Hamburguesa de la paz de Burger King

La hamburguesa de la paz, o cómo Burger King ganó la guerra de la visibilidad

El 26 de agosto, Burger King lanzaba una propuesta a McDonald’s: crear la hamburguesa de la paz. Una McWhopper, la fusión de los dos gigantes de comida rápida del mundo. Cada uno pondría seis ingredientes, cocineros de ambos restaurantes trabajarían conjuntamente, un diseño aunaría los dos logos e incluso los uniformes de los camareros se combinarían para dar continuidad a esta fusión de las marcas. Una fusión que sólo duraría un día, el 21 de septiembre, que la organización Peace One Day quiere convertir en el Día Internacional de la Paz. La acción sólo tendría lugar en un restaurante, un espacio pop-up que se construiría en Atlanta, a medio camino entre la sede central del Rey de Burger King y de Ronald McDonald’s. Pero McDonald’s no se mojó, y rechazó la idea.

Sigue leyendo