Hay que jugar al juego de los algoritmos para conseguir visibilidad

Cuatro consejos para que los algoritmos estén de tu parte

¡Seguimos con nuestro #MesTrends! Si has leído ya nuestras tendencias 2018, ya sabrás qué es la algo-influencia y cómo los algoritmos están dominando la comunicación digital de las compañías. Tanto que corremos el riesgo de homogeneizar demasiado nuestra estrategia de comunicación, vinculándola solamente a lo que funciona para las complejas fórmulas que eligen por los usuarios el contenido que consumen en Google, Facebook o Instagram.

Sigue leyendo

Las nuevas tendencias en comunicación y marketing ponen en el centro a las personas y la tecnología

Tendencias en comunicación y marketing 2018: el instinto frente al algoritmo

Cuenta el profesor Juan Pedro Molina en el prólogo de nuestro nuevo ebook Tendencias en comunicación y marketing 2018: el instinto frente al algoritmo que los profesionales del futuro de la comunicación han de ser como los hombres del Renacimiento. Deben aunar ciencia y humanismo. Necesitan aplicar a partes iguales método e intuición. Siguiendo sus palabras, en este nuevo informe de tendencias hemos puesto la mirada tanto en la tecnología como en las personas. Porque la suma de ambos factores nos permitirá seguir siendo estratégicos, analíticos, creativos y, por supuesto, buenos ejecutores de nuestro trabajo.

Sigue leyendo

Algoritmos VS mascotas, quien es el mejor amigo del hombre

¿Quién quiere un perrete pudiendo tener un algoritmo?

Dice el dicho que el perro es el mejor amigo del hombre. Pero yo, aquí, ahora, me pronuncio en contra de esa afirmación tan aleatoria. Mira que me encantan los chuchos, pero sin duda el mejor amigo del hombre ya no son ellos. El mejor amigo de los humanos son los algoritmos. Sí, sí. Como lo oyes, esos entes matemáticos de los que todos hemos oído hablar aunque ninguno sabemos muy bien qué son en realidad se han convertido en nuestros mejores amigos. Déjame que te lo explique.

Hubo un tiempo no muy lejano en el que el concepto algoritmo “nos sonaba a chino”, un tiempo en el que los humanos teníamos que hacerlo todo. Y cuando digo todo, es todo. Si queríamos comprar, teníamos que pensar cosa por cosa qué es lo que necesitábamos, para después ir a buscarlo, meterlo en un carro, charlar con el dependiente de caja, etc. Si lo que queríamos era leer la crónica de la última derrota del Atleti (sí, en esa época perdía la mayoría de fines de semana), teníamos que comprar el Marca o el As y buscarlo después de las 12 páginas dedicadas en exclusiva al Madrid y al Barça. Y oye, si nos daba por irnos de vacaciones, pues había que recorrerse las cuatro agencias de viaje del barrio, a ver en cuál tenían mejores ofertas. Sí, aunque no lo creáis, pequeños saltamontes millennials, el mundo era así de horrible hasta hace no mucho.

Sigue leyendo