Demostrar los valores reales de marca es clave en la estrategia de comunicación

Los valores de mis marcas son mis valores: influencers y slow-comm

Si decimos que el marketing de influencers es lo más puntero en la planificación de comunicación digital, no descubrimos nada nuevo. Si decimos que el marketing de influencers necesita un nuevo marco regulatorio, sólo nos sumaríamos a uno de los debates más trillados de 2017. Si te contamos que este tipo de marketing pasará por el filtro de los valores reales de los influencers al más puro estilo de la slow-comm, entraremos en el terreno de lo que será clave en los próximos meses, tal y como hemos contado en nuestras “Tendencias en comunicación y marketing 2018: el instinto frente al algoritmo”.

Sigue leyendo

Las marcas low-cost no pueden empeorar su reputación con crisis de comunicación

Ryanair y la prescindible reputación de marcas low-cost

Michael O’Leary cogió aire, levantó la mirada y pronunció las palabras que cambiarían el curso de la historia: “se quieren demasiado a sí mismos”. El CEO de Ryanair, escándalo archiconocido mediante, hablaba así de sus pilotos en un giro de guión difícilmente imaginable en cuanto a lo que a una gestión de crisis de reputación de marcas se le presupone.

Lo mejor del microcuento es que el bueno de Michael se aventuraba a caminar por este sinuoso sendero justo después de recordar a sus empleados que “si se portan mal, no habrá regalos”, en referencia a las compensaciones prometidas para abordar sus demandas.

Sigue leyendo

El nuevo must de las empresas: la transparencia

La transparencia: un “must” para las compañías

El mundo ha cambiado delante de nuestros ojos. Tras la bonanza económica, donde la burbuja inmobiliaria y empresarial crecía sin control, no nos preocupaba el planeta y vivíamos una crisis de valores, llegó la crisis económica a colocarnos en nuestro sitio, racionalizando de alguna forma nuestra manera de vivir.

Así que, tras la debacle económica que ha costado grandes sacrificios a empresas e individuos, parece que somos más conscientes de nuestro entorno, de la necesidad de cuidarlo e incluso de cuidarnos entre nosotros. Es grato leer estudios como el de la agencia Deep Focus sobre transparencia, que apuntan a que empezamos a consumir con más conciencia y que el 64% de los millennials prefiere comprar productos de compañías con conciencia social frente a productos de lujo. Un respiro que nos permite mantener la esperanza en la humanidad.

Sigue leyendo