Los abuelos son un elemento clásico de las campañas publicitarias en Navidad

Pero ¿otra vez un abuelo en un anuncio de Navidad?

Minipunto para quien recuerde el nombre del protagonista del anuncio de la fábrica de maniquíes. ¿Lo tienes? Tranquilo; que recuerdes a Justino no significa que veas demasiado la televisión ni que seas un friki de la publicidad. Significa, simplemente, que eres como todos los demás: un sensiblón a quien los creativos publicitarios conocen bienY es que, en los últimos años, hemos podido ver un gran auge de campañas publicitarias cuyos protagonista es un abuelo. Tanto es así que hay quienes dicen que han sustituido a los gatos y a los ositos de peluche, aquellos que estaban hasta en la sopa. ¿Será porque todos ellos son igual de achuchables? Pues más o menos, sí. Sigue leyendo

Publicidad para emocionar, publicidad para recordar

Cada vez es más común que escuchemos el mismo comentario: “el mundo de la publicidad está saturado”. Viendo que los anuncios abandonan los espacios tradicionales para ocupar otros no específicos e inusuales, me pregunto: ¿no será que el mensaje ya no nos sorprende?

Ya no contamos sólo con los medios convencionales (televisión, radio, prensa) para dar a conocer nuevos productos o servicios. Al contrario; los soportes digitales están superando el nivel de penetración por una cuestión de efectividad y alcance. Un estudio de AYTM Market Research en Twitter nos muestra cómo los blogs y los medios sociales son los canales que más interés generan en los usuarios. De hecho, más del 42% de los encuestados afirmaba ser seguidor de marcas en redes sociales. Aunque ya sabemos que eso suele esconder otro tipo de intereses, también nos dice que es el momento de aprovechar las circunstancias y lanzar nuestro contenido de la forma más original posible.

Una vía es la que nos ofrecen aplicaciones sociales cono Vine, con la que podemos impactar en nuestro público para conseguir ser ese anuncio que terminen recordando. El ritmo de vida limita nuestro tiempo de ocio, por lo que tenemos que aprovechar esos escasos 6 segundos unidos a 140 caracteres para impactar en nuestros consumidores; ése es el tiempo del que disponemos para captar la atención.

¿Es posible? General Electric lo consiguió gracias a una divertida felicitación de cumpleaños al mismísimo Copérnico en su aniversario. Trident apostó por la  “magia” con una caja en la que los chicles nunca se terminan. En el caso de la cadena de establecimientos de bricolaje Lowe, la opción fue mucho más didáctica, sintetizada en la acción #lowesfixinsix.

La originalidad también se manifiesta en el uso de plataformas sociales para la convocatoria de eventos. Es algo que sabe hacer bien la marca de cerveza Desperados. Tanto para reunir a influencers (#raptodesperados) como para organizar fiestas multitudinarias donde citar a su potencial público consumidor, la marca sabe generar expectación y jugar con la complicidad de sus seguidores para dar visibilidad a la bebida. Un paseo por su cuenta de Facebook nos muestra cómo su  producto es, ante todo, un estilo de vida. Lo último ha sido jugar con la complicidad de los seguidores en una acción junto a @Postureo_ para crear un rap colaborativo a base de tuits:

No es cuestión de cantidad de mensajes e impactos, pero tampoco exclusivamente de calidad. Ha llegado el momento en el que tenemos que emocionar para recordar. Es el momento en el que debemos desenfundar nuestras armas creativas para lograr una diferenciación que haga que la experiencia perdure.

Beatriz Valdespina

@BValdespina