Sin haters no hay éxito

Te sientas delante de un cliente e intentas convencerle de la necesidad de un plan de relación con influencers. Las reacciones pueden ser variadas. Una de ellas, preguntar a qué área pertenece esta disciplina, porque las opciones son diversas: publicidad (a veces las acciones son pagadas), comunicación (se trata de establecer buenas relaciones; no siempre pagas), eventos (las acciones con influencers suelen estar ligadas a actividades de este tipo). Pero en muchas ocasiones las reflexiones no llegan a ese nivel porque, sencillamente, lo  primero que siente el cliente es miedo. Es difícil sacarlo de ahí y más si le aseguras que sin haters no hay éxito

¿Quién no ha oído decir que Penélope Cruz es mala actriz, que lo que pintaba Miró parecen dibujos de niño o que Bob Dylan no merece el Nobel de Literatura? Pues eso, que todos los grandes éxitos van a acompañados de grandes críticos.

Asumamos que con el éxito llegan los haters, y que para conseguir muchos likes y comentarios en una imagen o post es necesario recibir una parte proporcional de comentarios negativos. Pero vamos a darte las claves para minimizar ese tanto por ciento y, sobre todo, para integrar las acciones con influencers de la mejor forma posible dentro de la comunicación de la marca y del propio influyente:

Para conseguir muchos likes y comentarios en una imagen o post es necesario recibir una parte proporcional de comentarios negativos

  • Buena selección de los influencers. Es raro que una bloguera de moda hable de repente sobre una pasta de dientes, ¿verdad?  La clave es no perder nunca el sentido de la pertinencia. Debemos atender entonces a las temáticas que el influencer suele tratar, pero también, y casi más importante, al tipo de contenido que publica, el formato, el tono e incluso su situación personal. Si la bloguera en cuestión está embarazada, por ejemplo, no es lo más pertinente que hable de una bebida alcohólica. O veamos un caso real: si la bloguera padece una grave enfermedad de la que está en tratamiento, quizás no es lo más pertinente que hable de zumos envasados, como en el caso de Balamoda y esta foto que recibió una grandísima cantidad de comentarios descalificando el producto por no ser natural, y acusándola de beneficiarse económicamente de su enfermedad. Mala decisión de la marca y de la influyente, que no midieron ese riesgo.
  • Naturalidad. Lo de Selena Gómez y la Coca-Cola no quedó nada natural, la verdad, pero parece que los fans de esta chica le perdonan cualquier cosa. Lamentablemente, no corrieron la misma suerte sus compañeras de campaña en España: Paula Echevarría y Blanca Suárez, que aunque recibieron numerosas interacciones, los comentarios recibidos tienen una alta tasa de menciones negativas. De esta forma, la integración del producto debe ser natural, en la medida de lo posible y si no lo es, digamos sencillamente la verdad.
  • Microinfluencers. Elegir microinfluencers puede ser una estrategia muy interesante, ya que seleccionamos un target muy específico en cuanto a intereses, una comunidad muy fiel, que no les sigue por que se traten de “simples” celebrities, sino porque su contenido está realmente ligado a sus intereses o sus emociones. Además, los microinfluencers suelen cuidar mucho sus colaboraciones, porque ponen el esmero del primerizo en un mundo hostil como es el de los influencers.

La integración del producto debe ser natural, en la medida de lo posible y si no lo es, digamos la verdad

En definitiva, no temamos a los haters, pero no tentemos a la suerte y sigamos estas normas básicas que nos ayudarán a conseguir unos buenos resultados en nuestras campañas de relación con influencers.

La metamorfosis de las Marcas

The following two tabs change content below.
Begoña González

Begoña González

Head of Growth & Development at Best Relations
Malabarista de profesión y comunicadora por afición. Mi trabajo es que los clientes estén contentos… ¡ahí es nada! Y mi vida se convierte en una circo de 5 pistas si a eso le sumamos 2 jefes, 2 hijos, medio blog (porque lo actualizo poco) y un marido del Atleti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*