Las herramientas que necesitas para gestionar Twitter

Las 17 de herramientas de Twitter que necesitarás tarde o temprano

Hola, soy Troy McClure, me recordarán de otros post como las 10 herramientas de Facebook que te salvarán el culo o las 7 series de comunicación que molan todo”.  Sí, parece que nos van las listas, pero es que nos hemos propuesto crear todo un repositorio de esas herramientas y plataformas que usamos diariamente en nuestro trabajo y que te van a servir en algún momento. Y ahora le toca el turno a las herramientas de Twitter que vas a necesitar tarde o temprano, sobre todo si trabajas con esta red social.

Sigue leyendo

Cómo será Twitter según sus compras

En el mundo de los negocios existen dos formas de desarrollar y hacer avanzar una empresa: mediante crecimiento orgánico y mediante crecimiento inorgánico. Si traducimos ambas expresiones, a lo que nos estamos refiriendo es a que, en el primero de los casos, se puede crecer mediante recursos propios, pero cuando esto no es posible, siempre nos queda el recurso a comprar aquello de lo que carecemos. Twitter, de la que se desconocen sus cifras de facturación pero que no para de ganar cuota de penetración en el mercado, está optando por esta segunda vía desde hace algo más de un año.

Cada vez que los responsables de Twitter sacan la cartera, nos dan pistas no sólo acerca de qué carencias reconoce la empresa que tiene el producto, sino especialmente sobre cuáles serán las próximas mejoras de esta red de microblogging. De hecho, la falta inicial de funciones avanzadas y de una interfaz de usuario poco adaptada al uso profesional de la plataforma, ha permitido que se desarrollaran centenares de iniciativas aprovechando su interfaz de programación (API). Éstas ofrecen a los consumidores herramientas que permiten desde analizar nuestra actividad hasta programar envíos, alargar los textos o generar archivos de tuits.

En los últimos cambios anunciados el año pasado por la red del pajarito, pudieron verse significativas novedades, incluyendo una nueva aplicación móvil más eficiente y limpia, y una sección, “#Descubre”, pensada para animar a encontrar temas y usuarios de interés a los que seguir. ¿Son deudoras estas transformaciones del crecimiento inorgánico experimentado por Twitter en los meses anteriores? Hagamos un repaso para comprobarlo:

– Abril de 2012: adquisición de Tweetie. El fuerte crecimiento del uso del móvil como punto de acceso a redes sociales obligó a Twitter a hacerse con una aplicación cliente que le permitiera generar una experiencia de usuario tan ágil y eficaz como la que ofrecía desde el navegador del PC. Tweetie fue la solución perfecta para llegar a la app que podemos descargarnos hoy para el teléfono móvil, tanto si se trata de sistemas iOS o de Android.

– Mayo de 2011: adquisición de TweetDeck. Una de las grandes críticas que ha recibido Twitter por parte de los usuarios más avanzados, sobre todo aquellos que emplean la plataforma de forma profesional, era la ausencia de una interfaz que permitiera organizar de manera más práctica las listas de seguidores y la monitorización. Hootsuite y TweetDeck se estaban llevando el gato al agua en este terreno, así que Twitter se decidió por la segunda, que requiere la descarga de una aplicación para el escritorio si queremos disfrutarla. Por ahora, TweetDeck ya ha sufrido un importante cambio de imagen que también ha supuesto una simplificación de funciones. ¿Será lo próximo una nueva interfaz de Twitter que permita gestionar columnas múltiples en pantalla y publicar de forma simultánea en otras redes sociales? No es descartable.

– Julio de 2011: adquisición de BackType. Con BackType, Twitter obtenía dos destacadas habilidades: la capacidad analítica y la posibilidad de recuperar los tuits en los que se compartiera un determinado enlace (mediante BackTweets). Por ahora, la analítica se reduce a los anunciantes, y posiblemente a los que puedan pagar los 25.000 dólares que parece que costarán las nuevas páginas de empresa.

– Septiembre de 2011: adquisición de Julpan. Aunque menos conocida que las anteriores, Julpan era una empresa dedicada al análisis de la actividad de los usuarios de Twitter. Su punto fuerte era su capacidad para descubrir cómo se comparten y difunden las historias… algo muy similar a lo que podemos encontrar ahora en “#Descubre”. Si hay que apostar por una tendencia, ésa es la de la transformación de Twitter en una plataforma de información. De ahí su actual frase de bienvenida: “Descubre lo que está pasando ahora, con las personas y grupos que te interesan”.

