Quien tiene una celebrity en Instagram tiene un tesoro

Lo reconozco, tengo un vicio y se llama Instagram. Sí, anteriormente había estado enganchada a otras redes sociales pero, créeme, lo de Instagram ya pasa de castaño a oscuro. Cumple todo lo que se le pide a una red social y, sobre todo, hace que consigas unos niveles de engagement increíbles como bien cuenta mi compañero Jesús Rubio en este post. Sigue leyendo

Facebook y sus medidas contra el click-baiting

Facebook, el click-baiting y el (falso) instinto de protección

En los últimos meses, Facebook se ha puesto el traje de protector de la comunidad digital. Si a finales del año pasado modificaba el algoritmo de la plataforma para potenciar un tipo de contenidos frente a otros, provocando el fantasma del alcance tendente a cero para las páginas de empresa, hace apenas unos días anunció el próximo fin del “me gusta” obligatorio para las acciones realizadas a través de aplicaciones de terceros en la plataforma. No ha acabado ahí la cosa: lo último llegó esta semana, cuando la compañía anunció medidas para acabar con el click-baiting en beneficio, se supone, del usuario. ¿Protección al consumidor o una forma sutil de atacar a quien le discute las vías de ingresos? Sigue leyendo

Hero Images en LinkedIn

Lo que tienes que saber de las Hero Images de LinkedIn

La inclusión de una foto enorme presidiendo los perfiles de los usuarios, como en las portadas de Facebook y Google+ o el encabezado de Twitter, lleva años siendo tendencia en los perfiles de redes sociales. A pesar de la incomodidad de tener que adaptarse a unas dimensiones concretas que varían cada determinado tiempo, resultan de un gran apoyo a la imagen de marca de cada usuario. Pues bien, por fin han llegado a LinkedIn. Podíamos activarlas en grupos y páginas de empresa, pero hasta ahora no se podían usar en perfiles personales. Ahora sí.

Si quieres aprovechar al máximo las conocidas como Hero Images en la red social profesional por excelencia, estos son los cuatro puntos básicos que debes tener en cuenta: Sigue leyendo

Memes: ¿una moda irracional o una sana diversión?

A estas alturas, creo que todos sabemos qué es un meme, o al menos, tenemos una clara noción de lo que entendemos por esta palabra. Como concepto, se trata de la transmisión de cualquier referencia cultural, ya sea un vídeo, una imagen, un gesto o una frase. Pero ha sido internet la que ha hecho de esto todo un fenómeno dando un nuevo significado al término. Éste hizo su debut en 1976 en el libro The Selfish Gene  (El gen egoísta), del divulgador Richard Dawkins. Aquí, usa por primera vez esta terminología describiéndola como una “unidad de transmisión cultural, o unidad de imitación”. En realidad, él se refería al ADN, pero la palabra se ha llevado al mundo de la Red y hoy meme es una palabra mundialmente conocida como sinónimo de repetición viral de una broma en plataformas sociales.

El último meme que ha golpeado nuestras retinas es el ya famosísimo Harlem Shake. Las reglas para crear tu propia versión son simples: vídeos de 30 segundos en los que, en los primeros momentos, se ve a una persona con la cara cubierta bailando al estilo Harlem al ritmo de la música de Dj Baauer, rodeado de gente que actúa como si nada; con el “subidón” de la música, todos entran en un estado de histeria. Hay decenas de miles de versiones que, seguramente, no dejarán de aparecer.

Hay multitud de tipos de memes. Si tuviéramos que clasificarlos, podríamos agruparlos de la siguiente manera:

1. Basados en canciones y versiones musicales de  éxito. Es lo que ha sucedido con “Gangnam Style” de PSY o “Call me Maybe”, de Carly Rae Jepsen, que han tenido cientos de imitadores de sus vídeos musicales por  todo el  mundo.  Algunas canciones antiguas de estética especialmente chocante entrarían en este apartado, como el ya conocidísimo “Trololololo” de Eduard Khil, más conocido en España por Mr. Trololo.

2. Doblaje o subtitulado de vídeos. Miles de versiones circulan por la Red con la famosa escena del bunker de Hitler en “El Hundimiento”, protagonizada por Bruno Ganz. Pero no sólo el cine alimenta el mundo meme. ¿Acaso hay alguien que no le haya preguntado la duda más compleja a Dimitri?

3. Modificación de vídeos. No todo es ponerle voces o palabras al trabajo de otros. A veces, lo más divertido es alterar su contexto. Pionera fue la “ardilla dramática” y sus giros de cabeza, pero tampoco hay que olvidar al Niyan Cat y sus innumerables versiones, con personajes de ficción o reales.

