan, controlan y deciden las personas que comparten y comentan el contenido que están viendo para participar en él. Entonces ¿por qué segundas pantallas de mierda?

Por eso mismo, porque son los usuarios los que tienen el control absoluto de las segundas pantallas. Porque aún ninguna marca, ni app, ni compañía ha logrado colarse en ese lapso que deja la TV de fondo. Ni apps de terceros, que ofrecen información de interés e interacción con el contenido que se esté visualizando en cada momento, ni los anunciantes que quieren ir un paso más allá del mero anuncio televisivo.

Coca-Cola estuvo cerca con la app Chok en Hong Kong pero no consiguió alargar por mucho tiempo el dominio de ese espacio.

Shazam, una app consolidada en el reconocimiento sonoro y que lo tiene todo para triunfar en las segundas pantallas, también lo ha intentado, aunque aún no ha muerto de éxito precisamente. Tiene toda la lógica, una app que sirve para identificar las canciones que suenan, ¿por qué no adentrarse en la publicidad y ofrecerle a los anunciantes su tecnología? Es simple, el usuario “shazamea” el anuncio y la app le ofrece productos, ofertas exclusivas o información útil de la marca/producto. Pues no.

Otras apps, del estilo de Viggle, Buaala TV o TouchVie, lo han intentado. Y han estado cerca, porque lo tienen todo: el servicio, la tecnología, el conocimiento y los partners adecuados. Pero les faltan los usuarios, esos mismos que están acostumbrados a tener el poder absoluto sobre la pantalla de su móvil/tablet mientras ven cualquier otro contenido y que aún no se han dejado seducir por los encantos de anunciantes o terceros.

Quien sabe, lo mismo falta poco para encontrar la clave que cambie la cultura independiente y autónoma de las segundas pantallas. Lo mismo este papel evangelizador le corresponde al mismo Netflix. Pero por ahora seguiremos hablando de segundas pantallas de mierda.

III Estudio de la Blogosfera Maternal

The following two tabs change content below.
Alicia Cordero

Alicia Cordero

Consultant at Best Relations
Periodista y comunicadora, así, en general. Inquieta, curiosa, observadora y con mil manías. Ahora me ha dado por el marketing, por el mundo digital y por aprender a cocinar.

Un pensamiento en “Second screen o, lo que es lo mismo, segundas pantallas de mierda

  1. Pingback: BestQuiz: todo el social media durante mayo, nuestro #MesMierder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*