– Enero de 2012: adquisición de Dasient.  Otro de los puntos débiles de Twitter era el de la seguridad. Existen diferentes formas de perjudicar a un usuario de la red, como animarlo a autorizar a una aplicación de terceros a utilizar su cuenta para terminar enviar spam desde su perfil, hasta utilizar menciones a usuarios desde perfiles no identificados que comparten enlaces a sitios maliciosos. Dasient es una empresa dedicada a ofrecer servicios contra programas de este tipo. Eso nos invita a pensar que, en breve, Twitter ofrecerá algún elemento de seguridad activa y no pasiva, como sucede ahora con la posibilidad de denunciar como spammers a otros usuarios.

– Enero de 2012: adquisición de Summify. Este servicio se había convertido, posiblemente, en el más popular, junto a paper.li, en el resumen de noticias destacadas en Twitter. Summify buceaba en la actividad de tu “timeline” para ofrecerte, diariamente en tu buzón de correo, aquellas noticias más destacadas compartidas por tus contactos. Después de habernos quedado sin la opción de sindicar búsquedas por RSS de forma nativa en Twitter (aunque podamos solventar el problema con un sencillo truco), ¿será esto una señal de que la red planea una nueva función más creativa al respecto? Apuesto a que así será.

Si desarrollas soluciones mediante la API de Twitter, permanece atento al timbre de la puerta. Puede que la próxima llamada sea de Twitter.

 

Carlos Molina

@molinaguerrero

Cambios en el mundo Twitter: ¡Y el pajarito voló!

Ahora que por fin nos hicimos a la idea de los últimos cambios de Facebook y de que hemos interiorizado aquello del teletipo y el timeline, parece que Twitter también tiene algo nuevo que decir a sus usuarios. ¡Agárrense que vienen curvas no aptas para nostálgicos!

Un amigo, ajeno a la profesión, me ponía ayer en un aprieto con la siguiente consulta (cuasi trabalenguas): “si Google es el nuevo Microsoft, Facebook es el nuevo Google, Twitter el nuevo Facebook… ¿quién es el nuevo Twitter?”. Yo tampoco lo sé, pero todos sabemos que soy muy osada y me gusta “eso de observar y vaticinar”, así que hoy quiero contaros mis impresiones y repasar con vosotros algunos puntos relacionados con el rediseño web y móvil con el que Twitter nos sorprende estos días:

  • Aún no está disponible para todos los usuarios: la tweetsfera está revolucionada y el poder del boca-oreja puede hacerte pensar que verás los cambios nada más entrar en tu cuenta. Sin embargo, Twitter todavía no ha lanzando el diseño oficial. Si no puedes esperar y tienes un dispositivo con iOS o Android, tienes la opción de adelantarte y descargar la nueva versión de la aplicación de Twitter para estos sistemas operativos. Si te identificas  en tu cuenta desde el dispositivo, al cabo de un rato, tendrás acceso al nuevo diseño de la versión web desde tu ordenador.

  • “Home”, “Connect” y “Discover”: el nuevo Twitter se estructura sobre estas tres secciones destacadas en la página principal de cada usuario, que se verán de forma idéntica desde cualquier dispositivo. Desde “home” veremos, a la derecha, los tweets y, a la izquierda, el espacio para twittear, junto con el avatar. “Connect” recogerá todas las menciones, retweets, favoritos, etc. que el usuario reciba. Por su parte, “Discover” servirá para recomendarnos y ayudarnos a encontrar no sólo usuarios con perfiles o intereses semejantes a los nuestros, sino también contenidos de nuestro interés, basados en ítems como tu localización, el tipo de conversaciones que mantenemos y los usuarios a los que seguimos.
  • Versión web de TweetDeck: el popular gestor de perfiles que hace poco había sido adquirido por Twitter, también llega con energías renovadas, aunque la versión web sólo está disponible para usuarios de Chrome o Safari y no cuenta con alguna de las funcionalidades a las que la versión para escritorio nos tiene acostumbrados. Por ejemplo, no es posible gestionar las listas desde el cliente, no se pueden utilizar acortadores de URL personalizados y tampoco es posible actualizar redes sociales como Linkedin o Foursquare (aunque –¿curiosamente?– Facebook sí sobrevive). Pero podemos alegrarnos de que la versión web nos ofrece la posibilidad de programar tweets a determinadas horas.
  • Las “brand pages” ya están aquí (aunque no está claro si serán gratuitas): Twitter ha anunciado la puesta en marcha de “páginas para empresas” con características adicionales. Si lo prometido es deuda, muy pronto las marcas podrán customizar el encabezado y diseño de sus páginas y colocar en ellas un banner o pre-configurar un tweet determinado en la parte superior del timeline, para que sea siempre visible y no se pierda en el maremagnum de actualizaciones. Por el momento, estos perfiles están disponibles solamente para un grupo reducido de grandes empresas, como HP o McDonalds, pero, siguiendo la estela de redes sociales como Facebook o Google Plus, se espera que se amplíe el círculo, progresivamente, a todas las marcas.