 4. Fotografías o dibujos. Uno de los casos más paradigmáticos es el del planking: instantáneas fotos de gente tumbada inmóvil boca abajo sobre todo tipo de superficies. Más recientemente nos llegó el fenómeno del Thibauting, simulando una de las paradas del portero belga del Atlético de Madrid Thibaut Courtois. Más solera tienen los famosos dibujos de “Forever alone”, “Good Guy Greg  o “Trollface” .

5. Frases. El ejemplo más reciente lo tenemos en la expresión “Ola k ase” y su famosa llama, pero no podemos olvidar el juego que han dado términos como LOL o WTF. Todo ello muy popular en el mundo 2.0.

Pero, ¿hay alguna clave para crear un meme? Debido a su éxito, hay webs donde podemos probar a subir nuestra foto o vídeo e intentar generar nuestro propio meme, como memegenerator.org o quickmeme.com, aunque nunca llegará a tal hasta que no se expanda de forma masiva.  Podemos aprender de Kevin Allocca, responsable de Tendencias de YouTube, que nos dio algunas claves en una charla TED, “Why videos go viral?”,  donde repasa algunos de los vídeos más populares de YouTube y el por qué de su éxito:

En resumen,  ¿qué tienen todos los memes en común?:

– La mayoría han tenido su origen en Estados Unidos (¿lograremos alguna vez cambiar la dirección de estas tendencias?).

– Todos son humorísticos.

– Hasta que alguien famoso no lo parodia o versiona, no triunfa.

-Alcanzan un pico de popularidad y luego, poco a poco, van quedando en el olvido. Son, en definitva, una moda.

Nadie sabe explicar por qué una broma de este tipo termina triunfando y convirtiéndose en un meme. ¿Ganas de diversión? ¿Efecto sorpresa? ¿Deseo de desinhibirnos? Lo que sí es seguro es que seguirán apareciendo. Hoy le toca al Harlem Shake, ¿y mañana?

Rebeca López

@Rbkarol

Social Media: lo mejor de diciembre 2012

Si tuviéramos que escoger dos palabras clave para el mes de diciembre que ahora termina, serían foto y filtro. Todo se conjugó para que las polémicas y novedades más destacadas de este periodo tuvieran algo que ver con ambos términos. Pero no nos anticipemos. Resumimos a continuación lo que más llamó nuestra atención en las últimas semanas.

Aquí va nuestra lista:

10. Facebook lanzó Poke, su aplicación para mandar mensajes con fecha de caducidad. Sí, como Snapchat. ¿Y eso ha sido noticia? No, más bien al contrario: la noticia es que parece haber fracasado rotundamente.

9. Microsoft también tuvo su momento de gloria en diciembre. Su red Socl (pronúnciese “social”, con acento anglosajón) dejó la fase beta. No es que haya sido un terremoto informativo, pero no todos los días un player de los grandes presenta en público un proyecto de estas dimensiones. Que no le pase lo que a Keteke

8. Los usuarios de Facebook le dijeron a la red social, de nuevo, que no querían más cambios en su política de privacidad. El problema es que al pronunciarse democráticamente menos del 30% de la comunidad (es decir, menos de… 300 millones de personas), el resultado no es vinculante. La vida seguirá igual.

7. Twitter partió peras con Instagram, pero con toda la intención del mundo: la compañía del pajarito nos mostró sus nuevos filtros para imágenes.

6. Como no podía quedarse atrás, Flickr aprovechó la confusión y los roces entre Twitter e Instagram para enseñarnos su nueva app móvil que, casualmente, también cuenta con filtros “hipster” para las fotos.

5. Llega el final de 2012, y unos y otros muestran sus resúmenes del año. El de Twitter nos gustó por su originalidad.

4. En Venturebeat, mientras tanto, recogieron las 10 historias con más peso en social media este año. Merece la pena echarle un vistazo.

Y ahora, vamos con nuestro “top 3”:

3. El cantante surcoreano PSY batió una nueva marca: su Gangnam Style ya se ha reproducido más de 1.000 millones de veces en YouTube. Pero preferimos enlazar el YouTube Style que rodó con la compañía de Google en vez de regalarle más visualizaciones extra, ¿no?

2. Google+ nos tenía reservada una sorpresa para cerrar el año: Communities, o dicho de otra forma, su alternativa a los grupos de Facebook. Y no parece que le vaya mal.

1. Instagram ocupa nuestro puesto de honor. No podía ser de otra manera: que si cambio de política de privacidad, que si ahora puedo vender vuestras fotos, que si los usuarios dejaremos Instagram, que si cambiamos un par de líneas y volvemos a ser todos amigos.

¿Qué nos traerá 2013? ¡Pronto lo sabremos!

Carlos Molina
@molinaguerrero