Situaciones de terror entre agencia de comunicación y cliente

Especial Halloween: situaciones de terror entre agencia de comunicación y cliente

No hace falta que sea Halloween para que agencias de comunicación y clientes pasen por episodios de terror y pánico. Y no siempre todas están justificadas, seamos sinceros. Si alguien de la profesión está leyendo este post, sabrá de lo que estoy hablando.

He tenido la suerte de trabajar en ambas orillas del río, y cada una tiene lo suyo. La alienación que sufrimos de un lado y del otro puede llegar a ser bastante surrealista y divertida en cuanto a la gestión de nuestros miedos y fobias.

¿Qué tal nombrar cinco de cada?

El miedo desde el lado de la agencia

  1. Petición de un cliente un viernes a las 14:30 de la tarde: “Lanzamos una campaña institucional la semana que viene. ¿Qué te parece hacer un vídeo viral para redes sociales? ¿Presupuesto? ¿Qué presupuesto?”.
  2. Indicación del KPI deseado por un cliente para el año que viene: “Nos gustaría crear una comunidad grande y sólida en Google+ de 10.000 contactos”.
  3. El mismo día que tienes planificado realizar una acción para un cliente en Twitter, utilizando un hashtag para intentar convertirlo en tendencia, One Direction lanza single por sorpresa, Bárcenas publica un “papelito” nuevo y en MYHYV han llegado a las manos.
  4. El director general de la empresa de un cliente quiere, en media hora, que le metas en un documento Word, uno por uno, todos los tuits (aproximadamente 2.000) que se han generado a raíz de un incidente en uno de sus establecimientos.
  5. Ese extraño momento en el que uno de tus clientes te dice: “He soñado contigo…”.

El miedo desde el lado del cliente

  1. Propuesta de tu agencia de social media: “¿Organizamos un hangout con el CEO de la empresa para que los usuarios puedan preguntarle cosas?”.
  2. La agencia creativa propone someter a opinión popular en redes sociales el nuevo cambio de imagen corporativa de la empresa.
  3. El CEO ha visto la imagen de un meme publicada en la página de Facebook de la compañía y ordena retirarlo inmediatamente por ser “una soberana gilipollez”.
  4. Un periodista “amigo” tuitea una opinión desfavorable de la compañía en su cuenta personal de Twitter. El director de Comunicación pide que se le exija al periodista retirar el tuit.
  5. Repentinamente, el community manager se ha puesto enfermo y le dan una baja de un mes.

Seguro que nos dejamos muchos más momentos terribles en el tintero. ¿Te animas a sugerirnos los tuyos? Por cierto: ¡feliz Halloween!

Sara Martín

@_SaraMP_