Dejando a un margen las páginas de empresas –que también–, se supone que los cambios persiguen una misma motivación: facilitar la navegación de los usuarios. A partir de ahora, con un clic se podrá desplegar la actividad asociada a cada uno de los tweets, ya sea en forma de conversaciones o de vídeos y fotos. “Bien, vale….”. Pero yo me pregunto: ¿visualizar los elementos multimedia de un vistazo no nos hace perder, en parte, la naturaleza textual de la herramienta, acercándola más a un “muro de Facebook”?

 

En palabras de Jack Dorsey, cofundador de Twitter “estamos centrando los esfuerzos en que la platafoma pueda llegar a cada persona del planeta”. ¡Ah! ¿Pero no era Twitter “otra cosa”?  ¿No era el espacio para las micro-conversaciones y la segmentación vertical? ¿Es necesario acercarse tanto a una red social “mass media” para encarar el futuro?

A medida que los cambios se vayan implantando, tendremos ocasión de ver cómo responden los usuarios, que es en el punto en el que verdaderamente Twitter se juega la partida. Yo también comulgo con el tópico de “renovarse o morir” y me alegro de la llegada de las páginas de empresa. Pero, ojo y cuidado, no nos desvirtualicemos para encarar el futuro…

Si has llegado al final de estas líneas, no hay otra: estoy segura de que eres usuario de Twitter, así que me encantaría que compartieses tus impresiones conmigo. ¿Ya has probado la nueva versión? ¿Qué te ha parecido? Let´s fly together!

Laura María Vázquez
@lauramaria_vaz

A.Plus: Ashton Kutcher lanza su gestor de Twitter

Nos duele la boca de mencionar a Ashton Kutcher como una de las celebrities que más audiencia arrastran en Twitter. ¿Y cuál es el próximo paso? Pues que el Sr. Kutcher lanza junto a Ubermedia (responsables de Ubersocial, Echofon o Twitdroid) su propio gestor de cuentas Twitter. Su nombre es A.Plus y a continuación te damos algunas de las claves de su funcionamiento:

¿Qué debo saber?

  • Al igual que otros como Tweetdeck, también funciona bajo Adobe Air, en cualquier caso cuenta con versiones tanto para sistemas operativos Windows como para Mac.
  • Como claramente indica la aplicación al instalarla, cuando la utilizas permites: que accedan a tus mensajes privados, que publique tweets en tu nombre, ver a quién sigues o leer los tweets de tu cronología… ¿Dónde está el límite de acceso privado para el usuario? No te alteres aún, al menos no podrá cambiar la contraseña…
  • Cuenta con un panel de visualización estándar con tres áreas: canales, timeline y previsualización. La extensión de todos ellos se puede personalizar. Los canales son una selección realizada por el bueno de Kutcher si lo que queremos es seguirle la pista, fácilmente prescindible si ya estás iniciad@ en Twitter.
  • La previsualización funciona como si de una ventana de navegador se tratara, por ejemplo, con las URLs cortas que contienen los tweets o las conversaciones entre usuarios.

¿Qué tal funciona?

  • Si eres un/a usuari@ intensivo puede que percibas algo de ralentización durante la gestión. De hecho, durante la ejecución no te extrañe que sea el programa que más recursos de tu equipo consuma, superando por ejemplo a las decenas ventanas del navegador o a un software de tratamiento de imágenes.
  • Exceptuando la útil área de previsualización, no aporta al menos de momento ninguna funcionalidad que no se haya visto en anteriores aplicaciones.
  • En cualquier caso, siempre es agradecido que haya nuevas iniciativas.

Javier López

@javilv