Que debes saber sobre Google Analytics

Cuatro trucos para que ames Google Analytics

A nada que tengas un mínimo de presencia digital, seguro que tienes (o al menos gestionas) alguna que otra web, landing o blog. Y lo ames o lo odies, aquí tu mejor amigo es Google Analytics que, además de ser muy “apañao”, es gratis. Con unas nociones básicas puedes sacarle bastante partido, o al menos el suficiente para hacerte una idea de cómo funciona tu web, tus campañas y de cómo son tus usuarios. Aunque siendo sinceros, Analytics puede ser mucho más complejo, según el nivel al que quieras llegar.

Sigue leyendo

Pon a dieta tu página web y optimízala

5 consejos para adelgazar tu página web

Ha llegado el verano y ya es tarde para que te pongas a rebajar esos kilos de más. Los deberes había que haberlos hecho antes. Pero aún tienes una oportunidad para redimirte: puedes adelgazar tu página web. ¿No se te ha ocurrido que le sobran unos contenidos de más? ¿Que ese exceso hace que cargue demasiado lenta? ¿Que Google se ha fijado y que te está haciendo pagar en visibilidad y posicionamiento la dejadez del sitio? Pues no te preocupes, que te vamos a dar algunos consejos de optimización. Porque el volumen sí importa en tu estrategia de marketing de contenidos.

Sigue leyendo

Qué hacer ante el referral spam

La plaga del referral spam en las páginas webs

El mantenimiento de una página web exige algo más que actualizarlo con regularidad y cuidar que el contenido y la forma de presentarlo lo hagan más visible para los motores de búsqueda. A menudo, las visitas que nos llegan no son de carne y hueso, es decir, no hay un ser humano detrás que accede de forma voluntaria. En muchos casos, el tráfico que recibimos es producto de un bot y de lo que se conoce como referral spam, algo de lo que debemos protegernos si no queremos que nuestras analíticas nos hagan tomar decisiones equivocadas. Lo siento, pero Semalt.com no es una web muy maja que está contribuyendo a que las cifras de tu blog crezcan como la espuma.

Sigue leyendo

¿Y si desmitificamos la tasa de rebote?

¿Y si desmitificamos la tasa de rebote?

La tasa de rebote es uno de los conceptos que más interés suscita en analítica web. No en vano, se le atribuye el reflejo de si tu página funciona o no en términos cuantitativos. Dicho de otra manera: te dice si tu site huele a flores o, por el contrario, apesta. Si alguien piensa que la expresión es exagerada, que piense en cómo lo verbalizó en su momento Avinash Kaushik, el gran experto mundial en este campo: “Llegué, vi, vomité, salí”.

De forma muy resumida, podemos decir que la tasa de rebote expresa el porcentaje de visitas que llega a una página y no interactúa con ella. Esa interacción se expresa de dos maneras: visitas que se marchan por donde han venido al no saltar a otra página y visitas que permanecen muy poco tiempo en página. Como vemos, la forma de medir esta cifra depende de dos aspectos muy relacionados, pero bien distintos: acceso a contenido y tiempo de consumo del mismo. Cabe pensar que, si no me atrae lo que veo, mi sesión sea muy corta. Pero también puede suceder que me atraiga mucho lo que veo, pero llegue al contenido de forma directa y no necesite “saltar” a otra página. Sigue leyendo