Lo que el clickbaiting está haciendo por tu web

Clickbaiting, pasión por el salseo

Sí, estoy segura de que sabes qué es eso del clickbaiting. Pero si aún no lo tienes claro, te recomiendo leer este artículo de Álvaro Salas en el que ya lo explicaba en su día. Como decía él en el post, ¡lo que nos gusta un salseo! Y ese gusto por el morbo es la clave que hace que quieras leer una noticia que, en realidad, no te interesaba nada.

Sigue leyendo

Medicion y monitorizacion de la atencion y engagement del publico a tu contenido digital

Cómo saber si tu contenido digital interesa menos que los bordes de las pizzas

Seré directo: voy a hablar de medición y monitorización del contenido.

¿Seguís ahí? Bien. En este blog hemos vivido apasionantes momentos relacionados con estos temas. Así, por ejemplo, podríamos recordar los que nos dejó “La medición del sentiment, Episodio VII: el despertar de la Fuerza”, donde un joven experto (que quede claro: yo soy tipo de incógnito) nos hablaba de la importancia y complicaciones a la hora de medir algo tan retorcidamente subjetivo como el sentiment.  Hoy es otro gran día, vamos a darte otra de las claves de la medición y monitorización de contenidos: ¿cómo cuantificamos la atención de los usuarios hacia nuestro contenido? ¿Que por qué hacemos esto? Porque somos generosos y porque, como dijo el sabio: “Somos sentimientos y tenemos seres humanos”.

Sigue leyendo

Guía rápida para optimizar tu blog en cinco pasos

Seguramente te hayas dado cuenta de que internet cada día va más lento. No es cosa tuya.Lo ha confirmado HTTP Archive: el tamaño medio de un página web hoy en día es de unos 2,1 megabytes, lo que supone el doble de peso que hace tres años. Las imágenes en alta resolución, la multitud de plugins y la inserción de GIFs, vídeos y publicidad pueden llegar a suponer hasta un 75% del tamaño total de tu blog, lo que implica un mayor tiempo de carga y con ello una mayor tasa de rebote. ¿Cómo evitar que tu blog se convierta en un lento dinosaurio 2.0? Aquí van unos pasos para aligerarlo.

Sigue leyendo

¿Y si desmitificamos la tasa de rebote?

¿Y si desmitificamos la tasa de rebote?

La tasa de rebote es uno de los conceptos que más interés suscita en analítica web. No en vano, se le atribuye el reflejo de si tu página funciona o no en términos cuantitativos. Dicho de otra manera: te dice si tu site huele a flores o, por el contrario, apesta. Si alguien piensa que la expresión es exagerada, que piense en cómo lo verbalizó en su momento Avinash Kaushik, el gran experto mundial en este campo: “Llegué, vi, vomité, salí”.

De forma muy resumida, podemos decir que la tasa de rebote expresa el porcentaje de visitas que llega a una página y no interactúa con ella. Esa interacción se expresa de dos maneras: visitas que se marchan por donde han venido al no saltar a otra página y visitas que permanecen muy poco tiempo en página. Como vemos, la forma de medir esta cifra depende de dos aspectos muy relacionados, pero bien distintos: acceso a contenido y tiempo de consumo del mismo. Cabe pensar que, si no me atrae lo que veo, mi sesión sea muy corta. Pero también puede suceder que me atraiga mucho lo que veo, pero llegue al contenido de forma directa y no necesite “saltar” a otra página. Sigue leyendo