Tus datos como la nueva moneda

Mi móvil sabe todo de mí, y me gusta

Sólo hay alguien que me conoce tan bien como mi pareja, mi mejor amigo o mi familia: mi móvil. Decir que mi teléfono es “alguien” supone dotarlo humanidad. Pero no lo puedo evitar porque se comporta como una persona atenta y cercana. ¿No es una maravilla que me avise de la hora a la que tengo que salir de la oficina para llegar a tiempo a una reunión? ¿No es genial que me avance en directo el resultado del partido de fútbol que juega mi equipo favorito sin que se lo pida? ¿No es amor de verdad que me sugiera la letra de una canción que sabe que me interesa? ¿No es pensar en mí cuando me muestra sólo publicidad adaptada a mis intereses? ¿No es entenderme cuando personaliza las búsquedas en función de mi localización geográfica? Para muchos, la respuesta a todo lo anterior es “no”. Si perteneces a ese grupo, luego no te quejes.

Sigue leyendo

La censura en tiempos de Facebook: ¿culo o codo?

A principios de mes saltaba a las redes una noticia que supone un episodio más dentro de la saga “Facebook y la Decencia“: la poeta Luna Miguel denunciaba en su blog que Mark Zuckerberg (o alguien a su cargo, claro) había censurado su cuenta. ¿Por qué? Por dar a conocer su nuevo libro, El dedo: breves apuntes sobre la masturbación femenina, en un post que contenía la ilustración de la imagen de portada: el trazo naif de un dedo sobre una curva sugerente. Sin embargo, ni la página de la editorial (que publicó un post similar), ni el perfil de otros usuarios que compartieron la misma imagen como apoyo a la poeta, fueron denunciados. Facebook había cerrado un perfil por compartir una ilustración más bien abstracta, pero no actuó igual con el resto de usuarios que compartieron lo mismo. Entonces, ¿en qué se basan las restricciones de Facebook? ¿A qué se debe esa censura?

Sigue leyendo

Razones para seguir luchando por la libertad de acceso a internet

Por qué seguir luchando por una internet libre y abierta

Vender motos “interneteras” está bien. Hacer inbound marketing, generar engagement, enamorar digitalmente al potencial cliente, potenciar el SEO, facilitar la vida mediante apps, mejorar la atención al cliente en redes sociales y mil cosas más para vender y fidelizar son cosas muy finas. Pero nada de esto sería posible si no hubiese organizaciones de carácter global que velan porque internet continúe estando disponible cada día, de forma libre y abierta. Damos por supuesto que al levantarnos tendremos internet hasta la hora de acostarnos, y así cada día. No es tan fácil. Hoy viajamos al corazón más fundamental de internet.

Sigue leyendo

El duro trabajo de preservar la privacidad en redes sociales

En pleno siglo XXI, en una era casi completamente digitalizada, todos tenemos claros los usos que podemos hacer de las redes sociales y las funcionalidades que éstas nos ofrecen. Porque, reconozcámoslo, nos encanta compartir con nuestros contactos las imágenes de nuestro fin de semana en Laponia, crear grupos con los que cotillear con nuestros amigos sobre las fotos que ha subido un antiguo compañero de universidad o simplemente mantener el contacto con un ser querido al que tenemos lejos, sin necesidad de gastarnos una fortuna en la factura del móvil.

Sigue leyendo

La información es la moneda de cambio en internet

La información es la moneda de cambio en internet

“Nada de lo que consumimos en internet es gratuito” me decía hace poco alguien que conoce bien el mundo de la protección de datos en España. Cada movimiento que realizamos en la Red, cada decisión al clicar un enlace o una imagen, cada minuto que pasamos en una página web son aspectos que proporcionan datos valiosos a terceros sobre cómo somos, cómo pensamos y cómo decidimos. Ésa es la moneda con la que pagamos la gratuidad de internet: la información. Sigue leyendo